MIKE LEPOND’S SILENT ASSASSINS – Whore of Babylon (2020) Review

Todo bajista de Rock o de Heavy metal, debe escuchar este disco. Y luego hacérselo escuchar a los guitarristas y al productor de su banda. Sin pretender ser una Master Class de bajo, este “Whore of Babylon” es una demostración de la versatilidad de este instrumento y una afirmación de que en buenas manos y dándole el suficiente protagonismo, puede brillar tanto o más que el resto de instrumentos. La cantidad de sonidos que saca Mike Lepond a sus bajos de 4 y 8 cuerdas es para estudiar. Y el sonido tan orgánico que le ha dado, le queda de maravilla (atentos a “Tell Tale Heart”).

Mike se ha convertido, por méritos propios, en uno de los músicos que más admiro y respeto en la actualidad. No sólo es el tremendo bajista de mis adorados SYMPHONY X, si no que en los últimos años ha prestado su bajo al mítico Ross the Boss, para junto con Marc Lopes reventarnos los tímpanos recordando los temas más míticos de MANOWAR. Como le parecía poco, además desde 2014 ha puesto toda su pasión en regalarnos 3 discazos de puro Heavy Metal, con su proyecto en solitario, los SILENT ASSASSINS. Todos los que le conocen, hablan maravillas sobre su carácter, sobre su sencillez y su pasión por la música. Vamos, todo un “metal hero” del Siglo XXI. ¡Y está casado con una guapísima española!

En los 3 discos con sus “Asesinos silenciosos”, ha contado a las voces con un impresionante Alan Tecchio, a quien yo no conocía, pero que ha cantado en bandas como SEVEN WITCHES, WATCHTOWER, HADES… El rango vocal de Alan es realmente impresionante, no sé cuántas octavas alcanza, pero seguro que son unas cuantas. Si no te lo crees, no tienes más que escuchar el estribillo de “Tell Tale Heart” y alucinarás con él. Las guitarras corren a cargo de Lance Barnewold, también desconocido para mi esta que le escuché con Mike. Cuando le oigáis, seguro que estáis de acuerdo en que “no es manco”. Por si fuera poco cuenta con todo el apoyo del genio Michael Romeo, compañero en SYMPHONY X, pero aquí produciendo, ayudando en algunas orquestaciones, teclados y hasta la mandolina.

Al grano… “Whores of Babylon” es un discazo de Heavy Metal, muy completo y muy variado, donde Mike toca un montón de palos distintos, consiguiendo regalarnos un disco entretenidísimo y que se pasa volando, y eso que dura casi 1 hora. Es un disco de alguien que ya tiene poco que demostrar, y dónde no ha querido plagiar la fórmula exitosa de su banda principal. Además de buen Heavy Metal, aquí hay grandes dosis de historia, como en sus otras obras, porque como él dice “no me veo escribiendo de chicas calientes y esas cosas”. 

Dracul Son” y “Ironborn” son tan rápidas, tan contundentes, que te pasan por encima y te hacen ponerte la muñequera de pinchos, aunque estés en casa preparando una tortilla de patatas. Ejecución perfecta a toda pastilla en 2 temas de mis favoritos.

Lady Bathory” en cambio, tiene un puntito algo más macarrilla, rockero, aun siendo un tema netamente Heavy. La parte central con el bajo golpeándonos las sienes nos los recuerda por si se nos había olvidado. El tema título, “Whore of Babylon”, nos embruja con sonidos orientales, misteriosos, en un tipo de canción que si bien no es muy novedosa, sí que le da un toque distinto al disco y funciona muy bien, en mi opinión.

Night of the long knives” y “Champion”, son las más distintas del disco. Sonidos más suaves, con aires folk, mandolinas, flautas, guitarras acústicas, hasta una guitarra española en la primera; todo ello acompañando con mucha harmonía al bajo, muy presente una vez más y las guitarras eléctricas. Ambas tienen un aire optimista, alegre y dan un punto más relajado a la tormenta anterior. En “Champion” canta Sarah Teets, de los Power Metaleros MIND MAZE.

Hay temas de estructura más clásica, como “Ides of March”, la ya mencionada “Tell Tale Heart”, que es mi favorita del disco, o “Power of Steel”, que a pesar de tener un título y unas letras más propias de MANOWAR, es un tema que musicalmente me recuerda casi más a ACCEPT, un gran homenaje al Heavy metal de los 80. 

Cierran con “Avalon”, para recordarnos que este señor toca en una de las bandas de metal progresivo más importantes del mundo. Tras 2 minutos de desparrame con su bajo, es un gran tema que alterna Heavy, Power, con mucha épica… en fin, un gran collage para cerrar un disco magnífico. No soy el único que anda como loco con el disco, como me decía ayer mi amigo Fabián, de la Asociación Burgos Heavy Metal.

El tema de los estribillos que han escrito para el disco, creo que es muy reseñable. Todos los temas tienen unos estribillos muy coreables, muy disfrutables en directo, de esos que te apetece disfrutar con el puño en alto, hasta que te das cuenta de que se te está cayendo la cerveza y se la pasas a tus colegas.

Tremendo disco de uno de los músicos más en forma del momento. Un gran ejercicio de toda la versatilidad que tiene el Heavy Metal. 10 canciones variadas, muy inspiradas y que seguro que todo fan del estilo disfrutarán. Pero sobre todo un puñetazo en la mesa de todos los guitarristas, para decirles que el bajo es un instrumento fundamental en el Rock y el Heavy, y que deben darle más espacio. Si no lo creéis… dadle al play.

Palabra de Metalson


RATE/NOTA: 8,5/10

Iñigo Metalson (The Lux Team)

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.