ANNIHILATOR – Ballistic, Sadistic (2020) Review

¿Cómo puede un compositor encontrar la inspiración tras haber editado 16 discos en 36 años?

Cuesta creerlo, cuando estás sacando un disco cada 2-3 años… pero Jeff Waters lo ha vuelto a hacer. Desde estas primeras líneas ya digo que en mi opinión, ha encontrado un nivel de inspiración superior al de los últimos 15-20 años. Aunque la verdad es que su nivel medio, siempre ha sido muy alto en mi opinión, lo que les ha llevado a ser la banda canadiense de metal que más discos ha vendido en la historia.

Creo que al bueno de Jeff le ha sentado muy bien rejuvenecer a sus ANNIHILATOR. Les pude ver en el Rock Fest 2018, con la difícil papeleta de tocar tras la apoteósica descarga de HELLOWEEN y creo que salieron más que victoriosos. Su bajista y ayudante en la producción Rich Hinks, y su guitarra Aaron Homma, superan la treintena por poco… y su batería Fabio Alessandrini, tiene sólo 26 años! Y claro, la juventud (unida a una muy buena técnica con los instrumentos), es un grado. Su directo fue demoledor, con una energía desbordante, que hizo que Jeff tuviera que esforzarse por estar al mismo nivel de intensidad. Os aseguro que su nuevo “Ballistic, Sadistic” es muy intenso.

Casi todos los temas del disco, son un puro ataque a la yugular. Muy rápidos, muy contundentes y con un nivel de brutalidad ajustada, que esto no es grindcore… Me recuerda en muchos momentos a los últimos discos de mis adorados MEGADETH, sobre todo en la parte de las guitarras, tanto los riffs vertiginosos, como los solos desbocados. Porque realmente este es un disco 100% guitarrero. Además consigue, de una manera muy natural, que cada tema tenga un buen estribillo, muy de la vieja escuela, de esos estribillos sencillos de aprender y sencillos de corear en directo, puño en alto, como por ejemplo en “The attitude” o en “Dressed up for evil”. Todo el trabajo de los 3 jóvenes acompañantes a los coros, es excelente en todo el disco. Creo sinceramente que es uno de los puntos fuertes del redondo.

Dentro de ese ataque thrash sin piedad, ANNIHILATOR sigue fiel a su estilo propio y mete algunas partes más heavys o hasta más rockeras. “Psycho Ward” es el mejor ejemplo de ello, siendo un tema que coquetea más con unos ritmos menos veloces y más rockeros. Es un tema muy heavy de la vieja escuela, pero con un fondo de muy triste actualidad, como es la violencia doméstica.

El otro tema donde rebajan las revoluciones es el fantástico “Lip Service”. Tiene unas partes sólo con el bajo y batería, un tanto maliciosas, que me recuerdan al “Dawn Patrol” de MEGADETH (sí, otra vez). Y luego al final tienen unas melodías de guitarra 100% herederas de los MAIDEN (esas guitarras que se pueden tararear…). A pesar de que puede sonar a refrito de muchas cosas, es uno de mis cortes favoritos del disco. La paradilla a mitad de tema en “One wrong move”, recuerda en sus formas a la mítica del “Master of Puppets”, por supuesto sin llegar al nivel de emoción de aquella. Pero queda chula y da descanso en un tema que es pura adrenalina.

Temas como “The Attitude”, “Riot”, “Out with the garbage”, o “The end of the lie”, son puro ataque frontal, sin descanso y funcionan a las mil maravillas. Tienen todo lo que los amantes del thrash buscamos y adoramos del género. “I am Warfare” es otro de los puñetazos en la cara, tan violenta y agresiva, como indican las letras en su poderoso puente “…mankind on his knees… Satan inherits the Earth”. Quizás mi corte favorito.

Se nota que Jeff estaba cabreado cuando escribió este disco, porque entra a todo. Seguramente su cabreo viene porque entiende que el mercado/público no le ha rendido el suficiente homenaje que su inmensa carrera merece. Y se ha armado hasta arriba para pelear con quien sea, como en la fabulosa “Armed to the teeth” que abre el disco, y que muestra en su potente video a una chica vengándose de 2 acosadores… con toda su artillería y hasta el sadismo que los acosadores merecen: “Ballistic, sadistic, beyond belief. Try me, defy me, I’m armed to the teeth”. Cambia a la chica por Jeff y a los acosadores por el mercado musical… y ahí tienes toda la rabia que Jeff ha sacado para su decimoséptimo disco.

El 2019 nos dejó algunos trabajos de thrash metal de altísimo nivel por parte de bandas “clásicas” del género, como DEATH ANGEL, OVERKILL o FLOTSAM & JETSAM. El 2020 pinta aún mejor con las nuevas obras de ANNIHILATOR, TESTAMENT, SEPULTURA y MEGADETH. No se me ocurre qué más pedirle a un disco de ANNIHILATOR, o casi diría que a un disco de thrash metal. Supera la mejor de mis expectativas. No vais a encontrar aquí exploración o riesgos, aquí vais a encontrar simplemente el mejor disco de esta banda en el Siglo XXI. Y eso, para los amantes de estos sonidos, es decir mucho. ¡Demoledor!

Palabra de Metalson


RATE/NOTA: 9/10

 

Iñigo «Metalson» (The Lux Team)

 

 

 

 

Comments are closed.