AVATAR – Hunter Gatherer (2020) Review

¡Octavo álbum de estudio de AVATAR, en 14 años! La creatividad de estos suecos no tiene fin.

Lo primero que quiero es hablar brevemente de esta banda, para aquellos que no la conozcan. Se trata de una banda sueca formada en Gotemburgo en 2001 y su estilo tiene diversas influencias, que van desde el Groove y Death Metal, espacios al más puro estilo del Heavy Metal pasando por el Rock más clásico incluso toques de Black y arreglos progresivos, una fusión complicada, pero que desde mi punto de vista les funciona muy bien y hace su estilo muy personal.

Su formación actual es la siguiente: Voz: Johannes Eckerström, Guitarra: Jonas Jarlsby, Guitarra: Tim Öhrström, Bajo: Henrik Sandelin y Batería: John Alfredsson

En mi caso, la primera vez que los escuché fue con su séptimo trabajo, “Avatar Country”, el cual me pareció un disco espectacular. También tengo que admitir que no son trabajos que entren a la primera, lleva su tiempo cogerles el punto, ya sea por su fusión o simplemente por esas partes inesperadas que suelen tener sus temas (desde que los conozco me he encontrado tanto amantes como detractores de esta banda) pero merece mucho la pena echarles una buena escucha. En cuanto a sus directos, ya se les puede ver en los escenarios principales de los grandes festivales y parece que siguen creciendo cada día. Yo he tenido la suerte de verlos en 2 ocasiones y me han parecido conciertos sobresalientes, tanto a nivel técnico y musical, como por su potente puesta en escena, lo que describiría como locura bien enfocada y esto es algo que sin duda saben transmitir en sus directos. Hablemos un poco de su nuevo trabajo “Hunter Gatherer”.

Me pidieron hacer la reseña de este álbum y lo primero quiero es aclarar que es la primera que hago . En un primer momento me pareció un disco complicado por lo que comentaba anteriormente, tiene muchas interpretaciones y no tenía claro cómo enfocarlo, pero después de escucharlo varias veces y al igual que en trabajos anteriores, cada vez me va encajando más. La producción ha mejorado y el sonido que han conseguido, a mí personalmente me ha gustado mucho. 

Silence in the Ages of Apes” es el tema de apertura y uno de mis favoritos. Rápido y salvaje sin olvidar sus toques progresivos, 100% AVATAR. “Colosuss” sin embargo, se basa en un riff principal muy a lo RAMMSTEIN, que en general no me dice demasiado e incluso encuentro algo aburrido. “A Secret Door” es de esas canciones por las que me gusta tanto esta banda. Guitarras muy bien encajadas, espacios tranquilos, cambios guturales de tiempos rápidos e incluso con ciertos toques épicos hacen que no me canse de escucharla. 

Avanzando en el disco nos encontramos con “God of Sick Dreams”, que tiene una composición más moderna, mezclada con un estribillo melódico y arreglos de guitarras que acompañan muy bien a la voz. “Scream Until You Wake” me recuerda en parte al Rock progresivo, en el que nuevamente fusionan también el Metal industrial, voces limpias con guturales y unos buenos solos heavys. Con una introducción de riff grave, técnico, al estilo de bandas como PERIPHERY, llega “Child”. Una estrofa divertida y cambios drásticos bien encajados gracias a las melodías de voz y guitarras y a los cambios de tiempo de la batería. 

Más distinto es “Justice”, que empieza con una línea muy Hardcore que da paso a un estribillo cambiante de atmósfera algo melancólica. Hay que resaltar la gran voz de Johannes Eckerström, la cual maneja a la perfección y le hace uno de los pilares de la banda. “Gun” es el tema acústico, como balada no está mal, pero tengo que reconocer que no termina de encajarme en este disco ni en esta banda. 

Para ir terminando llega “When all But Force Has Failed”, desde mi punto de vista, de lo mejor del disco. Acelerado, muy entretenido y con muchos elementos progresivos. Voces, bajo y batería muy bien tirados además de un trabajo impecable de ambas guitarras. Escuchando composiciones como ésta, es donde se ve de la calidad de la banda, una lástima que sea un tema tan corto…Y para terminar llega “Wormhole”, donde destaca el juego de puente flotante y armónicos agudos de la mano de Tim Öhrström, que ya encontramos en trabajos anteriores como “Hail the Apocalypse”, entre otros y dando ese toque tan personal a la banda. Buena elección para despedir el disco.

En definitiva, un disco muy en la línea de lo que nos llevan años ofreciendo estos suecos. Potente, salvaje, con descansos lentos y melódicos, tiempos rápidos, otros más pesados y muchos adornos progresivos que hacen que sea un disco entretenido y muy recomendable de escuchar.


RATE/NOTA: 8,5/10

Gonzalo Dalle

 

 

Comments are closed.