URBE – Entrevista a ARTURO VALLANO

Entrevistamos a toda una institución del Rock en España. Arturo Vallano, además de reconocido tatuador y comprometido motero, es el fundador de la banda de Hard Rock URBE. Nacida en 1988 en Sevilla, en el prolífico barrio de San Jerónimo, ha sufrido varios cambios en su formación además de algún que otro parón en su carrera. Hoy ha tenido un ratito en su agenda el alma mater de este grupo que regresa con fuerza a la escena del Rock nacional con su nuevo trabajo “Bala Perdida” para contestar a unas cuantas preguntas.

Carmen Torres.- Hola Arturo, antes que nada pregunta obligada. ¿Qué tal estás después de toda esta situación sanitaria en la que nos vemos envueltos? 

Arturo Vallano.- Hola Carmen, de momento bien, ha sido un duro golpe para todos, aunque si lo pensamos, ya nos estaban avisando, pues lo creamos o no, el cine siempre ha hecho hincapié (‘’Contagio’’, ‘’12 monos’’, ‘’Estallido’’, etc.) en este tema de un virus y que al final una pandemia arrasaría este planeta. Para el mundo del Rock, ha sido sin dudarlo unos años desastrosos, pues conciertos y festivales son la fuente de ingreso de muchos artistas, además de todo lo que rodea, toda la infraestructura, muchas empresas que viven de la publicidad, montaje, etc. De este tipo de evento. 

 

CT.- Para quienes no conozcan Sevilla, el Barrio de San Jerónimo, de condición humilde, ha sido cuna de grandes del Rock español: The Storm, Cadena Perpetua, URBE… ¿Qué destacas de tu barrio para que haya tanto arte? 

AV.-¡Ha ha ha!!… Pues no sé, pienso que, al ser un barrio obrero, buscamos nuestra salida a los problemas y lo que nos rodeaba, hincando el diente en el mundo del Rock, además del fuerte compañerismo que también surgía en estos movimientos. Y San Jerónimo siempre fue un barrio luchador y solidario, algo que nos afectaba a todos… Yo en mi caso era un chaval que vivía en las casas baratas, criado en una familia que luchaba por sus derechos y a la mínima todos estábamos en la calle, pidiendo lo justo para todos. Pienso que el Rock fue mi salida, la liberación de los problemas para un chaval de 13 años. Y claro yo quería ser como Vince Neil, Bruce Dickinson, Paul Rodgers o Ronnie Van Zant. Así que con 16 años estaba intentando cantar en una banda llamada ‘’Daga’’ allá por el 87 y en el 88 empezamos con ‘’Urbe’’.

 

CT.- El itinerario musical de URBE tiene idas y venidas, curvas cerradas y rectas. ¿Con que tramo de la carretera te quedarías sin contar con esta nueva aventura? 

AV.- Bueno, yo he disfrutado con todas las formaciones de Urbe, pues con la formación que estuvimos en el 90 fuimos por primera vez a Madrid tocando en el Hebe y en el Canciller. Pero pensando en la evolución de la banda y el pico más álgido de la banda me quedaría con la formación del 92 al 94, con Julián Martin (Batería), Jesús Bernal (Bajo) y José María Py (Guitarra), pues en un año dimos unos 40 conciertos por toda la península, incluido Portugal. 

 

 

CT.- Como una banda que ha sido reconocida por las mejores revistas del país, emisoras de radio y que han tocado en catedrales del Hard Rock, que en su punto álgido han llegado a tocar junto a Joe Cocker u Orishas en Faro (Portugal) y que son reconocidos en su propia tierra, de pronto graban un disco e 2008 para desaparecer del panorama musical ¿Fue algo premeditado o una decisión espontanea? 

AV.- Urbe lo dejamos en el año 95, pero por una cosa u otra seguíamos más o menos en contacto. Allá por el 2006 Julián Martin, me propuso juntarnos por echar un rato, pues yo ya me había ido a vivir a Jerez de la Frontera. Juntamos a la banda del 94, grabamos una maqueta en los mismos locales de ensayos y bueno, se corrió la voz, lo que hizo que diéramos unos 4 conciertos, pero nunca nos lo planteamos con una continuidad, cada uno teníamos nuestras vidas y yo vivía en otra provincia. Surgió un concierto en memoria de nuestro amigo Benju, luego otro con los Storm, acto seguido el Moto club de Faro nos dio la oportunidad de tocar en la concentración internacional de Faro junto a los ya nombrados, Joe Cocker (RIP) y Orishas. Ante más de 12000 personas y con la presentación de mi amigo Vicente Mariskal Romero. Una noche inolvidable. Y como último, el Ayuntamiento de Sevilla nos contrató para tocar en la sala Q cerrando un certamen de banda nuevas y nosotros como banda consagrada de Sevilla. Así que para terminar esta reunión nos planteamos grabar el álbum ‘’Mi Perdición’’, con algunos temas nuevos y otros que ya eran clásicos de la banda. Sin más pretensiones, lo pasamos bien, tocamos, grabamos y a otra cosa. Así de simple.

 

CT.- Como anteriormente hemos dicho, en 2008 queda aparcada la banda para volver con más fuerza que nunca en 2021 con “Bala Perdida”. Las cosas buenas se hacen esperar, pero ¿Qué o quién te empuja a volver al estudio y la carretera? 

AV.- He de reconocer que ya estos temas los tenía desde que vivía en Jerez, menos uno, ‘’Un día menos’’, que lo hicimos en un par de días. Yo en Jerez de la Frontera estuve en una banda llamada Uchi/Q la cual grabamos un álbum llamado ‘’Una Oportunidad’’ en el 2010. Los temas de los que hablamos los traía de sesiones que el guitarra de dicha banda y yo íbamos confeccionando con una acústica. Yo sacaba las melodías, la letra y pa’lante. Cuando volví a Sevilla en el 2017, un amigo escuchó los temas y me comentó que porque no les dábamos forma. Al principio le dimos un rollo más Rock & Roll, pero tras dejar ese proyecto aparcado de nuevo, en plena pandemia, cupo la posibilidad de reunir una nueva banda la cual siguiera llevando el nombre de Urbe. Así que, con venidas y salidas de músicos, le dimos a aquellos temas un sonido más Hard Rock y el espíritu de Urbe. Llegamos a lo que es hoy Urbe: Paco Villega (Bajo), Ramon Duvison (Batería), Javi Martínez (Guitarra), Francis Martínez (Guitarra) y yo, como siempre, a la voz.

 

 

CT.- Hablemos del nuevo trabajo de URBE. Son doce canciones donde veo mezcla de Rock’N’Roll, Blues, Hard Rock clásico, Sleazy… ¿qué estilo es el que más te define? ¿Quiénes son tus influencias a la hora de componer? 

AV.- Yo soy una persona con un abanico muy amplio en lo musical, siempre he escuchado de todo, bueno, de todo dentro de la música Rock o Blues. Me marcó mucho cuando tenía 19 0 20 años la movida Sleazy y Hard Rockera de los Ángeles, las bandas de aquella época como: Little Caesar, Junkyard, Circus of Power, Faster Pussycat, Sea Hags, LA Guns, Guns ‘n’ Roses, The Almighty, Poison, The Four Horsemen, Black Crowes, Salty Dog, Cinderella, The Cult, Zodiac Mindwarp, etc… Pero siempre a la vez escuché mucho Rock & Roll; Stray Cats, George Thorogood, Chuck Berry, The Blasters, Bob Seger, etc.. Blues; The Nighthawks, Johnny Winter, Freddie King, Howlin’ Wolf, Muddy Waters, etc… Y claro todos los clásicos del Rock y Metal; AC/DC, Iron Maiden, Zeppelin, Purple, Bad Company, Grand Funk, Judas, Kiss, Van Halen, Nazareth, Hanoi Rock, Jimmy Barnes, Motley Crue (los que más), Kansas, Danzig, Monster Magnet, etc. Al Southern Rock también le tengo mucho cariño; Allman Brothers, Outlaws, Point Blank, ZZ Top, Lynyrd Skynyrd (mis favoritos), Navasota, Potliquor, etc. 

El hard Melodico; Journey, Foreigner, Magnum, Dare, Streets, Toto, Styx, etc. 

A la hora de componer, pues ya ves que tengo gustos muy amplios, pero siempre me viene el rollo ochentero y de principio de los 90´s, un buen riff, melodía facilona y un estribillo pegadizo. Algo que te haga mover los pies o que te llegue al corazón. Que puedas disfrutar y encontrar un tipo de evasión a la rutina de tú día a día. 

 

CT.- En “Bala Perdida” hay canciones para todos los gustos: desde dedicatorias a la madre, temas de rebeldía como “Sin Rumbo” (de mis favoritas), la recurrencia a la fiesta y el pasarlo bien, pero hay una que me llama especialmente la atención que es “Atrapado”, donde vemos a un Arturo Vallano que quiere escapar de internet, las redes sociales y los amores efímeros que es lo que rige hoy el mundo. ¿Una banda podría vivir en la actualidad sin redes ni internet? ¿En que os beneficia y en que os puede estar fastidiando este mundo virtual? 

AV.- Yo pienso que no, para las bandas ahora mismo su único escaparate es la tecnología y las redes. El mundo virtual tiene muchas cosas buenas, puedes publicitarte, darte a conocer, tener tu minuto de gloria… Pero a la vez este mundo es poco verdadero, los que indican me gusta a una publicación o página, al final no irán a tus conciertos, no comprarán tu música ni una camiseta del grupo. Esa es la pena hoy en día, pues antes las bandas tenían seguidores, fans, que iban a verte a donde fuera y como fuera. Hoy hay seguidores virtuales, con los cuales no se llenan los conciertos. Aunque siempre estarán los que sí, los que prefieren ver y escuchar en vivo, pasarlo bien, disfrutar, aunque seamos menoría… No estar delante de un ordenador o pantalla de un móvil. 

 

 

CT.- La primera vez que escuche el disco me sentí como si estuviera en la ruta 66 pero en España. Es un sonido que encaja perfectamente con el mundo del motor e incita a pisar el pedal. ¿Como influye en tus composiciones el alma motera que llevas dentro? 

AV.- ¡Ha ha ha!!… Pues no sé, siempre me han gustado las motos y su mundo, lo cual está muy vinculado al Rock, aunque el disparo de salida ocurrió con el video de Motley Crue ‘’Girls, girls, girls’’, cuando yo tenía 16 o 17 años y quería ser como ellos, ¡ha ha ha!!!… Yo cuando compongo lo hago de cosas que me gustan, vivencias, escenas que tengo en mi cabeza o motivos cotidianos, los cuales luego, depende de la persona, le dará su punto de vista y sentirá dependiendo su momento. Eso es lo bonito de las canciones, siempre te pueden recordar algún momento o situación pasada. 

 

CT.- Tu conexión con las motos te lleva hasta nada más y nada menos que Suecia donde eres toda una institución. Supongo que estas al loro del todo el panorama escandinavo en lo que respecta a Rock. ¿Qué bandas destacarías de allí? ¿Por qué en España no termina de cuajar el Rock como en la tierra de los vikingos? 

AV.- Bueno, tanto como una institución… ¡Ha ha ha!!!… La verdad es que me gusta mucho el Rock nacido en Suecia o tierras Escandinavas. Desde los 70´s con bandas como Neon Rose o November, de los 80’s y 90’s: D.A.D., Sator, Wilmer X, Easy Action, Europe, Electric Boys, Treat, TNT, Havana Black, Fate, Baltimoore, Alien, etc… Y ya en el 2000 hasta ahora; Bonafide, Diamond Dogs, Backdraft, Harcore Superstar, Hellacopters, Backyard Babies, H.E.A.T., Crazy Lixx, Ghost, Reckless Love, CrashDïet, Eclipse, Black Paisley… 

Pues mira, pienso que en Escandinavia la cultura americana está muy arraigada, las motos, los coches clásicos americanos, el Rock clásico y toda la estética que conlleva. Eso hace que de allí salgan muy buenas bandas a nivel mundial. 

 

CT.- “Sin Rumbo” es la presentación de este nuevo trabajo. Desde luego tiene todos los ingredientes para convertirse en un hit, es pegadiza, tiene ritmo, hay gente que se puede identificar con la letra… ¿Es un resumen de lo que está viviendo Arturo ahora en la música, el ir a tu rollo y hacer lo que te dé la gana con tu grupo? 

AV.- Mira, está claro que la letra de la canción es una declaración de principios, pues la vida da muchas vueltas y al final me encuentro otra vez delante de un micrófono. También lo puedes enfocar con algún tema sentimental, un bache o simplemente la letra de un viejo rockero, ¡ha ha ha!!!… Y por el lado musical tenía claro es que quería que fuera festiva, esas canciones que te recuerdan a la época de Poison, Motley, Night Ranger, Warrant… 

 

 

CT.- El mundo del rock y los tatuajes van de la mano. Tú, como reconocido tatuador, ¿te inspira la música a la hora de tatuar o sacas inspiración de los propios tattoos? 

AV.- Bueno, yo llevo como tatuador muchos años, ahora mismo no ejerzo como tal, pero lo bueno de haber tenido mi estudio es poder todos los días escuchar mi banda sonara particular, siempre Rock. Al igual que las motos y el ejemplo que te puse, mi inspiración a amar los tatuajes fueron los Motley, pues ya he dicho que quería ser como ellos, ¡ha ha ha!!!… La imagen del Rock, la rebeldía, hay que llevarla tatuada siempre… Esa es mi idea de los tatuajes, no una moda, pues un tatuaje es para siempre. 

 

CT.- Como en todas mis entrevistas…3 deseos para este 2022 que casi ha empezado 

AV.- Voy aparecer una Miss, ¡ha ha ha!!… ¡Paz, amor y mucho Rock & Roll para todos!!! Sencillo pero difícil de tener. 

 

CT.- Muchísimas gracias por tu tiempo Arturo. Tienes el altavoz de Rock Angels para decir lo que quieras para despedir esta entrevista. 

AV.- Lo primero gracias por esta entrevista y darme la oportunidad de llegar a la gente que le gusta el Rock desde vuestra plataforma. Espero que todo el que quiera y pueda, consiga el nuevo álbum de Urbe, “Bala Perdida”, del cual pienso, que hemos hecho un buen trabajo y os hará pasar un buen rato. ¡Si lo tuyo es el Hard Rock, no lo dudes!! ¡Urbe Rocks!!!… Gracias y ser felices.

Entrevista: Carmen Torres

Comments are closed.