SNAKEYES – Evil Must Die (2020) Review

Prólogo.
La primera vez que tuve noticia de la banda gaditana Snakeyes fue navegando por Youtube. Por casualidad, di con la excelente versión que grabaron hace unos años del clásico de Accept, Metal Heart.

Nacidos tras la disolución de Sphinx, el núcleo duro de la banda, compuesto por el bajista José Pineda, Justi Bala a las guitarras y el batería Carlos Delgado, se embarcó en esta nueva aventura junto al cantante rumano Cosmin Aionita, usando esta vez el inglés como lengua para expresarse, ampliando así horizontes y, supongo, buscando más notoriedad a nivel internacional.

Hace unos días la banda ha puesto en circulación, a través de su página web, su tercer disco de estudio, titulado “Evil Must Die”. Con cierto retraso, debido a los acontecimientos que estamos viviendo estos días, me dispongo a darle un repaso para contaros cómo se las gastan estos auténticos currantes del Heavy Metal nacional.

El estilo.
Si nunca has escuchado a SnakeyeS, a la hora de explicar a qué suena la banda lo fácil es recurrir a las comparaciones, y en este caso resultan más que evidentes: Judas Priest. Pero los Judas Priest más cañeros. Otro nombre que inevitablemente me viene a la cabeza son los Primal Fear de Matt Sinner y Ralph Scheepers. Añadimos unas cucharadas de Accept a la mezcla, agitamos un poco la coctelera, et voilà…. ya tenemos completa la pócima de SnakeyeS.

Las canciones.
Para empezar, digamos que Evil Must Die es un disco conceptual. Como vemos reflejado en la portada del artista gráfico Leo Traverso, bajo los auspicios del terrible Ktulu, las canciones repasan diferentes representaciones del mal; guerras, políticos sin escrúpulos, zombies y payasos asesinos al más puro estilo Pennywise son algunos de los malvados protagonistas de las diez canciones del disco.

Con la grabación del anuncio de la muerte de Hitler en la BBC se inicia “War Machine”; si se trata de representar el mal, no se me ocurre personaje más terrorífico que Hitler. En seguida nos damos cuenta de que palo van SnakeyeS, y es que nada más empezar nos subimos a una apisonadora de Heavy Metal de la que no nos bajaremos durante los 48 minutos largos que dura el cd.
The Evil Dead” es incluso más machacona y es uno de mis temas favoritos de todo el disco, no en vano ha sido elegido como primer single. Podemos disfrutarla en Youtube gracias a un excelente lyric video animado que parece inspirado en cualquier aventura zombie de Call Of Duty –no se puede matar lo que ya está muerto.
En “New World Order” son los políticos el mal que nos acecha. Como no, estamos de nuevo ante un tema de puro Heavy Metal a lo Primal Fear/Judas Priest. Llama la atención el sonido demoledor de la caja y el bombo de la batería de Carlos Delgado.
Unos sintetizadores dan inicio a “Lose Control”; una canción donde se aprecian claramente influencias de los Accept de Wolf Hoffmann en las guitarras rítmicas e incluso en el solo –y no será en el único tema donde la banda del calvo guitarrista alemán nos venga a la mente.
Otro de mis temas favoritos del disco es “Death Don’t Ride”. Y es en esta canción donde ya no cabe duda de que Accept es una banda de cabecera para el grupo. El “gong” inicial, el riff principal de la estrofa, la estructura del solo de guitarra…. todo es 100×100 Accept.

Otra canción destacada por su pegadizo estribillo es “The Clown And The God”.
Sign Of Our Times” es un poco diferente al resto de canciones del disco; musicalmente está algo más enfocada a la melodía. Me gusta especialmente el trabajo de guitarras a cargo de Justi Bala. Líricamente también se trata un tema algo diferente al resto de canciones.

El trabajo se cierra con “All Gods Are Dead”, una canción algo más lenta y pesada, con inicio y final acústico, y un aroma más Thrash en ciertos momentos.

En resumen:
Evil Must Die es un disco de Heavy Metal puro y duro, que afianza el estilo de la banda. Como dije al principio, las comparaciones/influencias son evidentes; Judas, Accept, Primal Fear…. pero en este su tercer disco, podemos afirmar que la banda suena ya a SnakeyeS.
Ahora te toca a ti decidir si te conformas solamente con rescatar de la estantería los discos de esas bandas clásicas, o si quieres añadir un nuevo nombre a tu colección de Heavy Metal.
Yo sí tengo claro que este trabajo está muy bien hecho y vale la pena. Pese a tratarse de una autoproducción, el sonido que ha conseguido José Pineda en su labor de productor es perfecto. Destaca, por encima de todo lo demás, la contundencia de la sección rítmica; así es como tienen que sonar un bajo y una batería en un disco de Heavy Metal. Y es que cuando un bajista lleva las riendas de una banda, se nota en la producción y la mezcla final del sonido. Como si habláramos del bajo de Steve Harris en los discos de Maiden, aquí José Pineda ha dotado a su instrumento del máximo protagonismo posible, y eso me encanta.
Si un pequeño punto débil le veo al disco son las voces algo monocromáticas del vocalista Cosmin Aionita. Tengo la sensación que canta exactamente igual en todas y cada una de las canciones, y eso le resta algo de frescura y variedad al disco. Me resulta demasiado monótono escuchar siempre el mismo tono en primer plano, aunque muchas veces las voces están dobladas y, de fondo, sí se oyen unos agudos que quizás queden demasiado disimulados. Esto, huelga decirlo, es una opinión muy particular mía de simple aficionado, pues en general el cantante rumano está muy bien considerado (cuestión de gustos).

Evil Must Die está a la venta desde inicios de marzo en la web de la banda a un precio más que razonable. También podemos hacernos con un pack que incluye camiseta, pua, poster, postal firmada y un cd extra.
Además, la propia banda nos anima a descargar y escuchar su disco desde este enlace: Evil Must Die 320kbps.


RATE/NOTA: 7,5/10
 


Alberto Lozano
https://www.facebook.com/alberto.lozano.750

 

 

 

Tracklist:
War Machine
The Evil Dead
New World Order
Lose Control
I Am Evil
Dead Don’t Ride
The Clown And The God
Death Stranded
Sign Of Our Times
All Gods Are Dead

 

Line-up:
Cosmin Aioniota – voz
Justi Bala – guitarras
José Pineda – bajo
Carlos Delgado – batería

 

Comments are closed.