GUNS N’ ROSES – Use your Illusion I & II (1991) Classics Review

Si el Appetite for Destruction es el primer amor adolescente que te roba el corazón durante muchos años, para mi los Use your Illusion son la mujer perfecta con la que te casas y estás todas la vida feliz. Cuando tuve la suerte de poder ir a vivir 3 años a Japón, me llevé una pequeñísima colección de CDs, con la idea de comprar allí muchas ediciones especiales de grandes clásicos y novedades. Los 2 “Use your Illusion” entraron en esa selectísima lista. Mi gran amigo Roder, que fue quien me introdujo en este mundillo, me preguntó acertadamente “¿no te has llevado el “Appetite…”? Y la verdad, es que el cuerpo me pidió llevarme la majestuosa obra doble, en vez del apabullante disco debut.

Cumplen 29 años estas obras maestras y me lanzo a escribir unas líneas sobre ellos, para rendirles un pequeño y humilde homenaje para agradecerles los cientos o miles de horas que les he dedicado. Porque en 1991, cuando te gastabas las pesetas en un disco, era para reventarlo en tu cadena musical las veces que hiciera falta. Si alguien está esperando que me vaya a lanzar a un detalle pormenorizado de cada uno de los 30 temas que componen estas obras, mejor que deje de leer ya y busque en otro lado. Yo voy a escribir de las sensaciones y emociones que estos dos discos me han proporcionado en estos 29 años.

Toda la energía, la rabia, la rebeldía y la imagen, que me habían conquistado unos años antes, seguían intactas y hasta renovadas en muchos de los temas, como los trallazos  “Right next door to hell”, “Perfect Crime”, “Garden of Eden”, que subían las revoluciones y el tempo, convirtiéndose, quizás, en los temas más cañeros de su carrera. Y qué decir del veneno que escupían por la boca en “Get in the ring” contra los medios musicales de la época que les habían atacado. Cambia los nombres de todos los periodistas que mencionan y pon los de los políticos y “gente de bien” que nos han estado robando tantos años y tienes una canción de máxima actualidad. Por Dio… la de veces que me habré desgañitado con este tema y habré soltado toda mi rabia interior. ¡Pura terapia musical!

Pero estos “Use your Illusion” tenían mucha más miga y profundidad. La trilogía de baladas y vídeos de “Don’t cry”, “November Rain” y “Estranged”, creo que no tiene comparación en la historia de la música. Así lo veo yo… Heavys, rockeros, pijos y hasta los padres de todos ellos alucinaron con el majestuoso vídeo de “November Rain”. Las más de 1430 millones de visitas en YouTube creo que hablan por si solas. Pero es que en el momento en que Slash se sube con su Gibson y su camisa de cuadros al piano de Axl para encarar el final apoteósico de la canción, los cielos se abren y todo el mundo cae rendido a los pies de una canción irrepetible. Por no hablar de Slash saliendo de los mares para tocar un nuevo inspiradísimo solo en “Estranged”. Creo que sólo Michael Jackson era capaz de hacer vídeos tan impactantes en aquella época.

Posiblemente fueron esas 3 baladas, las que convirtieron a los GUNS en el grupo más grande del rock del momento y en auténticas súper estrellas de la música en general. Pero seguían manteniendo todo su potencial rockero y macarra de antes, y además lo aderezaron con diversos elementos, como la maravillosa armónica y saxofón tocados por el gran Michael Monroe, en la imprescindible “Bad obsession”, los pianos en la mencionadas baladas y en general la mayor profundidad musical que les dieron la entrada de Matt Sorum a la batería (si, no tenía el pelo y la sonrisa de Steven Adler, pero tocaba mejor) y Dizzy Reed a los teclados.

Otro punto fuerte respecto a sus 2 obras anteriores fue la inclusión de otras voces solistas, como las de Izzy, quien puso su voz en algunos de los mejores cortes de los discos, como “Double Talkin’ Jive” (mi favorita del I), “Dust N’ Bones” y “14 years”, todos temas con un Groove espectacular. Hasta Duff se atrevió a cantar en “So fine”, rindiendo su personal homenaje a Johnny Thunders. Los coros del malogrado Shanon Hoon suenan a gloria y como guinda, la fantástica colaboración del gran Alice Cooper en otro de los mejores temas de los discos, “The Garden”, dónde le da un toque malicioso a un tema que se retuerce sobre sí mismo, como una mala resaca.

Me hace mucha gracia cuando leo en otros medios generalistas, las típicas listas de los mejores grupos de heavy metal de la historia, y veo que meten a LED ZEPPELIN, DEEP PURPLE, KISS… pero explícitamente no meten a GUNS N’ ROSES, porque dicen que esos son rock. Sin palabras. Entiendo que no han escuchado el inicio de “Right next door to hell”, los contundentes riffs de “Locomotive”, las salvajes “Shotgun Blues” y “Back off bitch”, o la archiconocida “You could be mine”. Se ve que las otras bandas mencionadas eran más heavys.

En 2,5 horas de música y 30 canciones, es complicado no encontrar algún punto “flojo”. En mi opinión, la versión de “Don’t cry” con las letras cambiadas, no aporta nada. Y luego “My world”… pues bueno, ya sabéis. Diría en su defensa que fue algo pionera o reivindicativa del metal industrial que daba sus primeros pasos en firme a finales de los 80 e inicios de los 90. Hay quien dice, que eligiendo los mejores temas de cada álbum, hubiera salido uno tan bueno como el “Appetite for Destruction”. Yo no estoy de acuerdo, creo que menos esas 2 canciones, ¡aquí no sobra nada!

Aunque las versiones no suelan mejorar las canciones originales, lo cierto es que “Live and let die”, con su efectiva sección de metales  y sobre todo “Knockin’ on heavens door”, sinceramente creo que lo hacen. La versión que hicieron de esta última en el concierto en Wembley, homenaje a Freddy Mercury, creo que demuestra que eran la banda más grande del momento. Interpretación épica, para un concierto inolvidable. Cómo épicas son también “Breakdown” (mi favorita del II), la famosísima “Civil War” o los 10 minutos de “Coma”, otra pieza apreciadísima por los fans. La inclusión de temas que rondaban los 8-10 minutos, era un claro ejemplo de que se arriesgaban con todo… y salían vencedores siempre.

Releo lo que he escrito casi del tirón mientras “Bad apples” me hace mover el cuerpo con su ritmo y su cadencia irresistible, y me doy cuenta de que no he mencionado algunos de mis cortes favoritos del disco como la emocionante “Yesterdays” (el vídeo me pone la carne de gallina una y otra vez), “Pretty tied up” (con su sonido 100% heredero del Appetite) o una de las favoritas de muchos, la gran “Dead horse”, con la acústica de Axl al inicio. Que me lo perdonen, pero ya me he extendido de más.

Cuando has debutado con uno de los mejores discos de la historia, todo lo que hagas después siempre será comparado y minusvalorado. Pero para mi, los “Use your Illusion” son unas obras más completas aún si cabe, porque añadieron a su propuesta original, todos los elementos que hacen que el Hard Rock sea todo lo polivalente que es. Esto es un cóctel de macarrismo, emoción, épica, rabia, diversión y pasión. Solo una banda del nivel de GUNS N’ ROSES podían grabar unos discos así. Por eso siguen siendo la banda más grande ROCK en mi opinión. Si, a pesar del carácter de Axl.

Por cierto, yo soy más del I…

Palabra de Metalson


RATE/NOTA: 10/10

Iñigo Metalson (The Lux Team)

 

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.