HARDREAMS – Countdown time (2016)

No siempre se tiene la suerte de escuchar y conocer el nombre de un álbum en el interior del coche del cantante de la banda, meses antes de su estreno. Lo cierto es que a mí no me había ocurrido nunca y será difícil que vuelva a vivir algo así. Sin embargo, es exactamente lo que ocurrió el 22 de noviembre del año pasado cuando, tras disfrutar de una fantástica entrevista que Manu Esteve nos regaló en nuestro Rock Angels Radio Show , fuimos invitados a escuchar un tema del máster del nuevo trabajo de Hardreams. La banda barcelonesa, que se había marcado un gran concierto la noche anterior en el Pub Eccos, acababa de grabar su quinto trabajo y sabía que tenía entre manos un bombazo. Por eso su frontman, caliente ya por la entrevista y orgulloso del mismo, nos invitó a entrar en su coche, muy bien acompañados por cierto, y allí ese tema se convirtió en un rápido repaso por un disco que nos dejó boquiabiertos y deseosos de su lanzamiento.

Ese día quedó claro que Countdown Time era un trabajo de madurez; un hijo deseado que llega en el mejor momento, sin sorpresas y con la preparación adecuada. El recién llegado lo hacía en una familia completa, con la feliz incorporación de su teclista Miquel García para redondear un entorno excelente, con Víctor Muiño y Sergi Hormigó marcando el ritmo de faena, David Agüeras sacando lustre a los metales y Manu Esteve abriendo la puerta del hogar con su voz omnipresente.

Así, el disco no podía sino sentirse importante, porque lo es. Desde su Fire Child inicial queda patente su calidad, basada en una estupenda combinación de clase en los músicos, variedad compositiva y un protagonismo bien entendido de David y Manu, pero compartido con Víctor y Sergi. Pero, sobre todo, temas bien concebidos, interpretados y preparados para esos directos en los que los de Ripollet han demostrado una y mil veces tenerlo todo, no desfalleciendo ni delante de las bandas más importantes del panorama internacional. El primer corte, con una interesante letra que se nos antoja autobiográfica, da paso a una introducción con guitarra balanceada para el More than One Life, que representa la extraordinaria capacidad de la banda, llevada por la versatilidad de su vocalista, para pasar de una estrofa con un punto oscuro a un estribillo de rock melódico brillante y, finalmente, a un solo de filigrana. Efecto de guitarra y arpegios con reminiscencias de Mr Big, junto a un teclado acertadísimo y muy presente, para el romántico Best Days of Our Lives; guitarra potente en el Into Our Dreams; versatilidad en todos y cada uno de los miembros de la banda y, como resultado, un disco que transita como un fórmula uno por nuestra autopista al placer.

A New Beginning da un paso más hacia el rock melódico más abierto e intimista con una letra que condena la violencia sin importar su procedencia, mientras que un festivo Summertime celebra las bondades del buen tiempo y la buena compañía; en definitiva, la vida bien entendida. “Give me the bittersweet taste from your lips…” es el estribillo de un Give Me, que hace una incursión en otros estilos para demostrar la flexibilidad de este disco, que no aburrirá a nadie con su eclecticismo bien entendido.

Comienza la cuenta atrás con su Countdown Time, con suave y engañosa acústica para un corte de categoría, que es una declaración de intenciones y una reflexión global, que demuestra la buena labor como letrista de Esteve, incluso en un idioma que no es el propio. Temazo con la guinda del solo de Agüeras sobre la base de un teclado y la rítmica siempre apoyando al equipo. Crying no tiene nada que ver con el homónimo de Aerosmith, pero te gustará mucho y te hará de libro de autoayuda, por su acertada reflexión sobre la vida pero, si crees que te vas a calmar más de la cuenta, estás equivocado. Manu te rescatará para la épica con un brillante Soul Mates, con esos contrastes compositivos que tan bien domina toda la banda y él mismo emulando a la perfección a alguno de los maestros. El solo de guitarra no quiero explicarlo, sino que lo disfrutes.

Countdown Time se va con el que puede que sea mi tema favorito, dentro de un extraordinario nivel general: Lights and Shadows. Luces y sombras, santos o pecadores…; teclado clásico, guitarras potentes y un tono épico y oscuro para una letra en la que reina la esperanza. Se inicia la cuenta atrás para que esta banda, que tiene todo el reconocimiento de la escena, tenga también la recompensa que merece por un trabajo extraordinario. No busques muy lejos; Hardreams es una banda de categoría y Countdown Time un álbum excelente. Deberían estar en varios festivales dentro y fuera de la península.

Toño Martínez Mendizábal

Tracklisting

  1. Fire Child

  2. More than One Life

  3. Best Days of Our Lives

  4. Into Our Dreams

  5. A New Beginning

  6. Summertime

  7. Give Me

  8. Countdown Time

  9. Soul Mates

  10. Lights and Shadows

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show