JORGE SALÁN – El Cielo Es Lodo (2021) Crítica

A través de A New Label, recibimos hace unas semanas el nuevo disco del gran guitarrista Jorge Salán, titulado “El cielo es Lodo”. Esta nueva obra ha sido grabada en The Utopian Sea Studios de Madrid y masterizada por Dirk Schlächter.

En la grabación han participado, además del propio Jorge Salán, que se ha encargado de las guitarras, voces y bajo, Pau Álvarez a los teclados, mientras que las baterías han corrido a cargo de Pablo Romero y José Pereira.

El disco abre con potencia y calidad desde el primer momento. El tema que da título al álbum “El Cielo es Lodo”, cuenta con la colaboración en la letra de Kutxi Romero. Qué decir del solo de guitarra. Simplemente espectacular. Virtuosismo, sí, pero con sentido.

“Has Matado el Rock”, con base rítmica más cortante y pesada, más melódica en la parte vocal, tiene un gran estribillo y un mayor protagonismo de Pau Álvarez, uno de mis teclistas favoritos. Siempre es garantía de elegancia.

En el tercer tema, “Patrulla”, podemos disfrutar de la adaptación, por parte de Chema Salán, de un texto del reconocido escritor y periodista Manuel Vicent, texto que en el libreto podemos disfrutar en su forma original. De nuevo gran tema, con una base rítmica magnífica, como no puede ser de otra forma, un maravilloso trabajo de guitarras y el sonido clásico del Hammond, tal y como sucede también en la siguiente canción, “Terrateniente”, aunque algo más lenta esta última.

Unos primeros compases en las que bajo y batería nos introducen en “Entre las 2 y las 22”, son suficientes para darnos cuenta de que estamos ante un grandísimo tema. Distinto a todo lo que hemos escuchado hasta este momento. Algo más actual y fresco, sin perder el clasicismo.

“Todos somos Dios”, primer adelanto, de curiosa letra con referencias a John Lennon, The Doors, Lou Reed y Bob Dylan en su estribillo, es una canción más cercana al heavy metal, con guitarras distorsionadas y base rítmica más contundente.

En este disco hay espacio para todo. Se introducen los matices progresivos en “Disidentes” antes de llegar a uno de mis momentos favoritos del disco. “Almohada” cuenta de nuevo con la adaptación de un texto de Manuel Vicent. Balada acústica, preciosista, elegante, minimalista. Si tenéis la posibilidad, recomiendo encarecidamente leer el texto original del Manuel Vicent que, de nuevo, se acompaña en el libreto. Sublime.

Sin perder la melodía, “La Prisión”,  es un tema de rock suave, accesible al gran público, con unas guitarras excepcionales.

El disco finaliza con una curiosa versión de “Pueblos del Mundo ¡Extinguíos!” de la banda Siniestro Total, en la que colabora Miguel Costas, que creo que ha sido un acierto dejarla para el final, casi a modo de bonus track, no porque no me guste, sino porque quizá contrasta demasiado con el resto del conjunto.

Jorge Salán regresa con “El Cielo es Lodo”, ya su decimotercera referencia discográfica en solitario. Disco muy completo y sin altibajos que se convierte, para un servidor, en uno de sus mejores trabajos.

Daniel Arriero

 

 

Comments are closed.