AVALANCH (Alberto Rionda / Alirio Netto) – Crónica Madrid (2021)

Foto: Daniel Arriero

AVALANCH (Alberto Rionda / Alirio Netto)
Sala Rockville, Madrid, 9 abril 2021
Crónica y fotos; Daniel Arriero

Juan Lozano, Víctor García, Ramón Lage, Israel Ramos, la colaboración de Jorge Berceo… Cada uno con su personalidad, cada cual con su forma particular de interpretar las canciones. Todos grandes vocalistas. Había ganas de conocer de primera mano lo que podía ofrecer la nueva voz de Avalanch, el brasileño Alirio Netto.

A las 18:15 horas del pasado día 9 de abril, nuestras dudas se disiparon, cuando salieron a escena Alberto Rionda y Alirio Netto, siendo este último el encargado de saludar al público en primer lugar.

 

 

Estos conciertos para un aforo tan reducido, mucho más íntimos, dan la oportunidad de conocer a los músicos de una forma completamente distinta; mucho más cercana a las personas y alejada del papel de estrellas del rock.

Y eso es precisamente lo que pudimos disfrutar durante el poco más de una hora que duró el acústico de presentación de Alirio Netto. Yo había tenido la oportunidad de asistir a conciertos de Avalanch en formato eléctrico habitual, en salas más grandes y creedme si os digo que no tiene absolutamente nada que ver. A unos les gustarás más y a otros menos, por supuesto, pero es una forma realmente especial de escuchar las canciones que forman parte de tu vida. Canciones que has escuchado una y otra vez y que aquí se muestran desnudas, más cercanas a la visión primigenia del músico. Guitarras, teclado y voz. Cuando la música es tan buena, cuando las canciones te llegan al corazón, no hace falta nada más.

 

 

Siguiendo la petición de Alberto Rionda, que se mostró relajado y realmente simpático durante todo el concierto, fue el público el encargado de hacer la cuenta de “uno, dos, tres, cua” –tal como nos solicitó- para comenzar una tarde íntima, por momentos tierna, por instantes emocionante, también divertida y, sobre todo, cercana a dos músicos que constantemente bromearon con nosotros y entre ellos, demostrando una camaradería como pocas veces he visto encima de un escenario gracias, sin duda, al tipo de concierto al que estábamos asistiendo y que en otros formatos es imposible.

Curiosa forma de comenzar el concierto fue el tema elegido para abrirlo. “Un príncipe feliz”, una de mis canciones favoritas de la banda, pero desde luego una de las menos conocidas, al ser uno de los temas inéditos que se incluyeron en el recopilatorio “Un paso más”. Si había alguna duda sobre Alirio Netto, por lo menos para un servidor, apenas duró unos segundos. Magistral interpretación la que nos regaló. Me gustó la versión de Lage, me gustó la de Isra y me gusta la de Alirio. Y es que si de algo puede presumir Avalanch es de buenos vocalistas y músicos durante toda su historia.

 

 

“Delirios de grandeza” del disco “El Ángel Caído”, fue la escogida para continuar con el espectáculo. Esta modalidad, en la que se está tan expuesto, es un auténtico riesgo para cualquier cantante que sabe que, además, está siendo mirado con lupa al ser su presentación. Alirio ha demostrado tener coraje y plena confianza en sus cualidades.

Durante la presentación del siguiente tema, “Xana”, que el vocalista remató sosteniendo la nota durante cerca de quince segundos, hubo momentos para la broma por la curiosidad lingüística de su significado en portugués. Además al día siguiente, tocarían en Pinto y también da la casualidad de que tiene una connotación sexual en portugués lo que, irremediablemente, tenía que salir. Momento divertido, sin duda.

 

 

El único pero que se puede buscar a estos conciertos reducidos es que el público se siente más cohibido, la vergüenza aflora con facilidad y, pese a los esfuerzos de los músicos, es más difícil que la gente se suelte a cantar. Pese a ello, lo lograron en muchos momentos.

Continuó la tarde con dos temas del último álbum “El Secreto”. Las elegidas, “La Flor en el Hielo” y “El Peregrino”, que se manifestaron algo menos conocidas por los asistentes, pero cuya interpretación fue soberbia. Alirio Netto, además de cantante es actor y en su forma de cantar esa faceta sale a la luz constantemente con su expresividad facial.

 

 

Con un aplauso dedicado a todas aquellas personas que han sufrido y a todas aquellas que nos han dejado durante este duro año de pandemia, la fabulosa “Bajo las Flores” del disco “Muerte y Vida” nos cogió de la mano para acercarnos a la realidad con unos minutos muy emotivos y enlazando el final durante unos segundos con “I Still Haven’t Found  What I’m Looking For” de U2.

“Mil Motivos” de “El Ladrón de Sueños” y “Alas de Cristal” canción con la que se abría “El Hijo Pródigo”, fueron las siguientes en ser ejecutadas.

Íbamos acercándonos poco a poco al final. No podía faltar uno de los temas más representativos de la época de Lage, si no el que más. “Lucero” de “Los Poetas Han Muerto”, que le va como un guante a la voz de Alirio, fue una de las recibidas de forma más entusiasta por el público, como era de esperar.

 

 

Llegaba quizá una de las canciones menos previsibles, teniendo en cuenta el tipo de concierto en el que nos encontrábamos. Rionda y Netto nos obsequiaron con una curiosa versión acústica de “Torquemada”.

Y llegamos al final. Para despedir “Almas Unidas”, la canción cuyos beneficios son destinados a Médicos del Mundo.

Alberto Rionda y Alirio Netto nos ofrecieron una versión distinta y especial de algunas de las canciones más representativas de la larga trayectoria de Avalanch. Buena y arriesgada forma de presentar al nuevo vocalista que aprobó con nota esta primera toma de contacto con los seguidores, dando sobrada muestra de su gran talento y simpatía.

Daniel Arriero

 

 

 

 

 

Comments are closed.