HEART LINE – Back In The Game (2021) Review

HEART LINE es una banda de AOR cuyos miembros son todos franceses y bastante activos en la escena del Rock del país. Nos regalan un disco claramente para amantes de la vertiente más clásica del estilo, solo con ver la portada ya nos indica por donde van a ir las claves de este disco muy ochentero, a más no poder, titulado “Back In The Game” y podremos degustar el buen hacer tanto en sonido como en unas buenas composiciones de esta banda debutante. El line up lo forman Yvan Guillevic (guitarrista y productor), Emmanuel Creis (vocalista), Jorris Guibaud (teclista), Walter Ferancais (batería) y Dominique Braud (bajo). Analicemos lo mejor del disco:

Como aperitivo, abriendo el disco, tenemos Fighting To Live, toda una declaración de intenciones con una atmósfera y una profusión de teclados exquisita, buenas armonías de guitarras junto a un estribillo fácil y sencillo para cogerlo rápidamente. Buen inicio de acto con este tema.

A continuación, un fantástico One Night In Paradise que suena fino, muy fino, subiendo la intensidad en el brigde y desembocando en un estribillo colosal, todo ello rodeado de una ambientación de nuevo de teclados de lujo y un buen solo de guitarra.

Le sigue Hold On y I´M In Heaven, dos temas con algo más de punch en las guitarras y donde cabe destacar la voz de Creis, el cual le mete un buen puñado de melodía y emoción tremenda para caer en grandes estribillos que no tiene desperdicio. Trepidantes y con teclados por todas partes como seña de identidad.

Vamos con On Fire, tema que me recuerda mucho Pride Of Lions con ese comienzo rápido, cargado de intensidad y unas estrofas que van ganando en energía para acabar desembocando en un estribillo “Made in Peterik”. ¡Muy buen tema!

Back In The Game que da título al álbum suena fresca y alegre, nuevamente muy atmosférica por ese gran trabajo de teclados y donde se debe destacar de nuevo un muy buen curro de guitarras en riffs y punteos, además no deja de ser realmente pegadiza.

Otro tema que quisiera destacar es In The City, con un aroma total a FOREIGNER y que suena muy relajante, con un sonido de teclado exquisito, un tema para disfrutar y darnos un baño de tranquilidad.

Once In A Lifetime es una fantástica y poderosa balada donde quizás el comienzo despista por la tranquilidad que le rodea. Parece que toda la pista va a ser así de lenta pero no, rompe con fuerza en el momento en el que llega un gran estribillo pegando un buen subidón de decibelios.

Cierra el disco I Long To Rise, el cual tiene un sonido más duro de guitarra y una batería potente que empujan al tema dándole un ápice más de energía, eso sí, existen adornos de teclados y sintetizadores por todos los lados para crear mágicos momentos al tema con el estribillo más simplón y repetitivo.

HEART LINE debuta con el pie derecho con un disco a medida para los amantes del AOR y su sonido más pomposo, ochentero y melódico que son algunos de los ingredientes principales para darle al oyente lo que quiere y disfrutar de 11 temas con mucha clase.

Roberto Martínez «Pibe» (The Lux Team)

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.