JOEL HOEKSTRA’S 13 – Running Games (2021) Review

Pasaron ya, en mi modesta opinión, los tiempos en los que el público gozaba de álbumes en los que un virtuoso guitarrista hacía alarde de sus múltiples habilidades, en un disco en el que todo lo demás era un puro telón de fondo; prescindiendo, muchas veces, incluso del calor de la voz humana. No está el horno para bollos y, en una época en la que vender discos es toda una hazaña y los virtuosos surgen como setas tras las lluvias del otoño, hace falta mucho más que eso para hacer que nos rasquemos los bolsillos.

Sabiendo todo esto, y con unas capacidades fuera de toda duda, Joel Hoekstra (Whitesnake, Trans-Siberian Orchestra), ha compuesto un álbum perfecto en el que las canciones son las auténticas protagonistas y él brilla desde el fondo. Además, lo ha hecho echando mano de una de sus grandes cualidades, como es su capacidad para hacer amigos en todo el mundillo que rodea al rock, por su afabilidad y su sencillez, tan poco comunes en algunos figuras. Con Russell Allen (Symphony X, Adrenaline Mob), a las voces; Vinny Appice (ex-Black Sabbath, DIO), a la batería; Tony Franklin (ex-The Firm, Blue Murder), al bajo; Derek Sherinian (Sons Of Apollo, Dream Theater, Black Country Communion), a cargo de los teclados y nuestro viejo amigo Jeff Scott Soto (Sons Of Appollo, Trans-Siberian Orchestra), a los coros, ha formado un equipo de auténticas estrellas que ha aderezado con las apariciones, también estelares, de Lenny Castro (TOTO), a la percusión, Chloe Lowery (Trans-Siberian Orchestra), a los coros, Dave Eggar (Evanescence, Coldplay), con su cello y Katie Kresek (Adele, Five For Fighting), al violín y la viola. Con todos ellos, y con la mezcla de Chris Collier, se ha marcado un segundo trabajo de Joel Hoekstra’s 13 de auténtica clase. Un disco que no teme la mala suerte y que presume del 13 hasta en su misteriosa y espectacular portada.

Running Games comienza por la línea de meta con Finish Line, la guitarra de Joel luciéndose tanto en conjunto con el resto de los instrumentos como en solitario y Russell Allen y los coros sacando todo de una composición estupenda. Gran comienzo cuyo nivel parecería difícil de mantener a lo largo de todo un álbum. Pero ya está aquí I’m Gonna Lose it para demostrar lo contrario con su riff genial. No vas a perderlo. Vas a ganártelo escuchando temas como éste, en el que la frustración se sobrepone a guitarrazos, melodías y estribillos, excelentemente soportados por la base rítmica. Destacan los arreglos y una producción “first class”, con las guitarras de Joel retándose y respondiéndose en modo melódico. Es difícil decir adiós. En especial si no querrías hacerlo. Hard to Say Goodbye penetra en los terrenos del lamento con maestría y sienta sus reales en un claro formado por una perfecta combinación de toques hard y melódicos. En él, el suave antestribillo, con un trabajo vocal excelente, da paso a un solo precioso. Una maravilla. No le digas adiós. How Do You profundiza en el tema con las mismas bazas y un toque acústico con efectos de gran calidad. Sonidos que me hacen recordar a Hendrix, mientras Russell dice que la soledad es su única amiga. No le creo. Seguro que tanto él como Joel tienen muchos y muchas más. Lo merecen. El resto de la banda también, porque es un corte divino, sin duda.

Heart Attack vuelve a los riffs potentes y al Allen más contundente con efectos incorporados. Un tema con más cadencia y una energía generada por la entrega al unísono de todos los instrumentos, la precisión milimétrica y un trabajo de voz principal y coros a la altura de un corte con las virtudes del rock setentero y el poso de un reserva, que deja en el paladar el excelente bouquet del teclado de Sherinian. Fantasy se hunde en los terrenos de tu imaginación con un riff y una voz mucho más arcanos, tonos menores y un ritmo muy marcado, acompañado de efectos y voces orientalizantes. Un gran contrapunto en un álbum que combina los temas con sabiduría. El nivel sigue ahí arriba y no va a bajar, amigos. Ni siquiera en días solitarios como éstos que nos vemos obligados a soportar con estoicismo y resignación. Lonely Days les rinde tributo abriendo con el bajo de Toni Franklin y unos coros de ¡ohuohuohhh! que presentan un estribillo de auténtico hit, con un toque slide al final y un teclado con muchísima clase. Piensas que estás alcanzando el cielo y, si no lo has hecho ya, lo harás con Reach the Sky, un corte potente y pesado en el que la voz de Allen se muestra versátil y efectista, como también lo hacen la guitarra virtuosa de Joel y el teclado de Derek. Pero es que es difícil destacar o individualizar en un conjunto tan brillante y bien utilizado. Destaca la canción y su estribillo que proclama que puede, que puedes, volar y alcanzar el cielo. ¿Sin que tus alas se derritan? Eso no puedo asegurártelo, Icaro del hard, porque yo aún estoy subiendo. Cried Enough to You nos devuelve al lado más oscuro del amor de la mano de la voz quejumbrosa y potente del frontman. La guitarra acústica da el contrapunto a las distorsiones y marca, junto al resto del equipo, la alternancia del lamento a la explosión desesperada que desemboca en un gran solo de guitarra. Ni un compás más de la cuenta. Todo para mayor gloria de la composición.

Lo que es mío es tuyo; tómalo. Eso te dice Take what’s Mine con una contundencia fuera de toda duda, sobre el trabajo conjunto de Appice y Hoekstra, pero con las apariciones estelares del resto del elenco, bien rematadas por el maestro Allen en su versión más oscura. Duelo teclado-guitarra y desenlace final para otro corte en el que los coros, como en todo el álbum, con la aportación de Jeff Scott Soto, son parte esencial.

Nos vamos con el suave y delicado Running Games que da título al trabajo. Una auténtica joya vocal, instrumental y compositiva. Voz principal, coros, teclados, percusión, guitarra acústica y cuerdas se dan la mano para poner el mejor de los remates posibles a un disco que estará entre los mejores de este 2021, que apenas acaba de nacer. Dice que estará esperándote. No le defraudes.

 

Toño Martínez Mendizábal

 

 

 

Tracklist:

1. Finish Line

2. I’m Gonna Lose it

3. Hard to Say Goodbye

4. How Do You

5. Heart Attack

6. Fantasy

7. Lonely Days

8. Reach the Sky

9. Cried Enough for You

10. Take What’s Mine

11. Running Games

 

 

 

Comments are closed.