BLACK DIAMONDS – No-Tell Hotel (2021) Review

Seguimos subiendo las revoluciones y la temperatura y del gran RICKY WARWICK, nos trasladamos al Valle del Rin en Suiza, para meternos un buen chute de Hard-Rock de inspiración ochentera, pero con vocación de hacérnoslo pasar bien hoy. BLACK DIAMONDS son una buena banda de Rock suiza, que demuestra que no solo de GOTTHARD y KROKUS viven los rockeros del país. De metal tampoco van mal servidos con sus ELUVETIE, CELTIC FROST o SAMAEL, por citar algunos.

Formados en el 2004, este “No-Tell Hotel” es su cuarta larga duración y en mi opinión, su mejor trabajo, tras su debut “First strike” de 2008, su “Perfect Sin” de 2013 y su última aventura musical, el buen “Once upon a time” de 2013, que les llevó a ampliar fronteras gracias a que giraron con los suecos de moda, H.E.A.T., y a que también pudieron tocar en festivales como el Bang Your Head y el Rock the Ring.

A pesar del cambio de guitarrista “No-Tell Hotel” mantienen su identidad, a caballo entre el sleazy de MÖTLEY o los actuales CRASHDIET, las melodías de BON JOVI o grupos como ECLIPSE, o la fiesta de POISON o propuestas más actuales como JON DIVA & THE ROCKETS OF LOVE. Nunca llegan a decantarse únicamente por ninguno de los 3 estilos y van alternando, haciendo que sus 12 temas suenen distintos y se escuchen muy amenamente. 

Si nos fijamos en los 3 vídeos de adelanto que han sacado, ya vemos sus intenciones: “Evil Twin” empieza con un riff potente y una botella de ginebra, para dar pie a un tema rockero, con la banda dándolo todo y con un estribillo y unos coros muy efectivos; “Saturday” con su animación a lo South Park y su estribillo juguetón, es puro vacile y su letra habla de fiestas y sábados locos, imposible no moverse al ritmo de esta canción. Su último adelanto, “Lonesome road”, empieza con una deliciosa acústica y aunque luego sube de intensidad, apuesta por las melodías y por el buen rollo, mostrando fotos de su niñez y hablando del “camino de la vida” que han seguido para llegar hasta hoy (“that old road was the story of my life”). La melodía se os quedará en la cabeza durante unas horas, no os asustéis, viene en el prospecto…

El gran Jesús Alijo Lux, ya nos pinchó “Forever wild” en su programa 27 de Rock Angels Radio Show y por algo era… pura energía, con riffs algo más gruesos y mucha presencia de batería. “I don’t need no fuckin guide, take your advice and go to hell… Forever wild, forever free!”. Si no está claro, me lo cuentas… La inicial “No-Tell Hotel” tiene unos patrones parecidos, con un gran trabajo de guitarra y una líneas de bajo muy potentes también. Perfecta para abrir.

Anytime” dulcifica la cosa con su piano y su melodía. Balada al uso, que suena bien, pero que no acaba de tocarme la patata del todo. A mí me gustan más intensas y no tan dulces… “Hand in hand” sigue la misma línea y quizás la mejora un poco, pero tampoco diría que es especialmente emotiva. Sin ser malos temas, no me parecen sobresalientes. Creo que los suizos destacan más en otro tipo de temas.

Como cosas curiosas tenemos “The Island”, rockera pero con un punto que realmente te lleva a una isla de vacaciones y que me suena a surf o Caribe; o “Reaching for the sky”, otro tema buenrollista y con letras muy positivas. O la más rara, “Outlow”, que es como un Spaguetti Western llevado al rock y que por momentos me suena a la música que sonaba en los bailes que Marty McFly y Doc se pegaban en “Regreso al futuro III”.

Los mejores temas creo que están al inicio del disco y en mi opinión, la segunda cara baja un poco la brillantez compositiva, aunque casi al final está “Turn to dust” con sus Wooaaahs que seguro que harán cantar al público en cualquier concierto (no hay ganas, no…). Uno de mis temas favoritos, con un hard-rock melódico de muchos quilates. ¡Hubiera sido perfecto para terminar en todo lo alto!

BLACK DIAMONDS consiguen con su cuarto trabajo ir subiendo escalones en el ranking del Glam y Hard-Rock Melódico europeo, siempre con la mirada en los 80, pero con los pies bien asentados en la actualidad. Un disco fresco, potente, divertido y que gustará a los fans del género. No son los primeros de la clase, pero ojalá todos fueran así de aplicados.

 

Palabra de Metalson


RATED/NOTA: 8/10

Iñigo Metalson (The Lux Team)

 

 

 

 

Mich – Voces y Guitarras
Chris – Guitarras
Andi  – Bajo y voces
Manu – Batería

 

Comments are closed.