DARK TRANQUILLITY – Moment (2020) Review

“Dark Tranquillity: la eterna propuesta segura de evolución, la incansable búsqueda de matices diferentes, la que nunca pierde su identidad.”

INTRODUCCIÓN:

¿Una de las bandas más infravaloradas del Metal? Probablemente lo sea, porque, rotundamente para mí, es la mejor banda de Death Melódico Sueco de la historia, un peldaño más arriba que sus compañeros In Flames o Arch Enemy, y que no disfruta de ese éxito popular que sí tienen estas dos, pero que lejos de ser un problema es más algo beneficioso para los que somos fans de la banda. La libera de cualquier tipo de atadura y la centra solo en buscar que cada disco sea diferente, demostrar que sus ideas son incomparables y que no tienen techo. 

Formados en la gran cuna del Death Melódico, en Gotemburgo compartiendo vida con In Flames, de hecho hasta intercambiándose vocalistas en 1993: Mikael Stanne que formaba parte de In Flames pasaría a Dark Tranquillity después de grabar “Lunar Strain”, y Anders Friden haría lo contrario después de grabar “Skydancer” con DT.

A partir de ahí, las dos bandas junto con At The Gates, elaboraron un estilo de Death muy marcado, que recibiría el nombre de su ciudad natal, y que influiría a otras bandas notablemente en los años posteriores.

Más de 20 años ofreciendo una discografía sin ningún altibajo, siempre en constante evolución, buscando sonidos diferentes. La gran prueba de ello es su disco “Projector”, una maravilla que sentó las bases de lo que ahora conocemos como MeloDeath o Metalcore. ¿Quién llevó a su máxima expresión el cantar guturalmente y después limpiar la voz en los estribillos? Pues al Caesar lo que es del Caesar: Dark Tranquillity. Hasta ese punto de innovación llegaron los suecos.

Una vida marcada por etapas muy características: Desde sus inicios con “Skydancer” piedra angular del nacimiento del Death Melódico Sueco. “The Gallery” o “The Mind´s I”, referentes clásicos absolutos del género. “Projector” o “Haven” en la que la innovación de los teclados les acompaña hasta hoy. “Damage Done” con vuelta a sus sonidos más clásicos pero con más melodía que nunca, mi preferido de la banda. “Character” siendo más agresivo, “Fiction” devolviéndonos al “Projector” pero con la innovación del camino ya marcado. “We are the void” de vuelta a la agresividad. “Construct” navegando en lo progresivo, y “Atoma” con su tremenda complejidad y sus matices nórdicos más presentes. 

¿Qué nos vamos a encontrar en “Moment”? La continuación lógica de “Atoma” pero, de nuevo, dando un paso más allá.


NUDO:

Lo primero que hay que decir de “Moment” es que como buen disco, no es fácil de asimilar en la primera escucha, al igual que “Atoma”. Requiere de abrir la mente, centrarnos en lo que nos proponen y dejarnos guiar.

En la primera escucha piensas: “Es su disco más oscuro, el que más matices nórdicos tiene, y quizás algo lento rozando por momentos el Metal Gótico”.

En la segunda escucha piensas: “Que cosas tan guapas hacen en esta y otra canción, que maravilla, ya no me parece tan lento oye”.

En la tercera: “Madre mía las canciones que se han cascado y que bien ordenadas están en el disco, que sensación de estar ante un enorme trabajo cargado de una musicalidad que roza la perfección”.

Y en la cuarta ya: “Lo han vuelto a hacer, pero ¿cómo pueden siempre innovar tanto sin perder su identidad? ¿Cómo puede ser tan jodidamente buenos?

Pues ahí está, con cada nueva escucha el disco gana más y más, como los buenos discos. Complejo pero siempre en beneficio de la canción, sin florituras y a la vez cargado de matices. Que las guitarras y el teclado no tienen que sobresalir, pues no sobresalen. Que la batería tiene que hacer lo mínimo para la canción, pues se hace. Que Stanne tiene que cantar como los ángeles y los demonios, pues se canta…si es que no tienen problema, son genios, da igual los cambios de formación que haya o deje de haber, Dark Tranquillity no pierde su seña. 

Para este disco, la formación es de auténtico lujo: como siempre Mikael Stanne desmostrando que en profunidad de voz gutural no le gana nadie (cualquiera que los haya visto en directo puede corroborarlo). Martin Brandström a los teclados y sintetizadores da una lección de humildad encargándose más en este disco de lo ambiental que en la melodía solista y haciendo las labores de una producción que es impecable. Chris Amott (hermano de Michael Amott de Arch Enemy) a las guitarras después de abandonar su banda madre. Johan Reinholdz también debutando junto a Chris en las guitarras aporta el complemento perfecto. Anders Iwers (hermano de Peter Iwers de In Flames) prosperando en el bajo desde hace 5 años ya. Y Anders Jivarp a la batería, único miembro desde los inicios de Dark Tranquillity que todavía perdura.

No voy a entrar en detalles de cada uno de ellos en el disco, porque con Dark Tranquillity siempre me pasa que hay que verlo como un “todo”, que cada miembro está perfectamente unido a los otros y que coexisten de una manera tan natural que resulta abrumadora. Había quienes pensaban que la marcha de Niklas Sundin pudiera afectar a “Moment”, pues yo tenía claro que “NO” por el hecho descrito anteriormente: Dark Tranquillity está muy por encima de cualquier miembro y eso hace a la banda totalmente única.

Abren con “Phantom Days”, una canción 100% DT, con esa melodía de guitarras envolvente y con una agresividad en voces y en instrumentos típica de un disco como “Damage Done”. Carta de presentación: Tiene todo lo que se les pudiera pedir, la parte de los solos increiblemente melodiosa, pudiéramos estar ante el disco con los solos de guitarra más bonitos de su discografía, no quiero decir los más elaborados sino los más bonitos.

“Transient” sigue demostrando que estos tíos no bajan el nivel de calidad nunca. Una de mis favoritas del disco, pero repito que hay que contemplarlo como un “Todo”. El estribillo es memorable, cuanto más lo oigo más perplejo me deja lo que me transmite. Absolutamente bestial. La ambientación es tan maravillosa que a veces da hasta reparo de lo buena que es, tónica fundamental de este disco que es el paso más importante y más allá de su anterior “Atoma”.

“Identical to None” es una bofetada en la cara, con unos riffs de guitarra marcadísimos, y una batería y un bajo demostrando la solidez que le hace falta a la canción. Justo la que le hace falta, nada más. La experiencia es un grado y andan sobrados de ella. Nos presentan el mejor Death Melódico que se puede hacer en la actualidad, así de claro.

La emotiva “The Dark Unbroken” pone ese toque helador del que hacen gala en “Moment”. Donde Stanne nos muestra por primera vez su voz cristalina en este disco. Es increíble lo que mejora esta canción con cada escucha, con unos teclados y sintetizadores perfectos para dar esa sensación de melancolía. Mama de “Atoma” por todos lados. Sensacional.

“Remain The Unknown” nos relaja y nos hace discurrir por unos pasajes únicos que tan bien nos unen esas notas del puente y del estribillo. ¿Una balada con estrofas de voz limpia que cuando llegan al estribillo se encrudecen? Que las voces guturales en esta canción profundicen más sentimiento que las limpias es otra muestra de la originalidad de los suecos. 

“Standstill” es una canción soberbia con otro estribillo memorable. Nos hace recordar a los tiempos de la experimentación de “Projector”. Lo de las guitarras aquí es para estudiar, qué maravilla, es que de verdad, son tan perfectas para la canción… El trabajo de producción de Brandström se hace patente en la manera en que ha encajado todo en dicha canción. No se puede elegir mejor.

“Ego Deception” navega por los mares más peligrosos del Death, con una voz absolutamente desgarradora que después da pie a una progresión magnífica en el estribillo. 

“A Drawn Out Exist” tiene una sonoridad decadente, de putrefacción, como si estuvieses en un pozo lleno de fango y oscuridad del que no puedes salir. Y en la que vuelve a dividirte el disco en mil pedazos, en trozos que tienes que completar como si de un puzzle se tratase. Es su nota discordante, la que disipa cualquier duda de estancamiento.

Tomamos aire y afrontamos la recta final del disco con otra canción heredera de “Atoma”: “Eyes Of The World”, en la que la parte intermedia es de una brillantez absoluta. Melancólica y fría…el hielo empieza a hacer escarcha en los pulmones.

“Failstate” puede ser la mejor canción del album. De estructura de esa escuela “Gotemburgo” que ellos mismos se encargaron de crear. Reminiscencias de ese discazo que fue “Character” y donde Stanne propone un desgarro debastador. Imposible no menear la cabeza con ese estribillo pegadizo a más no poder. 

La sigue “Empires Lost To Time”, otra de las mejores. Y en esta lo del trabajo de las guitarras merece una mención aparte. El solo de guitarra es una absoluta barbarie, no hay otro adjetivo: himnótico. Ante una cosa así es imposible no caer rendido a los pies de los suecos, ¡maravillosa!

“In Truth Divided” nos devuelve a los Dark Tranquillity más experimentales, quizás hasta con marcada influencia de Depeche Mode, nocturnos y melancólicos. Ella pone el punto y final a “Moment”, a una obra maestra desde el minuto 1 hasta el final.

 

DESENLACE:

Dark Tranquillity: la eterna propuesta segura de evolución, la incansable búsqueda de matices diferentes, la que nunca pierde su identidad. Otra vez lo han vuelto a hacer, otro disco variadísimo y diferente que reúne lo mejor de cada miembro, y que la canción está por encima de cualquier otra cosa, siempre trabajando para ofrecer lo mejor sin desvariar. 

4 años después y un arduo trabajo de más de 130 días en el estudio dan como resultado “Moment”, la continuación lógica de “Atoma”, una delicia musical oscura, de frío nórdico que incomprensiblemente calienta más con cada escucha, que te adentra en su mundo y te hace experimentar un detalle cada vez. 

Es mi banda favorita junto con los siempre Helloween, pero que sea mi TOP1  no es un impedimento para disfrutar objetivamente de lo que “Moment” es: el mejor disco que un servidor ha escuchado este año. 10/10 

Y van 14…


RATE/NOTA: 10/10

 

Samu Bodom (The Lux Team)

 

 

 

 

 

TRACKLIST:

  • 01. Phantom Days
  • 02. Transient 
  • 03. Identical to None 
  • 04. The Dark Unbroken 
  • 05. Remain in the Unknown 
  • 06. Standstill 
  • 07. Ego Deception 
  • 08. A Drawn Out Exit 
  • 09. Eyes of the World 
  • 10. Failstate 
  • 11. Empires Lost to Time 
  • 12. In Truth Divided

Comments are closed.