THERION – Entrevista a Christofer Johnsson

Con motivo del recién lanzamiento del nuevo álbum de THERION «Leviathan», Rodrigo Trascasa contactó con Christofer Johnsson para conocer más detalles sobre este nuevo trabajo.

RT: Hola, Christofer. Muchas gracias por hablar con Rock Angels. Primeramente, ¿cómo estás y cómo está la situación con el Covid en Suecia, y también en Malta, donde resides actualmente?

CJ: Hola, es un placer. No suelo pasar mucho tiempo en Suecia, pero aquí en Malta las cosas están relativamente relajadas. Hay que llevar la mascarilla por la calle. Los sitios que venden comida están abiertos, no así los pubs, así que si quieres tomarte una bebida tienes que ir a un restaurante. Tampoco hay conciertos, y algunas tiendas tienen limitaciones de aforo, pero en general, la mayor diferencia es la mascarilla. 

RT: ¿Ha sido difícil grabar el nuevo disco, Leviathan con la pandemia? Sé que varios de los músicos de Therion viven en diferentes países. ¿Habéis podido juntaros para tocar o el proceso de creación ha sido enteramente a distancia?

CJ: No, los aeropuertos estaban cerrados aquí en Malta, así que se ha tenido que grabar todo a distancia entre Suecia, Malta, Argentina, Israel, EEUU, Inglaterra, Alemania, España y Dinamarca.

RT: Aparte del cantante, Thomas Vikstrom, que también ha colaborado en las composiciones, y Marko Hietala de Nightwish, que canta en un tema, ¿has trabajado con los mismos músicos que últimamente, o nos encontraremos nuevos nombres en el álbum?

CJ: Mayormente son la misma gente, aunque también participa Mats Leven, que estuvo con nosotros hasta 2007. Asimismo, en las voces colaboran Taida Nazraic, que es una cantante desconocida, y Noa Gruman.

RT: En 2019, tuve la suerte de asistir a vuestro show en el festival Z Live de Zamora, y eché en falta el coro que llevábais en otras actuaciones que había presenciado 15 o 18 años atrás. ¿Cuándo cambió ese formato de directo y por qué?

CJ: Bueno, estuvimos probando diferentes conceptos para los directos. Antes llevábamos todo el coro en el escenario junto con dos voces solistas, pero a partir de Gothic Kabbalah, había directamente 4 cantantes principales, con lo que el show era más potente. Últimamente estábamos llevando 3 cantantes y aparte el bajista también hacía voces, pero ya no gira con nosotros, así que nadie sabe cómo serán los conciertos a partir de ahora. Está escrito en las estrellas.

RT: Fue también la primera vez también que vi a Rosalía Sairem, que vive en España. Ahora la vemos con Chiara Malvestiti en las fotos promocionales. ¿Significa eso que Lori Lewis no continúa en Therion?

CJ: Lori sigue grabando los discos, pero tuvo que dejar de girar por un tema financiero. Ella vive en EEUU, y allí no es como Europa. Allí tienes que pagarte tú mismo el seguro médico, la pensión de jubilación, etc. Si no lo haces acabas viviendo debajo del puente. Ella se dio cuenta que iba a cumplir 40 años, y que de la música no ganaba lo suficiente para costear todo eso (Therion no gira muy a menudo) , así que prefirió buscarse un trabajo normal. 

De hecho, suelo llegar a acuerdo con los músicos por el cual ellos ganan una cantidad superior de dinero cuando grabamos un disco y yo me quedo con los derechos de autor, con lo cual a largo plazo yo recibo ingresos de los discos anteriores, pero ellos prefieren cobrar de inmediato.

RT: ¿Va a haber un tour de presentación de Leviathan cuando acabe la pandemia?  

CJ: Por supuesto que va a haber un tour, pero es muy difícil de planear. Primeramente, porque nadie sabe cuándo van a terminar las restricciones. Segundo, porque en Europa cada país tiene leyes diferentes y puede ocurrir que en algún momento pueda haber conciertos en España, pero no en Alemania o Francia, así que: ¿cómo puedes organizar un autobús de gira si no tienes un recorrido consistente?

Y otra cosa a tener en cuenta es que ahora mismo hay dos grandes problemas para organizar giras: 

Primero que casi todas las bandas profesionales hemos sacado disco y están todas esperando para hacer el tour de presentación. Así que cuando nos digan que ya puede haber conciertos, todo el mundo va a querer hacerlo al mismo tiempo, con lo que sería un caos. 

Y el segundo problema es que el ecosistema entero de la industria del espectáculo se está hundiendo. La gente piensa que las bandas pueden aguantar. Pero es que las bandas somos sólo parte del negocio. Alrededor de ellas hay: agencias de contratación, ingenieros de sonido, managers, técnicos, promotores… un montón de gente en la que no solemos pensar, pero que hacen posibles los conciertos. Aparte de las salas (muchas van a desaparecer), y los propios autobuses de gira. Fabricar un autobús de gira cuesta una fortuna, y tiene que estar rodando todo el rato para amortizar ese dinero a largo plazo, así que tenerlo unos meses parado es un desastre.

Otro ejemplo es la industria del merchandising. Por ejemplo, hace poco intenté pedir camisetas del grupo a la fábrica con la que llevaba años trabajando, y cuando intenté contactar, no hubo respuesta. La empresa había desaparecido. Incluso Nuclear Blast, que es las compañías independientes más grandes de Europa, tuvo problemas para tener los envíos a tiempo. Por ejemplo, Metallica puede decir “yo las imprimo” y solucionarlo, pero para el resto supone un problema real. 

Así que estamos barajando dos estrategias para un futuro tour:

Una es intentar hacer equipo con otra banda que sea co-cabeza de cartel, para compartir gastos de sala, de crew, de autobús… Todo el mundo tiene que hacer sus cuentas para intentar que salga rentable, porque los promotores están muy inseguros, ya que nadie sabe lo que va a pasar: si va a haber lleno total, si la gente no se va a atrever a ir a conciertos por miedo a contagiarse del coronavirus… Pueden pasar años hasta que todo vuelva a la normalidad.

De hecho, los festivales están haciendo de bancos ahora mismo, ya que están doblando los gastos de promoción entre los del año pasado y los de éste, pero como no se puedan celebrar será un triple gasto sin obtener ingresos

RT: Incluso Hellfest dice estar en peligro de desaparecer…

CJ: Yo creo que Hellfest, Wacken, Sweden Rock… sobrevivirán porque son marcas muy fuertes, pero los festivales más pequeños, especialmente aquellos que tienen que pagar extra a algunas bandas para hacerse un hueco, y que juegan con menos margen puede que no sobrevivan. 

El festival que creo que más posibilidades tiene de llevarse a cabo es el Big Gun de Rusia, porque allí han empezado a vacunar desde mucho antes, y las restricciones son más laxas.

RT: Hablando ahora de “Leviathan”, esta es la primera vez en más de diez años que lanzáis un álbum “tradicional”, porque los dos trabajos anteriores fueron: una recopilación de versiones pop francesas (Les Fleurs du Mal), y una ópera-rock de más de tres horas de duración (Beloved Antichrist). ¿Ha presionado Nuclear Blast o los fans para crear un LP estándar?

CJ: Siempre hemos tomado nuestras propias decisiones. Nunca nadie en la historia de la banda ha conseguido presionarnos para hacer una cosa o la otra. Ese es precisamente el motivo por el que lo hemos grabado. Después de Beloved Antichrist me sentía un tanto vacío, ya que ese era mi último gran sueño por cumplir, no me quedaba nada más por hacer de mis ambiciones. Así que hablé con Thomas Vikstrom, y nos dimos cuenta de una cosa: Therion siempre ha hecho lo que ha querido, sin escuchar a los fans ni discográficas. Como consecuencia, las ventas subían y bajaban como en una montaña rusa ya que siempre hemos sacado cosas diferentes, cambiando radicalmente de estilo. Algunos álbumes ganan más popularidad que otros. Así que sería un reto intentar dar a los fans lo que siempre nos habían estado pidiendo. Un disco con el sonido clásico de Therion.

RT: La primera canción de Therion que escuché en mi vida cuando era un adolescente (The Wings of Hydra) fue incluida en el mítico recopilatorio “10 años Nuclear Blast” y esa combinación de voces agresivas con partes de ópera me llamó mucho la atención. Más de 25 años después, y con tantas bandas que han explorado esa fórmula, ¿te cuesta más llegar a nuevos oyentes, o te resulta más fácil gracias a las nuevas plataformas como Spotify o Youtube? ¿Crees que estás llegando a gente nueva o tus fans vienen de la “vieja escuela”?

CJ: Desafortunadamente no tenemos muchos jóvenes. Principalmente nos escucha la “vieja escuela”. Estuvimos adquiriendo nuevos oyentes hasta “Lemuria/Sirius B”, alrededor de 2005. A partir de ahí, aunque siempre hay fans nuevos, la gran mayoría vienen de antes. Me di cuenta en la última gira, en 2018, en la que hicimos 56 conciertos en Europa. En uno de los shows empecé a pensar “¿qué coño está pasando?, ¡son todo viejos!”. Y justo después pensé: “Espera un segundo, ¡Mierda! Son de mí misma edad. Yo también me estoy haciendo viejo” Fue una doble reflexión

No es más que la historia de siempre. Al principio no resulta cool escuchar la música de tus padres. Pero cuando maduras un poco más, te empieza a gustar. Por ejemplo, cuando en los 80 se puso de moda la NWOBHM, no era cool escuchar a bandas como Uriah Heep o Deep Purple, pero luego llegó un momento en los 90 en que hubo un revival y grupos como Black Sabbath llegaron a más público que en la década anterior

RT: Y tú personalmente, ¿sueles escuchar nueva música o sigues escuchando a los clásicos? ¿Qué trabajos te han llamado la atención recientemente? 

CJ: Me gusta mucho una banda llamada Purson que desafortunadamente se separó, pero Rosalie Cuningham, la líder, ha hecho un álbum en solitario realmente bueno. Suena como una mezcla entre Los Beatles y música de los 70. Y sí que escucho discos nuevos, pero de bandas viejas. Por ejemplo, el último disco de AC/DC me encanta, es de lo mejor que han sacado en décadas, y también el último de Accept. Asimismo, soy un gran fan de Voivod.

 

 

RT: En Rock Angels pensamos que debido al Covid, 2020 ha tenido muchos lanzamientos interesantes, y 2021 tiene pinta de ser similar ¿estás de acuerdo?

CJ: Sí, las bandas han tenido que cambiar sus planes al no poder girar, así que 2021 va a estar lleno de nuevo material

RT: Varias canciones de Leviathan vienen de la mitología mundial, Tuonela de la finlandesa, Ten Courts of Diyu de la china, Leviathan de la hebrea, ¿hay algún hilo conductor entre ellas?

CJ: No hay ningún hilo. Normalmente tratamos temas independientes. Lo que sí que es cierto es que Leviathan es la primera parte de una trilogía. 

RT: Aparte de una cantante española, el este álbum encontramos un título en español (El Primer Sol), los videoclips los realizan desde Chile (Carlos Toro) , vuestro famoso disco en directo “Live in Midgard” se rodó en parte en Colombia, ¿hay una relación especial con los fans hispanoparlantes?

CJ: Diría que Latinoamérica es nuestro mercado principal. Cuando examino el origen geográfico de los streamings, veo que los mayores ingresos vienen de México. México genera más beneficios por escuchas digitales que Alemania, Francia y el Reino Unido juntos. 

La última vez que giramos por allá hicimos 11 conciertos, mientras la mayoría de las bandas normalmente hacen 2 o 3. Y hablando de toda Latinoamérica, hicimos 24 conciertos, cuando lo normal son 7 u 8. 10 si es una banda grande. Así que Latinoamérica en nuestro principal mercado, no Europa. Eso respecto a las giras. 

Y en lo que respecta a las ventas de CDs, también lo es Europa, pero ahora con el streaming, todo ha cambiado. Antes las compañías no estaban muy interesadas en vender discos en Latinoamérica, ya que no les generaba apenas beneficio. Ahora en cambio, con las ventas digitales, un stream en México reporta lo mismo que en EEUU o en Alemania.

RT: Muchísimas gracias por todo Christopher, has sido muy amable y te deseo mucha suerte con el álbum, y espero poder veros en directo este verano, o cuando se pueda

CJ: Gracias, ha sido un placer


Entrevista: Rodrigo Trascasa (The Lux Team)


Comments are closed.