TONY MARTIN – Thorns (2022) Review

El vocalista británico TONY MARTIN no necesita presentación: ex Black Sabbath, Forcefield, Phenomena, Rondinelli o Giuntini Project entre otros más, vuelve a la carga con un nuevo álbum en solitario, su tercer trabajo de estudio. 30 años han pasado de su disco debut en solitario, aquel fantástico “Black Where I Belong“ de 1992 que nos dejó alucinados por la mezcla de estilos que se pueden disfrutar en ese disco y, ahora, nos va a demostrar que no pasan los años por él y su fuerza vocal. Está a un nivel tremendo como vamos a poder comprobar en este nuevo trabajo llamado Thorns y que cuenta con un line up cojonudo con Scott McClellan a las guitarras, el gran Magnus Rosen y Greg Smith al bajo, Danny Needhan a la batería y Bruno Sa a los teclados.

Para comenzar tenemos un cañonazo de cuidado con As The World Burns, el cual derrocha una fuerza vocal descomunal, increíble, recordándonos en sus registros vocales al gran Ronnie James Dio. Suena duro, con mucha fuerza, lleno de guitarras pesadas, baterías arrolladoras y un bajo que sobresale y ¡de qué manera! Puro Heavy Metal, quizás no nos tenga tan acostumbrados a este tipo de temas, sobre todo por la dureza de los instrumentos que suenan devastadores.

Black Widow Angel es el siguiente tema, también en una línea dura, densa, pesada y machacona, con unos ritmos aplastantes. La verdad, reitero, que, al no tenernos acostumbrados a este tipo de canciones, a mí por lo menos me choca y me tiene un poco desorientado, pero en honor a la verdad, el nivel, sobre todo vocal es de elogiar.

A continuación, emerge Book Of Shadows. Aquí comprobaremos a Tony en estado puro con un tema muy ambiental, suave, con coros de iglesia e incluso cierto aire siniestro donde el vocalista nos pondrá los pelos de punta y nos hará recordar sus mejores momentos en Black Sabbath en la época del Tyr, ¡un tema fantástico!

Es el turno de Crying Wolf que es una pieza acústica con una melodía vocal maravillosa y cautivadora que engancha desde la primera escucha y donde Tony logra llegar a unos registros verdaderamente sobresalientes. Cuenta con unos teclados muy Uriah Heep en la parte final del tema que lo abrigan de forma impermeable.

Tras dos temas más tranquilos y melódicos, nos pone las pilas de nuevo con Damned By You, un medio tiempo duro y denso, con un buen trabajo de guitarras en ritmos y punteos. Es el tipo de canción en el que siempre Tony se ha defendido realmente bien y posiblemente sea su especialidad.

Avanzamos en esta obra y escuchamos No Shame At All, un tema que me gusta mucho también por sus buenos riffs, sus buenas estrofas interpretadas al más puro estilo de Tony y un estribillo corto pero adictivo, con esa entonación aterciopelada del británico.

Nowhere To Fly, otro tema donde el vocalista se maneja a su antojo y lo demuestra en sus subidas de entonaciones y dejando claro la influencia de Black Sabbath, un medio tiempo que suena misterioso y místico.

Con Run Like The Devil nos encontramos con ritmos más acelerados y cañeros, muy directos y de nuevo con gran derroche de energía vocal. En esta ocasión he de destacar el gran trabajo de guitarras culminado con un solo espectacular.

Seguimos atravesando de norte a sur este disco y llega la sorprendente y atrevida This Is Your Damnation con sonido a puro Country que me deja un tanto descolocado, pero la verdad es que tiene marcha y es muy disfrutable.

Y para culminar este trabajo, Thorns, el tema que da título al álbum y que, con un comienzo de acústicas con una bonita melodía, nos van adentrando en la pieza, hasta romper justo en el momento del estribillo y donde ya las eléctricas cogen todo el protagonismo. Tony nos deja de nuevo con la boca abierta con toda su luz vocal.

Tony Martin nos regala un gran trabajo, posiblemente sea su disco más redondo y mejor hecho de su discografía en solitario con un buen reparto de temas, algunos cargados de mucha potencia y dureza, y otros al más puro estilo clásico Black Sabbath del cual mamó durante unos cuantos años a finales de los 80 y primeros 90, además está a un nivel altísimo vocal como podréis comprobar. ¡Discazo!

 

Roberto Martínez «Pibe» (The Lux Team)

 

 

 

 

 

Comments are closed.