KEEL – Keel (1987) Review

El homónimo ‘Keel Album’ contó con una buena chequera que incluía las riendas de Michael Wagener para unas nuevas canciones compuestas mayormente en el ‘Final Frontier Tour 86’.

Había pasta y prisas, así que la banda y el afamado productor alemán entran en Enero en los californianos Amigo Studios donde estarán Enero y Febrero del 87.

Wagener cambia los modos que Simmons ha venido utilizando con la banda durante dos discos, el de Kiss había sido en palabras de Marc Ferrari y Ron Keel el sexto miembro de Keel, Wagener no es de la ‘Gang-Band’, le respetan y están locos por trabajar con él sabedores de su gran trabajo en Dokken, Great White o Stryper. Con horario de diez de la mañana a una de la madrugada, las sesiones son duras pero tan divertidas y alocadas como las de cualquier grupo Heavy de aquella época con cierto caché y con pretensiones de grabar un bombazo.

Aparte de un sonido más remozado y comercial para sumar cifras al medio millón de copias despachadas de «Final Frontier», Keel lucen un look nuevo mas espectacular que lucirán en la carpeta del nuevo álbum. Se trata de marcarse un ‘Under Look and Key’ con los cinco posando con su nuevo y colorido vestuario como en una pasarela al escenario del triunfo. Ellos en la portada, y como en el disco de Dokken Waganer a los mandos de la nave ¿Que podía salir mal?

Sobre el papel nada, las canciones son aparentemente tremendas y todo el grupo está en un estado increíble de forma. Tienes los riffs de Ferrari al que el cachondo de Wagener llama ‘Porsche’, los punteos de Brian Jay, que junto al anterior forman una dupla temible dentro del Heavy USA, una base rítmica contundente con Chaisson/Miller, y la poderosa garganta de Ron.

‘United Nations’ empieza arrolladora, es heavy pero también es muy comercial. El estribillo tiene gancho y encima parece cantada pues por eso mismo, por todas las naciones del mundo dentro del puñetero estudio californiano, por esa razón suena tan inflada, tanto que parece sobre producida, algo que abunda en el disco, pero no por ello deja de ser magnífica la canción y por añadido el disco.

‘Somebody’s Waiting’ fue el single elegido por el sello para que la MTV lo pasase por su programación, especialmente por sus programas Heavies que veían muchos chavales y chavalas de por aquel entonces, ‘Headbangers Ball’, que empezó a transmitir un 18 de Abril del 87, fue el encargado de poner en liza el clip de esta atractiva y pegadiza canción que finalmente para el público no lo fue tanto y recibió una fría acogida.

Comentan algunos miembros del grupo que los del sello se equivocaron y que debieron de apostar por ‘Charry Lane’ o ‘Calm Before The Storm’, tercera y cuarta en discordia en el disco, Hard Rock del pasteleo duro angelino la primera de resultón estribillo, y balada agradable la segunda, compuesta por Ron y Jimmi Bain bajista de DIO; ambos se juntaban después de los conciertos de la gira que les llevó por los States, y unieron pluma para componer el estado en el que se encontraban cuando bajaban del tablado.

‘King Of The Rock’ y ‘It’s A Jungle Out There’ son cierre y apertura de la primera y segunda cara. Mas de lo mismo para que el oyente no desconecte; las viejas trampas del Heavy Rock transmitidas con nuevos trucos digitales para potenciar el sonido, Wagener uno de los primeros sabios de la era digital utilizó a Keel como conejillos de Indias para sus propósitos, el grupo nunca se opuso, al contrario. En ‘It’s A Jungle…’ pone garganta The Saint de los Black N Blue.

Como el AOR estaba en un momento Top, hágase pues un tema AOR, y de eso va claramente ‘I Said The Wrong Thing To The Right Girl’, otra que pudo ser single antes de la elegida por su pasteleo sin complejos tanto en lo lírico como en lo musical.

Los dos últimos temas son más cañoneros, especialmente el último ‘4 Of July’, el día de la independencia americana sirve de pretexto para un Heavy Rock americano speedico con un chorus mega inflado de voces, mientras que el Hard Rock altamente comercial corre por las notas de ‘If A Love Is A Crime (I Wanna Be Convicted)’, Keel ya se habían subido definitivamente al carro de las letras sexistas de Metal de su época.

Y así se cierra un disco bastante exagerado en su conjunto, pero notable, posiblemente el mejor de Keel, que sin embargo no pudo seguir la senda del éxito de su antecesor, el estupendo «The Final Frontier». El disco salió al mercado en Junio y los chicos acompañaron a Bon Jovi en la recta final del ‘Slippery Tour’, abriendo sus conciertos con 35 minutos donde tocaban casi entero el «KEEL» álbum más el clásico ‘The Right To Rock’. Jovi instó a Ron de que tocasen ‘Because The Night’ algo a lo que accedieron. Fueron los últimos grandes meses de una banda que empezó a disgregarse a lo largo del siguiente año 1988.

Toño «Caído en Little Big Horn»
blogdecaido.blogspot.com

 

Comments are closed.