AGE OF REFLECTION – New dawn (2019) review

Age of Reflection “se hicieron los suecos” para sacar su primer disco ,”In The Heat of The Night” en 2017
, disco que tardaron mucho en elaborar, pero con una espera que mereció la pena.

Como les supo a poco, dos años después (ahora no se han hecho esperar tanto) vuelven a la carga desde Suecia para deleitarnos con su nuevo disco “A New Dawn”, un disco para amantes del AOR y para los que no también, pues es toda una oportunidad de abrir una puerta, como el propio nombre del disco indica, a “un nuevo amanecer”.

Con ”A New Dawn”, Age of Reflection nos presenta todo un “emocionario”, un trabajo repleto de diferentes emociones que van fluyendo con cada tema. A lo largo de este nuevo amanecer daremos paso para disfrutar de momentos relajados, de furia, de indecisión, inseguridad, de amor, de arrepentimiento…., todo en cuanto a la letra de las canciones se refiere. Toda una carta de colores, señores y señoras.

Sin más dilación, damos paso a Aurora, intro presentación del disco que nos hará adentrarnos en ese nuevo amanecer con una música muy “zen” de fondo rota totalmente por un solo de guitarra que parece que nos hace flotar. ¿Estáis preparados?

Vamos para allá. A golpe de baqueta y con un solo de guitarra (que hasta me recuerda un poco a Iron Maiden durante unos segundos) escuchamos A New Dawn, tema que da nombre al disco y nada más empezar podemos entender por qué. Tema con fuerza, con ganas de empezar y de seguir. 

Que siga la fiesta. Stay with me, tercer tema del LP, bastante hard rockero y fiestero, de esos que te hacen mover los pies . Un estribillo muy pegadizo, muy sonoro y un tema con cambios de ritmo bastante interesantes. Con este tema, Stay with me, nos convencen: nos quedamos.

Nos quedamos, pero relajamos. Pasamos a Here I Stand. Un tema un poco más tranquilo, más melódico, pero no menos revolucionario por ello: nos recuerdan con su letra, que ahí siguen, con heridas, pero como guerreros al pie del cañón. Nosotros tampoco nos rendimos y seguimos con Until Death do us apart, donde firmamos un compromiso de escucha “hasta que la muerte nos separe”. Después de habernos dado un medio respiro con el anterior tema, vuelven con garra otra vez, al más puro estilo W.E.T. (quizás las labores de producción a cargo de Erik Martesson, de Eclipse y W.E.T, hayan tenido algo que ver en ello).

Seguimos con el sexto tema, What If I Break, quizás el tema más dubitativo del disco, hablando de emociones y contenidos de letra. Trabajo acústico , tranquilito, para que volvamos a tomar otro respiro justo a mitad de disco. Y, aunque no necesitaba mucho más acompañamiento para ser bueno, a mitad de canción entran el resto de instrumentos que rompen la paz de la guitarra acústica para darle un poco más de fuerza y hacer también un buen cambio.

Una voz femenina nos presenta el siguiente tema, que empieza con furia, con unas guitarras rabiosas que me recuerdan a caballos galopando. Go se llama este tema. Decisión tomada, en el tema anterior dudaban, con “¿y si me rompo?”, parece ser que era un tema para dar lugar a la reflexión y parece ser que ha sido decisivo. Una canción con un ritmo muy determinante para poder ir de la mano con la letra de la canción, que además es consolidado por ese solo de guitarra. Rápido, conciso y concreto.

Never Alone comienza relajadito, para ir subiendo la temperatura poco a poco, acompañado en todo momento de un ritmo bastante constante, solamente roto por el estribillo en el que los coros acompañan para dar redundancia a la voz principal. Tema, en mi opinión, muy Scott Soto de nuevo.

Noveno tema del disco. I Just Died. Aquí tengo que parar y tomarme esto muy personalmente. Tengo que parar para coger una bocanada de aire para poder seguir respirando después del subidón de adrenalina que me ha dado cuando he empezado a escucharla. Versión del I Just Died de Cutting Crew, una de mis canciones favoritas y, como no podía ser menos, mi preferida de este disco. Cuando empieza el teclado te lleva de vuelta al pasado, a respirar AOR puro y duro. Una versión de este gran tema, que mejorarlo es imposible, pero Age of Reflection se han quedado dándole la mano a la original, con un ritmo un pelín más rápido, pero…, sin palabras. No se puede pasar por alto. Diría muchísimas cosas más, pero esto sería ya un diario personal en vez de una crítica musical.

Write it on the Wall me ha recordado mucho con su comienzo a Cinderella, aunque luego ha cambiado considerablemente. Guitarras muy marcadas, muy ochenteras que van anunciando que esto ya se va acabando.

Para cerrar el disco, Age of Reflection nos presentan su undécima y última canción: Can´t let go, canción que suena a final, aunque con la letra ya nos están avisando que “no te puedo dejar marchar”.

Pues no,  no nos iremos, aquí seguiremos disfrutando de este gran trabajo lleno de sorpresas, de emociones, de ritmos muy variados y dispares y, por supuesto, a la espera de su tercer disco, pues Age Of Reflection como era de esperar, ha dejado de nuevo a Suecia en un podio muy alto. Imposible “hacerse el sueco” con este disco.

Laura Grosskopf (The Lux Team)

 

 

 

 

 

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show