ROB MORATTI – Paragon (2020) Review

Si hace poco decía del disco de una histórica banda que las diferentes voces de sus intérpretes marcaban los temas y el álbum, en el caso de Paragon de Rob Moratti es todo lo contrario. Su esencia es la unidad que proporciona la voz de Rob, su personalidad cantando y componiendo y su capacidad para crear armonías, melodías y estribillos inolvidables. Por supuesto que el ex Saga cuenta con colaboraciones de superlujo, como la de Joel Hoekstra (Whitesnake, Trans-Siberian Orchestra, Night Ranger, …) Torben Enevoldsen (Fate, Section A…), Tony Franklin (Blue Murder), o Ian Crichton (Saga) y eso se nota. La excelente producción del propio Moratti, que mezcla con Enevoldsen y masteriza, no es cosa baladí. Después de todo, quién mejor que el propio cantante y compositor canadiense para saber cómo quiere que quede su álbum. Y el álbum queda…redondo.

No soy de comparar, y no lo voy a hacer, pero es cierto que Renaissance (2019) puso el listón altísimo a nuestro currante protagonista. Y ahí arriba ha quedado, porque Paragon es un disco de una finura y una clase excepcional ,que se despliega desde I’m Falling. La primera exhibición de Moratti & friends rompe por agudos con un tono serio, aunque el tema sea romántico, con su estribillo triunfante, la contestación de guitarra y un gran solo de regalo. Caer y levantarse, con Rise Above, es todo uno y la lógica continuación con la voz como protagonista casi absoluta. ¿En qué nos hemos convertido? No es mala pregunta y más en estos tiempos. Rob intenta contestarla con What Have We Become. Intenta y consigue, porque el corte tiene una entidad propia y, a la vez, continuidad con el resto. Profunda y reflexiva, efectista y delicada, es una canción plenamente AOR con un gran solo de guitarra. Recordar es fundamental. Para no repetir o para hacerlo, según haya sido la experiencia. Remember plantea el asunto con la seriedad de cuando se ha estado a punto de perder lo que más quieres, ello te sugiere un precioso estribillo y tienes la voz preciosa de Rob Moratti. Sus compañeros de viaje adornan sobremanera el tema, que se convierte en uno de los hits de un álbum que cuenta con muchos. Como Where Do We Go from Here. ¿Dónde vamos? Pues donde nos lleve esta balada de gusto ochentero que se antoja propiciatoria. Al menos eso es lo que te deseo en plena pandemia. Si no es así, quédate con el gran solo que precede la subida y el final.

Drifting away marca el ecuador de Paragon y lo hace sin alejarse del camino trazado que es uno y, si no te gusta, no hay alternativa. Pero, si estas escuchando este disco, sé que te gustará. Sabes lo que buscas y lo has vuelto a encontrar. Donde siempre. Así es más fácil. No te sientas atado a nada si no quieres. Rompe las cadenas si las sientes y te molestan. Si los eslabones te marcaron escucha Break the Chains. A veces no queda otra, aunque no sepas ni dónde vas ni dónde está, como confiesa Moratti. La promesa que te espera te motiva y te hace romperlas en mil pedazos. Suerte y, si no, no quedará por ti. Si te sale bien nunca más estarás sola. Alone Anymore, además, te asegura que estarás bien acompañada porque, si no, vaya negocio. Lo estarás con este corte, su estribillo brillante y su variación final, que da paso al agudo de Rob y un solo de categoría. Ahora, según lo que hagas, te va a hacer falta una coartada a prueba de bombas. Como Bullet Proof Alibi, el tema que sigue. A prueba de bombas y precioso. Resistente y suave a la vez. No lo malgastes. Es tu coartada final.

All I´m Living for. Todo por lo que vivo. ¿Dónde estás? ¿Dónde fuiste? Amor a raudales. Aquello que te mantiene. ¿Es mucho o poco? ¿Alguien o algo? Demasiado personal, como esta canción. Romanticona y directa al corazón. Si te quedaste o te dejaron roto, recoge los pedazos y pégalos. Te harán falta. Picking up the Pieces tiene la fórmula para ayudarte a hacerlo: un 60% de Moratti puro y un 40% de grandes músicos juntos. Fórmula magistral en este caso, en este tema y en este álbum. De todas formas, atenta si ves mucho peligro, mantente alejada, que no está el horno para bollos. Stay Away te lo recuerda como advertencia final y despedida. Mantente alejada porque no puede controlarlo. Seguro que no es para tanto, es sólo otra de las metáforas de Moratti, adornada por la guitarra. Brillante despedida la de Paragon, que hará las delicias de los amantes del AOR y el rock melódico y que tanto me ha hecho gozar para dejarse reseñar. Como siempre para ti. Como siempre en Rock Angels, tu web. Stay safe!

Toño Martínez Mendizábal

 

Track list:

1. I’m Falling

2. Rise Above

3. What Have We Become

4. Remember

5. Where Do We Go From Here

6. Drifting Away

7. Break the Chains

8. Alone Anymore

9. Bullet Proof Alibi

10. All I’m Living for

11. Picking up the Pieces

12. Stay Away

Comments are closed.