BROTHERHOOD OF WOLVES – B.O.W (2021) Review

Nos encontramos con una nueva banda, un nuevo proyecto creado por músicos con un camino ya pateado en esto del rock, músicos que han colaborado con  Ken Hensley, el desaparecido mítico músico líder de Uriah Heep durante un largo tiempo , luego teclista de los norteamericanos Blackfoot y que en los últimos años mantenía una carrera en solitario al tiempo que lideraba Live Fire con músicos escandinavos.

Pero vamos al grano, el tema es que Tomas López es un gran batería y productor que lleva años trabajando en esto del rock, esto se ha traducido en la creación de este monumental proyecto llamado Brotherhood Of Wolves donde ha integrado a músicos habituales de sus sesiones con Hensley al tiempo que se han agregado nuevos integrantes para dar forma a BOW como el cantante mexicano Marco May, el guitarra Rob Wolf, Izzy Cueto a la guitarra solista, Omar Martínez en los teclados, Moisés Cerezo al bajo y la colaboración del autor de los textos del último disco de Ken Hensley, el escritor Vladimir Emelin quien se encarga de coordinar el proyecto junto a Tommy.

Bien vamos a entrar en materia con lo que es el disco, empezamos por observar que es un disco doble tanto en versión CD como vinilo, 23 canciones distribuidas en 11 en el primer disco y 12 canciones en el segundo disco. 

Desde mi forma de ver esto de proyecto mastodóntico va por esto por que es muy aventurado editar un primer disco de una banda en formato doble, tal vez hay que dosificar más la música que se ofrece, pero como melómano que soy agradezco profundamente este tipo de edición. 

El primer disco es mucho más suave, se mueve entre el AOR y el rock sinfónico, con múltiples influencias pero no dejando de ser nunca un disco con mucha personalidad «Our Last Tango» que abre el primer disco es maravillosa, un tema muy westcoast con un solo de guitarra atmosférico y un trabajo vocal excelente, un estupendo adelanto de lo que se avecina en el disco. 

Continua con «The Foyer Of My Life», un tema con inicio acústico donde la voz rasgada de Marco suena genial, el tema va serpenteando entre la melodía y el sonido acústico con gusto y elegancia. 

«Cry Of The Wind» es una magnifica balada con guitarras a lo Pink Floyd acompañadas de un órgano que lo envuelve todo, un tema muy progresivo. En «Wayfarer» se mantiene la tónica del tema anterior, es un tema que me recuerda mucho al sonido de bandas clásicas del rock británico tipo Magnum, un medio tiempo cargado de belleza y elementos acústicos. 

Como el disco es bastante largo no voy a extenderme en desgranar tema a tema, dejo que os hagáis una idea de por donde se mueve la banda en el primer disco donde vamos a encontrar momentos cargados de melodías, preciosas baladas, un trabajo supremo a nivel de coros y guitarras profundamente tintadas de sentimiento. temas como «Travel Van», «Wings Of Love», «A Road To You» o «Dream Girl» van a hacer disfrutar a los amantes de los sonidos más suaves, mención especial para el tema «Burning Island» con una recreación muy en plan Uriah Heep. 

En la segunda parte del proyecto nos encontramos con un lado más duro pero también con detalles de modernidad. «Shout» es mucho más potente que cualquier otro tema del primer disco, un riff potente, purpleliano con un trabajo presencial del órgano hammond y un deje muy Coverdale a la hora de cantar Marco. 

En «Hipocrisy» tenemos elementos modernos pero un riff clásico de guitarra, un tema que me recuerda a Billy Idol de su era más hard rockera. «War Combat Machine» mantiene muy bien el ritmo del disco con un riff potente, muy buen trabajo de la sección rítmica y ese hammond que sigue mandando. 

En este segundo disco encontramos momentos muy curiosos como «The Beginning Of The End» que es un tema con unas connotaciones épicas aunque el riff lo domina el teclado junto a la guitarra. «Cuts» es otro tema que va creciendo en fuerza poco a poco para desembocar en una tormenta de potencia, un tema muy melancólico. «Open Door», 

«The Glitter Of Poverty» y «Rock And Roll Of Glass And Metal» son canciones que van a ser definitivamente cautivadoras para los fans de los sonidos más contundentes, con buenos riffs de guitarra y ritmos muy marcados. 

«Whisper Of the Footsteps» es un tema que me recuerda mucho a (no os enfadéis!!) Sade, en el ritmo y el tratamiento de la canción, salvando las distancias claro, el trabajo de las guitarras en esta semi balada es realmente M-O-N-S-T-R-U-O-S-O. 

«Crashing» tiene una entrada en plan AC/DC aunque luego mantiene un riff en plan más sleazy angelino. » Defiant» abre con unas guitarras muy funk y se mantiene en esa línea funky donde el órgano y la guitarra van creando dibujos sobre el ritmo, Marco May sigue demostrando en este tema lo versátil que es como cantante. 

Cierra este segundo disco «My Spanish Friend» con una entrada de guitarra que me da que está inspirada en Queen, un tema con mucha melodía, una canción ideal para conectar con el público en conciertos, alegre e ideal para cerrar este grandioso trabajo de otra de nuestras bandas más internacionales.

Sin lugar a dudas este es uno de esos discos que pueden hacer historia en nuestro rock, una banda muy bien conjuntada, con temas que no dejaran a nadie indiferente, posibles éxitos futuros de glorias pasadas que a nostálgicos como yo hacen disfrutar de lo lindo.

No lo dudéis aprovechad el momento disfrutad el disco y si por casualidad caen cerca de vosotros id a disfrutar de su directo.

Disponible en mor.discos.plfs@gmail.com

Alex Lee Rush

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.