POISON – Open up and say…ahh! (1988) Classic Review

Tras poner la primera piedra con su debut «Look what the cat dragged in», Poison tenían la oportunidad de solidificar los cimientos de su incipiente carrera con un segundo álbum que les llevara a la cima de un estilo como el glam hard rock entonces en boga por Estados Unidos. ¡Vaya que lo consiguieron! «Open up and say ahh!» fue un auténtico pelotazo en el año de su edición vendiendo millones de copias, sobre todo en su país, y haciendo al grupo tremendamente popular en muy poco tiempo.

Éste es un trabajo con el hard rock desenfadado y divertido como bandera, hecho que un montón de gente añora en los grupos de ahora que sólo hablan de lo mal que está la vida (no hace falta que nos lo diga nadie) cuando los billetes rebosan en sus cuentas corrientes.

Sólo con escuchar canciones como ‘Nothin’ but a good time’, una declaración de principios que todo buen rockero debería tener pegada en un cartel bien grande en su habitación, podemos apreciar a primera vista sus intenciones: pasar un buen rato disfrutando del rock. Temas hard rockeros como ‘Love on the rocks’, ‘Back to the rocking horse’ o ‘Look but you can´t touch’ despliegan la fuerza guitarrera del desbocado C.C Deville. ‘Fallen Angel’ fue otro de los hits de este disco con una gran melodía ¿Quién no recuerda el vídeo de la joven modelo (protagonizada por la que fuera novia del vocalista Bret Michaels, Susie Hutton) que marcha de su pueblo a Hollywood y se da cuenta de que no es oro todo lo que reluce.‘Every Rose has its Thorn’ se convirtió un clásico de la banda. Una balada electro acústica llena de sentimiento que llegó a los corazones de millones de personas. Mientras ‘Your mama don´t dance’ rezuma diversión y rock and roll clásico por toda y cada una de sus notas .

En 1999 el sello francés Axe Killer publicó una reedición lujosa del álbum con funda de cartón y con un nuevo diseño de la carpeta con fotos y biografía de los miembros de la banda. Asimismo añadieron un tema como ‘bonus track’ titulado «Livin’ for a minute», composición sencilla y directa con un sonido de guitarra el de C.C Deville muy cercano al habitual de Mick Mars de Mötley Crue. Una obra imprescindible para los amantes de la fiesta y el rock and roll…

Josetxu

Love on the rocks
Nothin’ but a good time
Back to the rocking horse
Good Love
Tearin’ down the walls
Look but you can´t touch
Fallen Angel
Every Rose has its Thorn
Your mama don’t dance
Bad to be good
Bonus Track (1999) Livin’ for a minute

Bret Michaels: Voz
C.C. Deville: Guitarras
Bobby Dall: Bajo
Rikki Rokket: batería
John Purdell (D.E.P): Teclista invitado

Producción: Tom Werman

 


Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show