SUPER VINTAGE – Shining Light (2020) Review

Cuando decidí realizar una reseña sobre este disco pensé en explicar cosas sobre el sello Grooveyard records, básicamente puedo decir que Grooveyard es un sello especializado en blues rock, de vez en cuanto aparece en su catalogo algún disco que sale de la tónica habitual de sus ediciones pero no es lo más común. Bien, entremos en materia Super Vintage nos ofrecen «Shining Light», su quinto trabajo en el sello Grooveyard.

Super Vintage es un proyecto del guitarra griego Stavros Papadopulos, os preguntareis si un señor griego con ese apellido toca la guitarra con destreza y os contesto que lo hace de forma impecable. Stavros es un guitarra excepcional, canta muy bien y es un autentico maestro con la guitarra dominando todos los palos del estilo de forma más que sobrada. Blues rock con aires sureños desde Grecia, algo impensable hace años, pero si bien es cierto que el país heleno nos lleva ofreciendo bandas y artistas muy interesantes desde hace tiempo, no solo Vangelis o Demis Roussos proviene de allí también hay artistas muy interesantes como es el caso de Elias Zaikos, Socrates Drank The Conium o bandas más actuales como Wild Rose y Sakis Dovolis Trio por citar algunos.

Papadopoulos firmó con Grooveyard y ha publicado varios proyectos con el sello entre los que se encuentran Revolution Highway, Freerock Saints, un tributo a Rory Gallagher o su banda madre Super Vintage que proviene de su primer proyecto llamado Hush´n Rush.

Entremos en materia, hablemos de Shining Light, viendo la portada no puedes hacer otra cosa que recordar el logo de Lone Wolf Productions, la productora de ZZ Top. Escuchando las canciones te queda claro que si fuese una banda norteamericana no sería de extrañar. Un sonido contundente con una base rítmica bluesy, guitarras punzantes, buenas slide, una voz cazallosa y ese aire potente pero melódico interpretado con sumo gusto y maestría. Chris Lagios a la batería, Jim Moralis al bajo y Panagiotis Zabourlis a la guitarra rítmica acompañan a Papadopoulos quien se encarga de todo lo demás incluida la producción del disco, el resultado es más que notable consiguiendo un sonido excelente.

Entre los temas es difícil elegir alguno en concreto, a veces encontramos momentos que recuerda a Outlaws como es el caso de «Take A Ride» con una bonita entrada con coros y un estribillo pegadizo adorando por un excelente trabajo de guitarras. «Southern Son» podría estar incluida en cualquier disco de Lynyrd Skynyrd por la manera de tratar la composición e incluso por la forma de cantar de Stavros. «Birds On A Wire» tiene un riff muy contundente y es realmente un tema de esos que te gustaría disfrutar recorriendo una de esas interminables autopistas americanas. Muy bonita es «Shining Light» con un sonido acústico que se entrelaza con feroces guitarras eléctricas. En «Too Long» la voz tiene matices que recuerdan al desparecido Charlie Daniels, un tema más country rock con un fantástico solo de acústica. «Lone Star Rider» es un tema muy directo con un potente riff, rápido y bien conducido por las guitarras. La final «Brothers» vuelve a ser más country rock que southern pero tiene un regusto que me recuerda mucho a lo que hacían Poco. En fin el disco tiene canciones muy variadas e interesantes que si sois seguidores del estilo sureño os van a encantar, olvidad que no son americanos, oídlo con la mente abierta y disfrutad de esta magnifica banda liderada por uno de los mejores guitarras de la escudería Grooveyard.

Alex Lee Rush

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.