ARIAS – No estoy para nadie (2020)

Arias, es el nombre que Manolo Arias ha elegido para su proyecto en solitario después de varias décadas de carrera, en las que ha formado parte de bandas tan importantes como Ñu, Niágara, Muro, Atlas… Este trabajo titulado “No Estoy Para Nadie”, le ha permitido plasmar libremente su creatividad en un disco que, desde mi punto de vista, se puede resumir en una solo palabra: elegancia.

Para ello, se ha rodeado de reconocidos músicos como son Julio Dávila a la voz, Julio Gutiérrez “Guty” al bajo y Carlos Lillo a la batería. 

El disco se abre con el tema que da título al mismo. “No estoy para nadie” es una canción que nos demuestra claramente por dónde van a ir los tiros. Rock & Roll clásico, de corte norteamericano, atemporal, cuya divertida y algo canalla letra nos habla de la historia de una resaca.

“Sin mirar atrás”. La rutina nos hace a veces seguir nuestros mismos pasos, nos convertimos en máquinas y un despiste, como el que nos cuenta la letra de la canción, nos ha pasado, creo yo, a muchos. 

El tercer tema “Perdida en mi mente”, es un buenísimo medio tiempo que trata de una historia de amor adolescente. Me gustaría destacar en este tema la fabulosa interpretación de Julio Dávila, cuyos sutiles matices vocales, logran sentirnos en la situación.

“Bailarás para mí”. Rock & Roll de toda la vida. Del que nos hace mover los pies. De ese que nunca nos cansamos de escuchar.

“Soy yo”, en sus primeros compases demuestra que no se necesita más que una buena letra, una buena voz y una buena guitarra acústica para construir una gran tema. Posteriormente y de forma natural se van añadiendo los coros, el bajo, la batería y entra la guitarra eléctrica para regalarnos uno de los mejores solos del disco. Fantástico.

Continúa esta gran obra con “Entre gritos”, rock sureño y “Fuego en mi memoria”, tema lento, cuya letra da la sensación de ser un tema muy personal, pero que muchos nos podemos sentir representados.

“Tú por tu lado, yo por el mío”, desamor con cierto rencor, en un buen tema de rock & roll. Temática  y estilo que más adelante se repetirá, en “Todo lo di”.

Entre ambos, vuelve el rock sureño en “Miedo a caer”, con un magnífico trabajo de guitarras.

Cuando escuché por primera vez “Ya no tengo tu amor”, me sentí confundido. Me sonaba a algo que ya había oído, estaba seguro de era así. Finalmente recordé el porqué de esa sensación. No es exactamente un tema nuevo, pues ya se grabó para Monterrey en su fantástico debut, pero aquí tiene una vuelta de tuerca que por momentos le hace parecer completamente distinto. En el disco que nos ocupa es mucho más lento. Una formidable balada en toda regla, rebosante de sentimiento e interpretada magistralmente por toda la banda. He de reconocer que si ya me gustaba, en esta revisión me ha conquistado por completo.

Manolo Arias, tras cuarenta años en la música, por fin publica su disco en solitario. Una obra llena de elegancia, de clase. Rock & Roll de toda la vida. Y digo yo, si se hace tan bien ¿para qué queremos más?  Frase clásica para un disco de sonido clásico: es solo rock & roll, pero me gusta. 


NOTA: 8,5/10

Daniel Arriero

 

Comments are closed.