TREMONTI – Marching in time (2021) Review

¿Será capaz Mark Tremonti de fagocitar a los geniales ALTER BRIDGE con su proyecto en solitario llamado simplemente TREMONTI? Normalmente una idea así sería una locura, considerando el tamaño que a día de hoy tienen los americanos ALTER BRIDGE y la repercusión que han tenido sus 6 discos desde que debutaran en 2004.

Pero también es cierto que el impacto de sus 2 últimas obras “The Last Hero” y “Walk The Sky” (que son dos pedazo de discos para mí), no ha sido el mismo que el de sus primeros discos, sobre todo los imprescindibles “One Day Remains”, “Blackbird” y “AB III”. A esto hay que sumarle que Myles Kennedy ha participado en la última década en múltiples discos y conciertos con SLASH y los CONSPIRATORS, y ha sacado 2 discos en solitario. Y TREMONTI lleva ya 5 discos desde el 2012. Y qué discos…

Puede que tantos proyectos paralelos hayan tenido algo que ver en la ligera bajada de brillantez compositiva de ALTER BRIDGE, quién sabe. Pero en mi opinión, Mark Tremonti no ha perdido ni un ápice de lucidez y genialidad desde que editó su primer “All I Was” y este “Marching In Time” es un claro ejemplo. Sigue con su idea musical de dar unas vueltas de tuerca al sonido de ALTER BRIDGE, metiendo unas bases rítmicas más potentes y rápidas, más Groove aún si cabe… y sobre todo, acelerando las guitarras hasta límites insospechados, y haciendo honor a su afirmación de que Dimebag Darrell era uno de sus guitarristas favoritos. Los solos que meten en casi todas las canciones son sencillamente magistrales.

Es curioso como casi todas las canciones tienen una estructura muy similar, lo cual para algunos puede ser un inconveniente, y quizás, si queremos ser muy quisquillosos, pudiéramos pedirle algo más de variedad. Pero escuchando los guitarrazos brutales de las iniciales “A world away” o “Now and forever”, o de otros temas revientacuellos como “Let that be us” o “Would you kill”, ¿quién se atreve a ponerle pegas? Yo desde luego no… creo que el 90% de bandas que existen soñarían con este nivel de composición.

Solo bajan las revoluciones en temas como “The last one of us”, muy meláncólico y dónde Mark desnuda sus sentimientos y “Not afraid to lose”, algo más optimista y que quizás sea la otra cara de la monda del tema anterior. No diré que emocionan hasta poner los pelos de punta, pero son 2 muy buenos temas. Pero aquí prima la intensidad (escuchar “Thrown further” a toda pastilla es un locurón…) y hasta regalan alguna pincelada más épica como en “In one piece”, como se puede apreciar en sus letras:

You’re never getting out of here in one piece

You’ll always be scared, alone, on your knees

You could never be loved again if you tried

You’ll never be anything but you’re mine

Los estribillos son como siempre melódicos y cantados de maravilla, y Mark demuestra que es un gran vocalista, además de un imponente guitarra. Los mejores ejemplos en mi opinión están en temas como “Let that be us” (uno de mis favoritos y dónde rozan el speed metal por momentos), “Now and forever” (dónde canta con un sentimiento aluncinante) o “Bleak” (que además tiene un solazo chulísimo). 

Para terminar, no puedo dejar de mencionar el homónimo “Marching in time”, el tema más largo del disco, el más diverso, y el que más me ha recordado a ALTER BRIDGE.  Los solos del final son un regalo para los oídos… y el tema me parece una pasada (merece la pena leer la letra, muy emotiva). Terminar así, siempre es bien.

Cuando eres capaz de sacar 5 discos de tu “proyecto paralelo” en 9 años y todos son brutales, es que estás tocado por una varita. TREMONTI lo está. No sé si es su mejor trabajo (es muy subjetivo), pero sí que opino que está a la altura del gran legado que está creando. Y mira que su anterior “A Dying Machine” le puso la cota muy alta… Por cierto, enorme trabajo del resto de la banda. Que me perdonen que me haya centrado menos en ellos, porque están soberbios también… Pero lo de Mark, es de otro planeta.

Palabra de Metalson

Iñigo Metalson (The Lux Team)

 

 

 

 

 

Comments are closed.