FIREWIND / ARENIA – Sala Rockville, Madrid (2022) Crónica

Fotos: Raúl Blanco

La gira del veinte aniversario de Firewind terminaba en nuestro país en la capital.La banda del Ex Ozzy Osbourne, Gus G, presentaba disco y vocalista, Herbie Langhans, que no era la primera vez que pisaba nuestro país ya que estuvo hace unos años cuando el megaproyecto Avantasia liderado por Tobias Sammet hizo escala en España. Pero antes de que llegara el turno de los cabezas de cartel teníamos, una vez más, la fortuna de disfrutar de disfrutar de los asturianos Arenia.

 

 

No es una fácil papeleta abrir para una banda con semejante bagaje, pero por si alguien tenía la más mínima duda, Arenia salió a poner el listón muy alto. Con gran determinación y dándolo toda la banda fue descargando sobre todo los temas de su ultimo lanzamiento, “La voluntad de las estrellas”, un disco que no tuvieron mucho tiempo de presentar en directo por la maldita pandemia. Con el apoyo de Julio al bajo (Last Days of Eden/Monasthyr) la banda sonó con un regular sonido. Para una banda de este estilo un sonido tan embarullado no ayuda en absoluto, aun así, la gente disfruto de lo lindo con su actuación, mas incluso cuando Dani, vocalista de Last Days Of Eden, apareció para poner la guinda a los temas de Arenia. Mención especial la despedida con el largo y épico “Sigue la leyenda”, fantástico dueto entre Fran y Dani a las voces. Gran descarga, si señor. 

 

 

Llegaba el momento de Firewind, había muchas ganas de heavy, muchas ganas de concierto, y no diré que la descarga no fuera buena, pero, no fue lo disfrutable que debiera haber sido. El sonido no mejoro en absoluto con respecto a Arenia, es más, se hizo incluso mas embarullado si cabe. Cuando el bajo te retumba tanto y además tienes el sonido de batería tan alto, por mucho que intentes subir la guitarra lo único que consigues es eso, hacer un tremendo alboroto. Y no será por que la banda no lo intento, pero este aspecto deslució mucho la descarga. No sé si fui el único que lo percibió, quizás el estar situado atrás del todo de la sala me hizo apreciar un poco mas lo que estaba escuchando, ya sabéis que cuando estas cerca asumes que el sonido no será le mejor, pero, atrás ya. 

 

 

En cualquier caso, el trabajo de Herbie a las voces fue impecable, como bien dice Gus G, se está acoplando fantásticamente a una banda cuyo sonido le va como anillo al dedo, incluso por la sobriedad que trasmite, como buen germano. Se les quedo corto el Setlist, y eso que se fue a más de dos horas, pero es que estaban tan a gusto sobre el escenario de la Rockville que tocaron tres temas de regalo. Es curioso, un tipo con la fama de Gus G decidió invitar a dos fans al escenario para bailar con ellos en la versión de Michael Sembello del archiconocido “Maniac”, por otro lado, prescindible versión. 

 

 

Empate en el combate entre los dos púgiles, y si me presionáis para que os de ganador a los puntos, tiro por la patria. En cualquier caso, pudimos disfrutar de una gran noche de metal, que ya iba siendo hora. Esperemos que poco a poco podamos recuperar esas sensaciones de disfrutar con los colegas de esos conciertos de toda la vida.  

Crónica y fotos: Raúl Blanco

 

Comments are closed.