RUNA LLENA – Aon (2022) Crítica

Hace algo más de 2 años que pude leer una noticia que sacudiría los cimientos del metal en este país: después de muchos años, Frank y Carlitos salían de Mago de Oz, después de muchos años y siendo parte del núcleo duro de Mago.

Sin saber claramente porqué se decidieron a abandonar su banda madre, me preguntaba qué sería ahora de la carismática pareja de hachas. Llegó la pandemia y supuso que se ralentizase todo, pero aquí están, después de esta época de mierda, sabiendo rodearse de unos músicos de altas miras y presentándonos a la vez a esta banda de fenómenos, RUNA LLENA, qué en vez de vivir de las rentas, algo que podría ser lo más sencillo, se lanzan al cuello con un disco que a mí personalmente me ha dejado sin palabras, su título es Aon.

Además de los citados Frank y Carlitos, en esta ocasión cuentan con un vocalista como la copa de un pino, el señor Nacho Ruiz, al que tuve la suerte de ver con Arwen y con Santelmo después de la marcha del gran Manuel Escudero. En mi opinión uno de los mejores vocalistas de este país y que en este disco consigue una nota de sobresaliente, demostrando la clase que atesora.

Han elegido a uno de mis baterías favoritos en este país, el señor Joaquín Arellano (Muro, Saratoga, Amigoz, y para un servidor, su mejor trabajo el editado con 4 Gatos, un disco sublime) y en el bajo suman a un descubrimiento para el que suscribe, el señor Alex “Tormentor” (Pina, Füel, Rojo Fuego) que hace un trabajo espectacular y que junto al “niño” consolidan una base rítmica que funciona como una apisonadora.

El otro alumbramiento, para mí en este disco, es el señor Edu Ortiz quién se posiciona de maravilla con unos teclados espectaculares en cada tema, dándole el punto necesario, sin ser repetitivos, y es que este señor sabe muy bien lo que toca, todo un crack.

Para el último dejo a Santiago Vokram, violinista de José Andrea o Amigoz y que, uno sin ser un amante de su instrumento, no puede, y dudo que nadie lo haga, decir que no factura un trabajo alucinante. 

En conjunto la banda suena súper compacta, nadie podrá demostrar, degustando el resultado, que no se lo han trabajado y es que, reitero: a pesar de que cuando completaron la formación, llegó este tiempo de pandemia y que tanto les ha complicado ponerse manos a la obra, cualquiera lo diría.

Si la gente espera un clon de Mago de Oz se equivoca, durante casi 30 años han estado en la banda y cómo os decía antes han sido una parte muy importante de la composición, pero en esta nueva andadura se nota que todo el mundo propone, que todo el mundo aporta, lo que les hace sonar bastante más poderosos que los Mago y es que con el señor Nacho Ruiz puedes hacer lo que quieras pues es sinónimo de éxito. Algunos temas suenan roqueros, otros sonarán algo más heavys, power e incluso en algún pasaje pueden ser algo progresivos, vamos que variedad no falta.

Con 1 minuto y 36 segundos, nos encontramos una preciosa “intro” llamada Aon Overture y que nos va preparando para lo que nos espera…

¡La primera en la frente! Como dice el number 3 del Condensarock, Luis Baños. Temazo este Keltoi. Caña y Folk van de la mano, donde el violín y los arreglos que son aportados por Fernando Ponce de León, antiguo miembro también de Mago de Oz, en ocasiones me recuerdan incluso a In Extremo, además cuenta con un solo Hammond de Manuel Ibáñez. En este tema luce magistral Edu Ortiz, aunque el resto no se quedan atrás. La base rítmica es demoledora, algo que será santo y seña de todo el disco. Grandes coros y un estribillo de esos que te taladra. De Nacho sin comentarios… Repito: TEMAZO.

Lado Oscuro comienza con una guitarra y un teclado alucinantes donde la trama de la canción trata de uno de los personajes más importantes de Star Wars: Anakin Skywalker de cómo éste va abandonando la luz para abrazar la oscuridad hasta convertirse en Darth Vader. Tiene un toque progresivo que me recuerda algo a los principios de 4 Gatos y donde debo resaltar nuevamente los muy buenos coros, la batería del “niño” y el violín que con cierta magia da un algo que me atrapa, coronándolo como otro gran tema. 

Un Nuevo Comienzo, donde el violín se erige como protagonista por completo con un riff magnético. Este fue el primer tema que RUNA LLENA lanzó a la luz, pero, de esa primera maqueta a la versión del disco, el cambio ha sido más que notable. Los arreglos suenan espectacularmente y, cómo será la tónica general, Nacho canta y embruja. Instrumentalmente, con diferentes cambias de ritmo, demuestran que son unos jefes.

Mi Universo es otro de los singles que salieron, canción Heavy y potente, es un himno de esos que en directo funcionarán muy bien y donde hay partes que te pueden recordar al mago, pero como he comentado antes, son muchos años en aquella formación, por lo que al final la influencia está ahí, es indudable.

Primera Llamada es un tema bastante más rápido, más Power, con un toque muy guay de violín y donde los coros son otra de las cosas que me han encantado, es junto con Keltoi uno de los temas con más velocidad y donde de nuevo Nacho entrega otra masterclass además de contar con un enorme solo de Paco Ventura. Posiblemente este sea otro de los temas que gustará a los fans de Mago. En el corte número siete nos encontramos un tema instrumental llamada Dagda, el druida irlandés. Preciosa canción. Me encanta la guitarra con cambios de ritmo de esos de mover “culete” y el violín, como en todo este disco, muy protagonista. La canción cuenta además con colaboraciones especiales como la del maestro Narci Lara y Paco Garrido, ambos componentes de Saurom.

Inspiración: doble bombo, grandes teclados y un riff de guitarra marca de la casa. Nuevamente los coros muy currados y muy resultones, suenan muy Heavy Metal. El señor Arellano, ¡vaya apisonadora! Sobre todo, en la zona del estribillo, donde se pone a 150 km por hora. Otra joya será Mi Momento en la que la parte del estribillo brilla con otros grandes coros y una batería “a full”, y es que imagino que Frank y Carlitos sonreirán cuando vean que detrás de ellos, tras los parches, la persona que dirige esta locomotora junto a Alex, toca y toca muy mucho…

Nunca Apagarán Tu Luz, es un medio tiempo con una letra preciosa y que trata de un problema muy presente en la actualidad: el bullying. Canción oscura, pero con un coro maravilloso y un espectacular teclado de Edu.

Para Tu Luz insertan la colaboración de un genial cantante y mejor persona, el señor Isra Ramos quién hace un dueto memorable con Nacho y es que, ya en el Dolor Fantasma, Nacho colaboró con Isra, así que tocaba devolver la cortesía. Destacan tanto el solo de guitarra, como unos muy bonitos detalles de violín. Este tema lo tenían pensado hacer con José Andrea, pero su repentina operación lo frenó todo. Aun así, acierto pleno al contar con Isra, y es que la parte de mitad del tema, donde saca todo lo que lleva, nos recuerda que es uno de los mejores cantantes de España sin duda. Un crack absoluto.

Ahora posiblemente llega mi canción favorita: Océanos de Soledad. ¡Qué decir de ese temazo! Preciosa letra de Nacho que agudiza las virtudes expuestas a lo largo de la reseña por la banda al completo. El trabajo de Frank y Carlitos es sublime y es que se les nota muy felices, no es para menos, ¡vaya banda que han montado estos señores!

Cuando ya está terminando este disco, en el que no te dejan respirar, llega Actos de Fé. Qué decir de la forma de cantar de Nacho…, que forma de terminar el disco, menudo temazo, no podía ser de otra manera. Seguro que saldrán iluminados y detractores por todos los lados para darles caña y es que el campo está lleno de tractores. En este país es el deporte nacional, pero bueno solo hay que ver el buen rollo que desprende la banda para ver que el dúo guitarrista (Frank y Carlitos) no quieren vivir de las rentas y han juntado un elenco de músicos top.

Enhorabuena señores se merecen todo lo bueno del mundo.

Doc FFS 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.