UDO DIRKSCHNEIDER – Entrevista / Interview (2022)

Una vez más, quien redacta estas líneas, no alcanza a expresar con palabras lo que se siente tras mantener una nueva charla entre amigos con la VOZ del Metal. Hablo, ni más ni menos, que del mítico Panzer alemán, el legendario e incombustible Udo Dirkschneider.

En esta ocasión, nuestra conversación tiene lugar a través de videoconferencia, que en primer término puede resultar una forma de comunicarse un tanto fría, pero bien puedo asegurar al lector que, en el caso de Udo, no es así. Al otro lado del monitor, el veterano cantante alemán, irradia esa magia tan especial que no entiende de barreras o distancias. Cara a cara, en el backstage de cualquier sala de conciertos, Udo es igual: es pura magia.

Nos encontramos en una soleada tarde de Abril de 2022 y la ocasión se presenta única para conversar con Udo acerca de su reciente proyecto discográfico: “My Way”. Debo reconocer que, meses atrás, llegaron a mis oídos ciertos rumores acerca de este proyecto. Las fuentes eran fiables. La expectativa era máxima. ¿Sería cierto que Udo se iba a embarcar en un álbum conformado únicamente por versiones de otros grupos y solistas? 

Pues, al parecer, los rumores eran más que acertados. ..

Hoy, con “My Way” convertido en algo real y tangible, nos encontramos cara a cara con Herr Dirkschneider para que nos desvele cómo fue el proceso de creación de este singular trabajo que, sin temor a equivocarme, marcará un hito muy especial en su más que dilatada carrera como artista dentro de este género que tanto amamos: el Heavy Metal.

Después de tomarme un breve instante para tratar de controlar mi desbordante emoción y asumir que, una vez más, estoy frente a mi cantante favorito del género, decido romper el hielo, a pesar de que Udo, como siempre, me atiende con una amplia sonrisa y un excelente humor… Pero, ya se sabe, cuando tienes delante a uno de tus ídolos, cuya voz llevas escuchando prácticamente a diario durante tres décadas, es imposible no dejarse embargar por la emoción.

Daniel Ortega (D.O.): ¡Udo! ¡Qué alegría verte de nuevo! ¡Me alegra muchísimo saber que estás bien!

Udo Dirkschneider (U.D.): ¡Oh! ¡Hola Daniel!

Udo esboza una amplia sonrisa y asiente con la cabeza un par de veces al reconocerme… Mientras bebe un poco de agua de un vaso que tiene a mano, me invade un pensamiento que, estoy seguro, a más de un lector le ocurriría de igual modo. Resulta increíble que alguien de su talla se acuerde de sus fieles seguidores, a pesar de los años y a pesar de la infinidad de personas que terminan por conocer a lo largo de su carrera. Al fin y al cabo, son muchas las ocasiones en las que hemos podido conversar. Inolvidable cada una de ellas… El de Wuppertal, finalmente, da luz verde y damos comienzo a la entrevista.

D.O.: En primer lugar, Udo, quisiera aprovechar los instantes iniciales de esta entrevista para felicitarte por tus últimos trabajos… “Game over”, “We are one” y “Arise”, este último con Dirkschneider & The Old Gang (le muestro ante la webcam, uno por uno, los CDs según los voy nombrando). 

U.D.: Oh, sí, unos álbumes muy buenos (sonríe de oreja a oreja el alemán).

(D.O.): En particular, me encantó “Arise”, con tus viejos amigos Stefan Kaufmann y Peter Baltes de tu época en Accept y… Oh, alguien más, que no se me olvide, entonces un joven guitarrista, hoy ya no tanto lógicamente… ¡El gran guitarrista Mathias Dieth! (Exclamo y le muestro en pantalla uno de mis tesoros discográficos; un single de 7” de .U.D.O. titulado “They want war”, el primero de su proyecto en solitario publicado en 1987 donde vemos en la portada a Udo y Mathias dándolo todo para la portada). Un trabajo en el que también te acompañaron tu hijo Sven y la gran cantante Manuela Markewitz (Biebert).

(U.D.): Ja, ja, ja… ¡Gran single! (celebra y suelta una carcajada)

(D.O.): Mathias Dieth… Un grandísimo guitarrista y una persona excepcional, ya lo creo.

(U.D.): Sí, Mathias… Sí… (Dice, a la vez que asiente, con un tono nostálgico que recuerda épocas pretéritas y, a su vez, revela en su mirada el gran afecto por el hoy abogado, pero también músico que le acompañó en sus cuatro primeros trabajos con .U.D.O., amén de alguna que otra colaboración puntual).

(D.O.): Qué gran trabajo, “Arise”, sin duda nos sorprendiste a muchos cuando salió al mercado… Pero, hoy, Udo, estamos aquí para conversar acerca del nuevo álbum: “My Way”.

(U.D.): Sí, “My Way” (asiente a la vez que me mira con ojos deslumbrantes de orgullo por el gran trabajo que acaba de publicar).

(D.O.): Udo, acabas de cumplir 70, años… ¡70! Así que, con mi oxidado alemán, estimado Udo, aprovecho para felicitarte tu cumpleaños.

(U.D.): Muchas gracias Daniel, 70 años, uf… Muchas gracias sinceramente.

(D.O.): Udo, 70 años… Todavía continúas en la escena metalera con la energía desbordante de un chaval de 18 años recién cumplidos. Es increíble…

(U.D.): Uf, sí, son muchos años los que han pasado desde que comencé en este mundo de la música. Muchos… Muchos años…

(D.O.): Sé que “My Way” es un proyecto muy especial para ti. Un trabajo en el que recoges 17 canciones y que, seguro que más de uno en mi lugar, también te preguntaría esta cuestión… ¿Por qué has escogido estas 17 canciones?

(U.D.): Bueno… Lo primero de todo… No estaba en mis planes originales realizar un álbum de versiones… Mhmhmhmh… ¿Cómo lo podría decir? Simplemente, ocurrió (sonríe y desliza una carcajada). Verás… En muchas ocasiones, con Stefan Kaufmann, durante nuestros días de trabajo en el estudio de grabación, a veces “calentamos” tocando canciones que nos gustan para ir afinando de cara a empezar las grabaciones o simplemente porque nos apetece, porque nos gusta tocar música y aprovechamos para recordar viejos tiempos. Una de esas canciones que siempre nos ha gustado es “Faith Healer” de Alex Harvey. A veces, en el estudio, alguno de los dos dice: ¿Te acuerdas de “Faith Healer”?, venga, ¡qué demonios!, no tenemos nada mejor que hacer esta tarde… ¡Vamos a tocarla!… ¡Y nos lo pasamos en grande!

(D.O.): ¡Qué buena anécdota Udo! Gracias por compartirla.

(U.D.): Llegado cierto día, decidimos hacer una versión de esa canción. Por el mero hecho de pasarlo bien y, por supuesto, porque nos encanta este tema de Alex Harvey. Comenzamos a trabajar en una “demo” de “Faith Healer” y quedamos muy satisfechos con el trabajo realizado… Entonces una idea comenzó a revolotear por nuestras cabezas… ¿Por qué no hacer un álbum de versiones? Así que comenzamos a hablar con nuestro productor y algunos de sus contactos. Desde el principio hubo buena química y les gustó la idea, así que, poco tiempo después, nuestro productor nos dijo: ¿Por qué no?

(D.O.): ¡Qué interesante conocer cómo comenzó todo! Una vez afianzada la idea del álbum de versiones, me imagino que luego empezaríais con la selección de los temas…

(U.D.): Así es. Nuestro productor me dijo… ¿Cuáles son las canciones que quieres que aparezcan en el disco? Le respondí que empezaría con la selección lo más rápido posible. Me puse a trabajar en ello de inmediato. Tenía algo claro en mente, las canciones que iban a formar parte de “My Way” tendrían que ser temas que no me hubiesen influenciado o inspirado para la realización de ninguno de mis trabajos hasta la fecha publicados. Deberían ser canciones que he adorado escuchar a lo largo de toda mi vida, ya me entiendes, las de ese tipo que oyes una y otra vez sin cansarte.

 

 

(D.O.): Te entiendo. Esas canciones especiales para uno. Tanto que, incluso, acabas tarareando aquí y allá en cualquier momento del día.

(U.D.): Exacto, eso es. Así que dije, ahí vamos, a por todas. La compañía discográfica también se mostró de acuerdo con el proyecto y comenzamos a trabajar en ello. (Udo hace una pequeña pausa y, con aire reflexivo, clava sus intensos ojos azules en la webcam para confesarme algo que me deja totalmente sorprendido). Daniel, algo muy importante para mí, desde un principio, y así se lo manifesté a la discográfica, fue que tuviese total libertad para incluir todas las canciones que me gustasen, las que yo escogiese, y que, incluso, pudiese hacer versiones libres de algunas de ellas.… Ya me entiendes, en “My Way” hay temas de Scorpions, de Tina Turner, etc. Yo no voy a cantar como Klaus Maine o Tina Turner… ¡Eso es imposible!

Ambos estallamos en risas tras escuchar la broma que acaba de soltar Udo.  Una broma, eso sí, cargada de respeto por los grandes artistas que acaba de citar. Efectivamente, Udo tiene una voz singular y canta a su manera, una manera que nos encanta a los miles de seguidores que tiene repartidos por todo el mundo. Puedo asegurar al lector que, cuando tenga ocasión, disfrutará enormemente al escuchar a Udo interpretando, con su propia voz, versiones de esos grandes artistas a los que rinde tributo en “My Way”.

(D.O.): Entonces, Udo, entiendo que hubo que plantear algunos arreglos a las canciones…

(U.D.): Efectivamente. Nuestra idea era hacer ciertos ajustes aquí y allá en cada una de las canciones. Ya me entiendes, hacerlas sonar de una forma un tanto distinta, que tuviesen un sonido más heavy y que, en definitiva, se ajustasen a mi voz en la medida de lo posible. Visto el resultado, creo que el proyecto ha alcanzado las expectativas que teníamos en un principio. Es más, ahora que “My Way” está ya en el mercado, está funcionando mucho mejor de lo inicialmente esperado. Y, debo decirlo, todo el mundo está encantado. Te lo confieso… Es increíble el gran número de entrevistas que me han solicitado desde distintos medios para interesarse por este álbum de versiones. Muchos me lo habéis dicho: No nos esperábamos algo así, es increíble. Ya sabes, al principio algunos pensaron: Udo lanzará un álbum de versiones, bueno, OK, ya veremos, bla, bla, bla… Pero, tras escucharlo, se ha producido esa avalancha de solicitudes y, al parecer, todos están encantados y sorprendidos con “My Way”.

(D.O.): Me alegro muchísimo, de verdad, es una gran noticia. Te mereces toda la atención del público y, por supuesto, el mejor de los reconocimientos por este fascinante proyecto musical.

(U.D.): Muchas gracias. De verdad, gracias.

(D.O.): Udo, hemos charlado en ocasiones previas, bien en los backstage de algunas salas de conciertos aquí en España, por webcam, etc… Siempre hemos terminado hablado de música y de la admiración que tienes por algunos iconos de la música, como Tinta Turner, Led Zeppelin, etc. Ya sabes, todo el mundo piensa que Udo Dirkschneider es un Metal-Man desde que se levanta de la cama por la mañana hasta que se acuesta de nuevo por la noche… 

(U.D.): Ja, ja, ja… Eso parece, ¿verdad? (suelta una enorme carcajada)

(D.O.): Ya me entiendes, Udo, como cualquier otro ser humano, pero en especial a quienes adoramos el Heavy Metal, también tenemos gustos musicales que van más allá de este género. Podemos escuchar música clásica, pop-rock y todo eso…

(U.D.): Así es, Daniel. Como músico considero que no puedes limitarte a coger y sentarte en tu casa a escuchar todo el día Iron Maiden, AC/DC, Judas Priest y todo eso… ¡Por supuesto! Me encanta escuchar Heavy Metal, pero también todo tipo de música. Soy una persona de mente abierta, muy abierta. Puedo tener muchas influencias. Te puedes imaginar. De vez en cuando reparo en un sonido o algún aspecto concreto de una banda, no tiene que ser Heavy Metal, ya sabes, y por la razón que sea me sorprende y, ¿por qué no?, trato de buscar algo similar para incluirlo en alguna de mis composiciones. Lo que hago en casa, con bastante frecuencia, es escuchar música de todo tipo. Aquí, en la zona donde vivo en Alemania, llegan las ondas de un par de emisoras de radio, Rock Antenne de Múnich y Hamburgo, y Radio Bob. Ahí emiten metal clásico, metal alternativo, pop-rock, vamos, ¡de todo! Y eso es algo que me encanta. Adoro escuchar esas emisoras y siempre hay algo que te sorprende. Eso es lo más importante de todo: Ser una persona con mente abierta para la música.

(D.O.): Udo, ya te lo comenté con anterioridad, yo descubrí tu voz cuando tenía 12 años… Ahora tengo 42… ¡Eso fue hace tres décadas! Y todo empezó gracias a estos dos álbumes…

Aprovecho para mostrarle ante la cámara dos discos que han marcado mi vida, pero, estoy seguro, que la de miles de apasionados por el Heavy Metal. Hablo de “Timebomb” de .U.D.O. y del mítico “Restless & Wild” de Accept (de la época en la que Udo militaba en la célebre banda germana).

(D.O.): ¡Estos dos discos! ¿Te suenan de algo? “Timebomb” y “Restless & Wild”. 

(U.D.): ¡Wow! ¡Grandes discos, buena elección!

(D.O.): Como bien decías antes, Udo, todo músico debe seguir aprendiendo de otros músicos de diversos estilos para ir mejorando en su oficio…

(U.D.): Así es… Debes tener interés en la música, en todo tipo de música. Pero también en los aspectos de producción de los álbumes, apreciar cómo tocan los músicos en ese disco, qué sonidos emplean, etc. Eso es, hay que tener la mente abierta. Por ejemplo, yo he sido siempre un gran fan de Tina Turner, pero un gran fan como no te puedes imaginar. Recuerdo algunos de sus temas de memoria. Hay algunas de sus canciones que las puedes transformar para que retumben con un sonido realmente heavy si te lo propones. La razón por la que escogí “Nutbush City Limits” de Tina Turner, denominada “They Call It Nutbush” en “My Way”, es por la pequeña historia que se esconde detrás de ella… Verás, en mi época cuando formaba parte de Accept, durante los ensayos solíamos tocarla para calentar antes de interpretar nuestros temas propios. Ya sabes, una de esas canciones que siempre me encantó tocar, así que, hablando con Peter Baltes, que toca el bajo en todo “My Way”, dijo también… Sí, vamos a incluirla en nuestro álbum de versiones (ríe y pega un puñetazo en la mesa rebosante de alegría)... ¡Tenemos que incluirla!

(D.O.): Wow!! Menuda anécdota Udo, es una historia que muchos de tus fans desconocíamos. Ni por asomo me podría imaginar que esos potentes Accept de comienzos de los años ochenta tocasen canciones de Tina Turner para calentar durante sus ensayos…

(U.D.): Sí, así era. ¿Por qué no? Además, nosotros éramos, ya sabes, tíos echados para adelante. Si la tocamos, que sea como queremos, que suene a Heavy Metal. ¡Y bien alto! ¡Por supuesto! ¡Ja, ja, ja!

(D.O.): Udo, insisto, mi más sincera enhorabuena por dar este paso adelante y, a su vez, tan especial en tu dilatada trayectoria. Debo decirte que he escuchado a fondo “My Way”, varias ocasiones, prestando máxima atención a cada uno de los temas y solamente puedo decir que es sorprendente. Me ha cautivado cada canción seleccionada y la forma en la que las habéis adaptado para que tu voz retumbe con la potencia a la que nos tienes acostumbrados… Por ejemplo, tenemos un tema mítico de Scorpions, “He’s a woman, she’s a man”, el cual habéis hecho sonar con un sonido Heavy que más de uno va a alucinar… Otro que también llamó mucho mi atención fue el de Rolling Stones, “Paint it black”, magnífica versión, muy potente.

(U.D.): Sí, ya lo creo, suenan muy potentes ambos temas. Un poco diferentes a los originales, ¿verdad? (desliza una risa cómplice que denota satisfacción por el resultado obtenido).

(D.O.): Recuerdo especialmente “Paint it black” de los Rolling por ser, en su día, uno de los “himnos” de la Guerra de Vietnam, ya sabes, una letra muy dura y un contexto social complejo en aquellos años 60 y 70…

(U.D.): Ya lo creo, tiempos duros para la humanidad. La música estuvo ahí para dar fe de aquellos tiempos y la dureza de los mismos… (Asiente con aire reflexivo).

(D.O.): Udo, hay en “My Way” un tema del que hemos hablado antes, “Faith Healer” (de Alex Harvey) y también “Fire” (de Crazy World Of Arthur Brown), que, siendo sincero, las he buscado en YouTube para, finalmente, ver el videoclip o algún directo de estos artistas interpretando sus respectivas canciones… Wow, alucinante, menuda estética y música tan “psicodélica”. ¿Tal vez en Accept, en sus comienzos, había alguna influencia en vuestra forma de vestiros para salir al escenario?

(U.D.): Mhmhmhm… Bueno, sí y no… Ya sabes, “Faith Healer” era muy rollo “dance” en aquellos años… Se escuchaba en todas partes, discotecas, pubs, clubs, etc. Era, como iríamos hoy, un “mega-hit”, una canción conocidísima en todas partes. En Accept, efectivamente, también la tocábamos para calentar en los ensayos. Así que, en “My Way”, Peter Baltes me dijo: “Tenemos que incluir esta canción, tenemos que hacerlo, sí, hay que incluirla”. Pero yo le dije: “Uf, no va a ser sencillo, la atmósfera en la que se cantó aquella canción, ya sabes, era muy psicodélica y diferente”. Así que llegamos a una especie de acuerdo… La grabaríamos para que sonase más Heavy. Pero, también, ya lo has escuchado, hemos incluido una especie de “atmósfera loca” en la grabación. Creo que el resultado final ha sido muy satisfactorio. Y… “Fire” de Arthur Brown… ¡Ay madre! Ja, ja, ja… ¡Tremendo ese hombre! Ya sabes, ya has visto el vídeo donde sale con su sombrero en llamas y todo eso… ¡Me encanta esa canción!

 

Jasmund-Photo

 

(D.O.): Ya lo creo, ambas versiones son magníficas. A mí particularmente me han encantado. Por cierto, Udo, al final del disco, nos encontramos “Hell bent for leather” de Judas Priest. Sé que tú y Halford sois viejos conocidos… Y también tenemos otro tema en “My Way” con tu difunto amigo Dio a la voz, “Man on the silver mountain” de Rainbow… ¿Qué has sentido cuando has puesto voz a estos dos himnos del Metal y el Rock más clásicos y que todo el mundo reconoce tras escuchar los primeros compases?

(U.D.): Sí. “Hell bent for leather” es uno de esos himnos clásicos del Heavy, muy potente, arrollador y todo eso (Udo agita la cabeza y alza la mano con el gesto de los cuernos para enfatizar su respuesta). ¡Menudo cañonazo de canción! ¡Furiosa y potente! Hace años grabé otro de sus temas, “Breaking the law” junto con Doro y también “Metal Gods” con .U.D.O. para un álbum tributo que se grabó hace años. Así que, ahora teníamos la oportunidad de grabar un tema que me encanta de Judas. Eso sí, le hemos dado varias vueltas hasta que hemos encontrado la fórmula acertada. Hemos hecho muchos arreglos y hemos quedado encantados con el resultado. Y la de Ronnie, ¡qué gran canción!, una de mis favoritas de toda su carrera. También creo que nos hemos acercado mucho a la versión original, con el órgano y todo eso, ya sabes… Stefan Kaufmann ha tocado las guitarras en esta versión y, desde el principio, trató de acercarse al máximo al sonido original de Blackmore. Sí, esta era una de esas canciones que tendría que estar en “My Way”.

(D.O.): Ya lo creo, Udo, una gran elección la realizada con estos dos temas míticos. Totalmente de acuerdo contigo. Por otra parte, hemos citado antes que Baltes y Kaufmann han participado en la grabación de este disco… Además tú, Baltes y Kaufmann, ¿quién o quiénes más han participado en este disco?

(U.D.): Sí, Baltes y Kaufmann han sido dos pilares fundamentales en este álbum. Pero también han intervenido muchos más… Sven, mi hijo, se ha encargado de la batería. Estaba muy interesado en el proyecto… ¡A pesar de que jamás había escuchado algunas de las canciones!

(D.O.): ¡No me extraña, es muy joven! Muchos de tus seguidores, especialmente los más jóvenes y los ya no tan jóvenes, desconocíamos algunas canciones incluidas en “My Way”, por lo que te agradecemos las hayas rescatado para nosotros.

(U.D.): También han participado mis dos guitarristas en .U.D.O., Andrey Smirnoff y Fabian Dee Dammers, quienes acordaron repartirse la grabación de algunas canciones, los solos y todas esas cosas de guitarristas… Ja, ja, ja. ¡Ambos han hecho un trabajo fantástico! Además de Peter Baltes, que ha grabado el bajo en todos los temas, también ha intervenido algún que otro músico muy importante para el proyecto, que no son conocidos a escala internacional, pero que sí en Alemania y que me han sorprendido enormemente con la calidad de su trabajo. Estoy seguro que quienes escuchen “My Way” también se sorprenderán tanto o más que yo con la cantidad y calidad de los arreglos que han aportado. También nos ha acompañado en el proyecto Manuela Markewitz (Biebert) y el gran guitarrista Mathias Dieth (militó en bandas como .U.D.O., Sinner y Gravestone), que se ha hecho cargo de “Sympathy” (Uriah Heep); él grabó todas las guitarras de esta canción. Recuerdo que comenté con él que íbamos a hacer este proyecto y le mostré la lista junto con una demo para que la escuchase. Para mi absoluta sorpresa me dijo: “Esta es mi canción favorita de Uriah Heep. Tengo que tocarla”.

(D.O.): Por lo que veo has estado muy bien arropado en “My Way”, con grandes músicos, tu hijo y viejos amigos del mundo musical.

(U.D.): Sí, todo este proyecto lo podría calificar como un álbum familiar. Si bien lo hemos pasado muy bien trabajando en “My Way”, debo confesar que para mí ha sido uno de los discos más complicados de elaborar; en especial el tema que interpreto en alemán…

(D.O.): Sí, si no me equivoco, esta es la primera vez en toda mi vida que te escucho cantar en tu idioma natal, el alemán. “Kein Züruck” de Wolfsheim, el tema que cierra el álbum. ¿Por qué escogiste esta canción tan “moderna”? Udo, hace mucho tiempo que te conozco… Intuyo que “Kein Züruck” tiene un significado muy especial para ti.

(U.D.): Así es. Creo que lo más importante de esta canción es la letra. Sí, sin duda, la letra y su mensaje son un fiel reflejo de todo lo que ha sido mi vida en el aspecto musical. Ya sabes lo que significa “Kein Züruck”… No mires nunca atrás, no retrocedas, Habremos tenido buenos y malos momentos, lo realmente importante es avanzar. Este es el motivo, también, de la elección del título del álbum, “My Way” (a mi manera). Siempre he seguido mi camino. Jamás he hecho caso a ciertas personas “alocadas” o perjudiciales a mi alrededor; siempre he decidido el camino que debo recorrer. Por eso “Kein Züruck” forma parte de este álbum. Pero había un problema… ¿Debíamos traducir la letra del alemán al inglés? Ya sabes, al traducirla del alemán, de alguna forma el mensaje se perdía. En alemán se mantiene intacto dicho mensaje… Así que, aunque bien sabes que cantar en alemán suena más “duro” y en inglés todo es más “suave” o accesible para el gran público, finalmente nos decantamos por hacerlo en alemán… Y creo que ha sido una decisión acertada. 

(D.O.): Debo confesarte que leí la letra en alemán y, aunque a estas alturas de la vida por desgracia no tengo tantas nociones de tu idioma natal como quisiera, debo decir que en una primera aproximación quedé fascinado por el mensaje. Luego la traduje al castellano y me sorprendió aún más la importancia del mensaje que nos quieren hacer llegar sus autores originales y ahora tú a través de esta versión que has hecho de “Kein Züruck”. Me quedo sin duda con esa fortaleza que transmite… Ese permanente impulso a afrontar la vida por muy malas que nos vengan dadas. Como decís en alemán, estimado Udo, “Immer vorwärts, Schritt um Schritt” (Siempre hacia adelante, paso a paso). Una canción maravillosa.

(U.D.): Eso es. Siempre hacia adelante. Paso a paso. Sin duda una canción que debía incluir en este álbum ya que es un mensaje muy importante para tener en cuenta en nuestras vidas.

 

Foto: Paddy Kåsmoli

 

(D.O.): Abordamos ya la recta final de esta entrevista… A mi pesar, porque estaría horas hablando contigo… Pero, como el tiempo es limitado, debemos ceñirnos a tu programa de entrevistas para hoy. Udo, acabas de cumplir 70 años, la salud te respeta y tienes energía para seguir abordando nuevos proyectos. Muchas personas, al llegar a esta edad, básicamente deciden sentarse, descansar, y se limitan a ver pasar el resto de sus vidas sin mayores complicaciones… Pero Udo no… Udo sigue adelante… ¿De dónde sacas la energía?

Mientras formulo esta pregunta, niega con la cabeza en un claro gesto que manifiesta por sí solo el rechazo a esa vida sedentaria carente de actividad…

(U.D.): No. Yo no podría quedarme sentado de brazos cruzados para esperar el final de mis días, así, sin más. Creo que lo más importante a estas alturas de la vida es amar lo que haces. Es por ello por lo que continúo activo en la vida y, concretamente, en el mundo de la música. Lo peor de mi vida han sido estos dos años pasados por el tema de la pandemia. Sí, aunque hemos hecho algún trabajo en el estudio de grabación, cuando todo lo del confinamiento, fue horrible para mí. Estaba sentado en casa y me ponía a pensar… OK, al parecer esto debe ser algo parecido a cuando uno se jubila… Me levanto por la mañana, me hago un café para desayunar, y, después, el resto del día… ¿Estar ahí sin hacer nada? Ufff… No. Ese no sería yo (resopla y hace un aspaviento como para indicarme que se volvería loco de seguir por ese camino que tan poco le gusta). No, no, no… Yo no podría con eso. Mucha gente me lo ha dicho: ¿Por qué no valoras retirarte a tu edad? Y yo les digo siempre que no. Ni siquiera lo he contemplado. Por el momento sigo pensando en salir de gira con el grupo… En breve empezaremos con los ensayos… Habrá conciertos en América del Sur de aquí a unos meses… Los festivales de verano… Luego el tour por Europa… Por desgracia no podremos ir a Rusia y Ucrania por todo el asunto que se ha montado… 

Udo lamenta sinceramente lo ocurrido entre ambas naciones ya que allí tiene legiones de seguidores y es un público muy fiel ante el que siempre ha adorado actuar.

(D.O.): Triste suceso, Udo, esperemos que todo se solucione y pronto puedas volver allí para tocar tu música ante tus amigos y fans rusos y ucranianos.

(U.D.): Ojalá así sea… Entre tanto intentaremos tocar en directo en tantos lugares como nos resulte posible… Y terminar el año en Europa dando conciertos aquí y allá. Para el año que viene tenemos planeado visitar América del Norte, Japón… Así que, como ves, tengo muchas cosas por hacer en lo que resta de año y en los sucesivos.

(D.O.): Cruzo los dedos para que todos tus sueños se cumplan (ambos cruzamos físicamente los dedos justo delante de la cámara en un ferviente deseo para que todo lo que ha planificado el mítico cantante alemán pueda llevarse a término sin ninguna incidencia más). Udo, vamos a por unas preguntas finales…

(U.D.): Adelante amigo mío…

(D.O.): Recientemente has firmado un contrato con Atomic Fire, algo que celebro y que quiero aprovechar para felicitarte, pues es una discográfica que recientemente ha reclutado a otras grandes leyendas del Heavy alemán como Primal Fear, Helloween, etc., además de otras bandas muy importantes a nivel internacional… .U.D.O. también está presente, desde hace unos meses, en esta discográfica para aportar su granito de arena el mundo del Metal… ¿Crees que, de algún modo, aquí también podrás seguir haciéndonos llegar tu pasión por este género que tanto amamos? ¿Podemos decir que toda tu carrera, lo anteriormente publicado y ahora en Atomic Fire, podrá ser un legado para las nuevas generaciones?

(U.D.): Sí, los chicos de Atomic Fire podemos decir que son el “núcleo duro”, los más heavies, procedentes de Nuclear Blast… Así que los conozco a todos ellos. Los conozco muy bien. Tenemos una gran amistad desde hace tiempo. Cierto día uno de ellos me comentó la posibilidad de trabajar con Atomic Fire. Por aquel entonces yo trabajaba con AFM Records, te hablo de hace al menos quince años, un montón de tiempo atrás… Y, ya sabes, en mi época de AFM a veces tenía esa sensación de estar realizando un trabajo un tanto “rutinario”. Me explico, como si fuese un “viejo matrimonio”… OK, grabamos un disco, salimos de gira… Siempre lo mismo… Algo rutinario. Así que, cuando recientemente tuve una conversación con los chicos de Atomic Fire, volvimos a reencontrarnos y hablamos sobre la posibilidad de firmar un contrato con ellos. Hicieron una buena oferta y la posibilidad de grabar “My Way”, además de tres nuevos discos de estudio… ¡Eso está genial! Es todo un honor para mí. Estaré ocupado hasta 2026 o 2027 por lo menos… Es mucho trabajo, es algo estupendo, ¿verdad? ¡Eso es algo magnífico para alguien de mi edad! Así que acepté la oferta y me explicaron cómo veían el futuro de nuestro trabajo conjunto. Sí es cierto que podría haber continuado con AFM Records, pero… No sé… Sentí la necesidad de efectuar este cambio… Y creo que he tomado la decisión acertada. Tengo la certeza de que he acertado con el cambio.

(D.O.): Reitero mis felicitaciones por el nuevo contrato con Atomic Fire y te deseo lo mejor para los próximos años. Brindaremos por ello la próxima vez que nos veamos.

(U.D.): ¡Gracias! (Udo aprovecha para coger su vaso de agua y brinda antes de beber).

(D.O.): Bueno, estimado Udo, por desgracia se nos agota el tiempo… Aprovecho para comentar contigo que a finales de año, de este 2022, .U.D.O. estará de gira por España y que, para sorpresa de muchos fans, actuarás en una ciudad que está en el norte de España, a medio camino entre Madrid y Bilbao…¡Actuarás en mi ciudad, en Burgos! Te puedo asegurar que aquí estamos todos muy emocionados y con muchas ganas de recibirte por primera vez en nuestra ciudad. Así que, ya que vas a reencontrarte con tu público en España, ¿te atreverías a decirnos algo en nuestro idioma?

(U.D.): Uf… ¡Hablar en español! ¡Menudo problema! No puedo decir demasiado muchas cosas en castellano… (Udo resopla y se lleva la mano a la frente para, después, reír ambos de forma cómplice). Lo que realmente sí quiero transmitiros es que será todo un lujo volver a veros, puesto que los fans españoles sois siempre muy entusiastas… ¡Lo he pasado siempre genial con vosotros! Ya lo sabes… He vivido durante 30 años en Ibiza y, aunque ahora resido en Alemania, siempre os recuerdo con muchísimo cariño. Me encanta vuestra forma de ser. Es decir, en ciertos aspectos de la vida, a veces os tomáis las cosas de una forma más… “Tranquilo” (dice en castellano)… Todo más relajado, sin excesivos agobios… ¿Qué puedo deciros? “Hasta luego” (también en castellano)… ¡Espero veros pronto!

(D.O.): ¡Hasta pronto Udo!

Ambos nos despedimos mediante un afectuoso intercambio de saludos y amplias sonrisas esbozadas en nuestros respectivos rostros.

Como en anteriores ocasiones, el momento de la despedida es un tanto agridulce, pues terminan unos momentos repletos de emoción por el reencuentro con quien es tu cantante favorito en la escena del Metal y, también, por tener que decir adiós a un viejo amigo, incansable y presto a seguir durante muchos años más brindándonos su mayor tesoro… 

No hablo de su voz, pues a estas alturas todos bien sabemos que Udo es la VOZ del Metal… 

No hablo de sus discos, pues su carrera es tan extensa y prolífica que podríamos hacer correr ríos de tinta para profundizar en cada uno de ellos… 

Hablo de su Corazón de Oro… Como “Heart of Gold”, ese himno de .U.D.O. recogido en su álbum “Faceless World” que es capaz de erizarle el vello a cualquiera desde los compases iniciales.

Gracias Udo por compartir con nosotros tu tiempo, tu bondad, tu buen humor y, por supuesto, tu música.

¡Hasta pronto!

Entrevista: Daniel Ortega Del Pozo

 

 

 

 

 

 

 

“My Way” (2022, Atomic Fire Records)

Tracklist:

  1. Faith Healer (Alex Harvey)
  2. Fire (Crazy World Of Arthur Brown)
  3. Sympathy (Uriah Heep)
  4. They Call It Nutbush (Tina Turner)
  5. Man On The Silver Mountain (Rainbow)
  6. Hell Raiser (The Sweet)
  7. No Class (Motörhead)
  8. Rock And Roll (Led Zeppelin)
  9. The Stroke (Billy Squier)
  10. Paint It Black (Rolling Stones)
  11. He’s A Woman, She’s A Man (The Scorpions)
  12. T.N.T. (AC/DC)
  13. Jealousy (Frankie Miller)
  14. Hell Bent For Leather (Judas Priest)
  15. We Will Rock You (Queen)
  16. Kein Zurück (Wolfsheim)
  17. My Way (Frank Sinatra)

Comments are closed.