RED N’ REBEL – One Last Chance (2020) Review

Tras una demo grabada en directo y EP publicado en 2016, la banda Red n’ Rebel por fin ve editado su primer disco de larga duración, titulado “One Last Chance”.

La banda está formada por el vocalista Angel Jaraiz (Jay), Wolf Coleman a la guitarra, Raúl Martín al bajo y José Contreras a la batería.

El disco ha sido grabado en un pequeño estudio de grabación por el técnico L’Antonie en Olesa de Monserrat y producido por Will Maya, consiguiendo un sonido realmente sorprendente.

Red n’ Rebel practica un rock and roll clásico, heredado del blues, con toques sureños y muy cercanos al rock duro en algunos temas.

La canción que da título al disco “One Last Chance” es la encargada de darnos la bienvenida  con una breve y suave a introducción a piano que da paso a un hard rock, de corte absolutamente americano, con constantes cambios de tempo y rebosante de pequeños matices que no hacen sino enriquecer aún más un gran tema.

En “Rocksound” encontramos cierta influencia de los Stones, mientras “At the Crossroads” es un tema de rock duro, claramente más cercano al blues, cuyos coros, harmónica y palmas finales te llevan irremediablemente a sentirte en cualquier polvoriento camino del sur de Estados Unidos, descansando de un largo viaje.

“Scars” es una gran muestra de rock sureño, con un fabuloso trabajo de guitarra y “Absense” tema más largo del álbum con sus algo más de seis minutos, es un medio tiempo que incluye matices orientales en un desarrollo cercano a la psicodelia, para endurecer su propuesta en su último tercio y finalizar como comenzó. Espectacular.

Una harmónica nos lleva de nuevo a cualquier paraje perdido de Estados Unidos, en la que me puedo imaginar sentado sobre una piedra del camino, sin prisa, bajo un cielo estrellado, dejándome llevar por otro gran tema, como es “God Bless” y sus fantásticos coros.

Con “Should Be a Law”  regresamos al hard rock, con un órgano muy presente y en “So Alone” simplemente hay que quitarse el sombrero ante el tremendo trabajo en las guitarras de Wolf Coleman. Lo que hace el guitarrista en esta canción es sensacional, sin desmerecer al resto de la banda, que hace una fabulosa labor en todo el disco, pero es que en este tema concreto el protagonismo absoluto es de la guitarra. Y qué maravilla.

Dos temas nos separan del final de este gran álbum. “Roots”, con su rock sureño, quizá no tan marcado como en  el ya comentado “Scars” y el acústico “Family First” que finaliza esta sorprendente obra con esa atmósfera que engloba todo el trabajo y que deja con ganas de volver a disfrutarlo una vez más.

Debo reconocer que este ha sido mi primer contacto con la banda Red n’ Rebel y cómo me alegro de que este disco haya llegado a mis oídos para poder escribir esta humilde reseña. Quizá entre tantos lanzamientos me hubiera pasado desapercibido lo que, desde luego, una vez escuchado, sería imperdonable. 

Red n’ Rebel publican su primer larga duración y nos dan una auténtica lección de buena música, con un disco absolutamente recomendado. Es más, voy a ponerlo otra vez; me apetece disfrutar de una cálida noche, tumbado bajo las estrellas de cualquier pueblo perdido de Estados Unidos.

Daniel Arriero

 

Comments are closed.