HERMAN FRANK – Two For A Lie (2021) Review

Herman Frank, el legendario guitarrista alemán (Victory, Accept, Moon’Doc, The German Panzer, etc.), nos vuelve a sorprender con un gran trabajo discográfico
, en esta ocasión: “Two for a Lie”.

Diez temas componen el quinto álbum de la banda que lleva el mismo nombre del versátil músico germano. Una andadura personalísima del alemán que inició allá por el año 2009 con “Loyal to None”. Desde entonces, Herman Frank y los músicos que le acompañan en este proyecto, no han dejado de sorprendernos con unos álbumes repletos de calidad y cuya firma podemos apreciar desde que se procede a la escucha de los primeros acordes de cada uno de ellos.

“Teutonic Order” es la canción que suena en primer lugar una vez damos al “play” para deleitarnos con lo más nuevo de Frank y sus compañeros. Desde los compases iniciales podemos apreciar que Herman y los suyos no se andan por las ramas. Nos dejan bien claro que lo que vamos a escuchar es Heavy Metal sin concesiones. El tema arranca con un riff poderoso que te golpea en pleno rostro para dejarte con un buen sabor de boca una vez los altavoces rugen al ritmo que marca la poderosa sección rítmica y que, acompañada por las guitarras, no dan concesión a quien escucha esta potente apertura. La particular y rasgada voz del sueco Rick Altzi encumbra esta composición cuya elección para abrir “Two for a Lie” no ha podido ser más acertada. 

“Venom” es uno de esos temas destinados a ser “clásicos instantáneos” desde la primera escucha. Unas voces a coro abren esta canción pegadiza hasta el extremo. Tal vez a algunos les pueda recordar a Victory, pero más potente, ya que se trata de ese tipo de composiciones elaboradas con gusto, tacto y la destreza de un músico de la talla de Frank. Sin duda, quienes se aventuren a escuchar el nuevo álbum de la formación afincada en Alemania, van a silbar o entonar durante días el estribillo. Imposible quitárselo de la cabeza durante los días posteriores a la escucha de “Two for a Lie”. Magistral.

Continúa el disco con “Hate”, el que, tal vez, sea el tema más arrollador de todo el álbum. El doble bombo arrasa de principio a fin los oídos del que se ponga por delante. Una combinación exquisita de vigorosos acordes abiertos y palm mute a discreción son la marca característica de esta demoledora canción. La voz de Altzi suena como el rugido de un león en medio de las ráfagas metálicas que brotan de los altavoces. Especialmente reseñable las melodías que surgen en medio de los bridges que anteceden a los estribillos y, por supuesto, un grandísimo solo de guitarra, donde bajan un tanto el pistón de la maquinaria, para retomarlo a continuación. Debo confesar que “Hate” me ha recordado, para delirio particular, algunos de los temas que formaban parte de uno de los mejores discos escritos por Frank; hablo de “Realm of Legends” (Moon’Doc).

Vamos a por otro bombazo como “Eye of the Storm”. Desde los primeros segundos el galopar del bombo te atrapa para llevarte, poco después, a un éxtasis musical conformado por un potente y pegadizo estribillo. Todavía sigo entonando “Stand and fight!!” al tiempo que redacto estas líneas, y no es para menos ya que el tema es pegadizo, el típico que es capaz de hacer saltar a toda una sala de conciertos. Ojalá este tema forme parte del setlist de Herman Frank en próximos conciertos. 

Pasamos a “Liar”, el quinto tema del disco, donde Frank y sus chicos nos dan un poco de tregua. Entramos en una composición espectacular. Un medio tiempo de esos que te cautivan y que, irremediablemente, hacen que tu cabeza y pies lleven el compás que marca la poderosa batería en “Liar”. Una mezcla muy acertada la que podemos encontrar en las estrofas definidas por unos acordes limpios y la voz tenebrosa del sueco que, en este tema, logra erizar el vello al oyente. Mención especial para el estribillo y la carga melódica que adorna varios pasajes de una canción que bien se puede calificar con un sobresaliente.

Con “Hail the New Kings”, la formación liderada por Frank vuelve a las andadas, más doble bombo por doquier y una sección de cuerda asesina que te incita a subir el volumen para gozar aún más de “Two for a Lie”. Reseñable la parte central de la canción donde nos encontramos unas guitarras dobles que preceden al solo de Herman. Impresionante pasaje que concluye con un parón en seco para, a continuación, alcanzar la apoteosis con el estribillo, siempre aderezado con melodías de fondo marca de la casa, de esas que Frank acostumbra a firmar.

“Just a Second to Lose” ocupa el séptimo lugar en el nuevo álbum de Herman Frank. Lo que en un principio comienza como un medio tiempo donde la voz de Altzi, en solitario o doblada, te conduce por una brillante composición que no tarda en coger velocidad para, de súbito, meterte de lleno en otro estribillo pegadizo hasta decir basta. Solos intermedios, melodías aquí y allá, hacen de este tema otro de esos que brillan con luz propia para destacar sobre los demás. Heavy Metal sin concesiones de principio a fin. 

A continuación suena “Danger”. Unos acordes abiertos anteceden a un pasaje algo “pausado” donde la batería y el bajo se hacen cargo del peso del tema durante unos instantes en compañía de Altzi. No tardan en irrumpir las guitarras, poderosas y contundentes, para abrirnos paso hacia un estribillo de esos que, tal vez no del todo pegadizos, pero sí que invitan a alzar el puño y acompañar el ritmo de la canción al compás de una batería muy contundente.

“Stand up and Fight” no es un tema cualquiera. No rendirse y la invitación a luchar en el día a día es el mensaje que lanzan muchas de las canciones que conforman “Two for a Lie”. Aquí, en concreto, con una apertura poderosa donde acordes abiertos y melodías dobladas, Herman Frank vuelve a dejar clara esa actitud positiva frente a la vida. Un doble bombo demoledor, acompañado de un bajo y unas guitarras agresivas, nos empujan a un vertiginoso tema de algo más de cuatro minutos y medio de duración salpicado de varios “micro-solos” de Herman que tan buen sabor de boca dejan a los que disfrutamos de su metal directo y sin rodeos. Un deleite de principio a fin donde podemos disfrutar de un soberbio solo de guitarra de Herman, uno de esos que te erizan el vello. Sin duda, su sonido, singular y reconocible por sus fans, es capaz de hacernos desear más y más temas como este… Pero por desgracia estamos en el noveno tema del disco. “Stand up and Fight” tal vez sea uno de los más pegadizos a la par que elaborados de este nuevo trabajo del germano y los suyos.

Concluye el álbum con “Open your Mind”. En esta ocasión disfrutamos, como colofón de “Two for a Lie”, de un medio tiempo donde la voz de Altzi nos atrapa desde el comienzo para conducirnos por un brillante tema cargado de melodías y coros, muy habituales de la banda. No cabe duda que la selección de esta canción ha sido meditada, pues es la más coral de todo el álbum y que, sin duda, hará que cualquiera que lo escuche repetirá su estribillo una vez el vinilo o el CD haya dejado de girar en el equipo. Un magistral solo de Frank, un tanto por debajo del volumen de las voces, nos acompaña hasta el final de esta obra de arte musical que nos deja sosegados después de tanta caña a lo largo de los cuarenta y tres minutos que dura el nuevo disco de la formación liderada por el mítico guitarrista alemán.

“Two for a Lie” no es ese tipo de discos que precisen de una segunda o tercera escucha para ver si nos quedamos con algún tema, con algún estribillo, con alguna melodía… Todo lo contrario. El quinto álbum de Herman Frank es puro Heavy Metal, sin tregua y sin ambages. Música de calidad que atrapa desde el comienzo de cada tema por su cuidada producción, su elaborada composición y su sobresaliente ejecución.

Quien escribe estas líneas solamente puede decir para despedirse… ¡Herman, por favor, no tardes mucho en editar otro álbum como “Two for a Lie”! ¡Es espectacular! ¡Quiero más!

 

Daniel Ortega Del Pozo

 

 

Comments are closed.