SONS OF APOLLO – MMXX (2020) Review

Escribir sobre un grupo como SONS OF APOLLO, para alguien que no es músico, ni profesor de música, da algo de respeto. Si alguno de vosotros que estáis leyendo lo sois y estáis esperando encontrar una reseña llena de menciones a complejas escalas, compases… os pido disculpas desde ya, y os invito a leer las reseñas de alguna página técnica especializada en el progresivo.

“Psychotic Symphony”, su primer larga duración del 2017, tiene un significado especial para mí. No solo es un disco que he escuchado hasta la extenuación, sino que además, me compré el CD en la mítica Tower Records de Tokio junto con mi hijo, durante el tiempo que vivíamos allí. Así que será un gran recuerdo de por vida… ¡y no lo digo solo por tener las letras en japonés!

Una banda formada por Mike Portnoy (DREAM THEATER y otros…) a la batería, Billy Sheehan (MR. BIG…) al bajo, Derek Sherinian (DREAM THEATER…) a los teclados, Ron “Bumblefoot” Thal (GUNS N’ ROSES…) a las guitarras y Jeff Scott Soto (YNGWIE MALMSTEEN…) a las voces, creo que necesita pocas presentaciones. Aunque la verdad, seguro que mucha gente si solo escucha el nombre de SONS OF APOLLO y no conoce sus integrantes, puede que pase de ellos sin indagar. Craso error…

No es de extrañar que cuando la producción, y gran parte del peso de la composición recae en los “Del Fuvio Brothers” (Portnoy y Sherinian), el resultado lleve su sello y suene mucho a ellos.

“MMXX” diría que es un disco algo más duro que su debut y suenan además, más compactos, más como banda, lógicamente por el hecho de que se conocen mejor (giraron mucho con su anterior disco y hasta grabaron un disco en directo) y se les nota muy compenetrados. Las canciones son más potentes y sobre todo diría que en conjunto, es superior en calidad a su predecesor, que es mucho decir.

El disco tiene 8 canciones y casi 1 hora de música. De MÚSICA en mayúsculas. El virtuosismo y la versatilidad de todos y cada uno de los 5 músicos hace que cada canción sea para mí una pequeña obra de arte, porque todas están llenas de matices, de grandes riffs, de maravillosas melodías vocales, de grandes solos (de guitarra, de bajo, de teclado…), de unas baterías espectaculares que pasan por todos los estilos del metal, llegando por momentos a la velocidad y agresividad del Thrash (le ha sentado bien su tiempo a Portnoy con los fantásticos METAL ALLEGIANCE). 3 de los cortes tiene momentos dónde la banda se deja llevar por su lado más progresivo y nos deleitan con largos momentos instrumentales inspiradísimos, en los que el dinero que te gastaste en tus buenos auriculares se da por bien invertido…

El primer adelanto, “Goodbye Divinity” es una perfecta muestra de todas las virtudes musicales del disco. Uno por uno, van entrando todos los músicos, destapando el tarro de las esencias: un riff brutal de Bumblefoot, unas líneas de bajo marca de la casa de Sheehan, la apisonadora de Portnoy, unas líneas vocales maravillosas de Jeff, sobre todo en el estribillo y todo cubierto por los teclados de Derek. Perfecto single. Perfecto ejemplo de lo que es la banda.

Los 16 minutos de “New World today” reúnen también todos los elementos claves. Empieza con unas delicadas y preciosas partes de Bumblefoot, al que se le van uniendo el resto de instrumentos haciendo como una larga intro, que rompe a los 3min con unos riffs gruesos que parece que empezaran un nuevo tema. Las voces de Jeff son geniales durante todo el corte. La cantidad de sonidos distintos que saca Bumblefoot a su guitarra de doble mástil en este tema, es de estudio. Solo de bajo… Luego vuelve el Thrash… Luego un poquito de jam y de más solos… Luego… Magistral canción, compuesta por un montón de pequeñas canciones o partes, que hilan a la perfección y no dejan de sorprender. Una delicia.

En una línea similar, aunque algo menos opulenta, está otro de los temas largos del disco, “King of Delusion”, una composición también inspiradísima, que empieza inquietante al piano y que de nuevo cuenta con todos los miembros dando una Master Class de potencia, de versatilidad, de ejecución y de inspiración compositiva. Tema heavy, potente y con un gran estribillo. A mitad de la composición, vuelve el piano del inicio, pero acompañado de las voces cambiantes de Jeff. Y vuelven los instrumentales tan imprevisibles como geniales (hay una parte sólo con piano y batería, muy jazzy, que es chulísima). Y el sólo de Bumblefoot es mi favorito del disco. TEMAZO.

Los temas más directos, podrían ser “Fall to ascend” (segundo single por derecho propio), “Asphyxiation”, “Wither to black” y “Resurrection Day”. Muy heavys y potentes, y en los que a pesar de no tener largos minutos de geniales desvaríos, sí podemos disfrutar de apabullantes interpretaciones de cada músico. El nivel medio de estos tíos, es ya de restaurante de 1 ó 2 estrellas Michelin. Hay tantos detalles en cada canción, que es ridículo intentar hablar de todos. ¡Están ahí para ser descubiertos!

Mención aparte también para su último single, “Desolate July”, que es una especie de balada o medio tiempo, cantado con una intensidad y una emoción, que pone los pelos de punta. Aquí claramente toda la calidad musical individual, la han dejado algo de lado y se han centrado en hacer un tema increíblemente intenso. No es la primera canción que se escribe sobre un amigo que nos dejó demasiado pronto. Pero sí es de las más bonitas y emocionantes que recuerdo. D.E.P. David Z (bajista en numerosas bandas como ADRENALINE MOB, SOTO, TRANS-SIBERIAN ORCHESTRA…) e íntimo amigo tanto de Jeff como de Portnoy. No es de extrañar que le hayan puesto tanta pasión al tema.

No veo el momento de que llegue marzo y les pueda disfrutar en directo. No sé si llevarme silla y palomitas y disfrutar, como cuando veo “El Padrino», o como cuando vi a DREAM THEATER en Pamplona con mi amigo Raúl, ambos con la boca abierta…o bien ir con ganas de dejarme llevar por la emoción, cerrar los ojos y que acabe como tenga que ser.

Veo imposible que este “MMXX” no vaya a estar en mi Top 10 de 2020. Y lo digo en enero, sí. Esto es casi la perfección musical en cuanto a ejecución, virtuosismo y versatilidad, de unos músicos para mí, en estado de gracia. Pero lo más importante, es que las composiciones son sencillamente sublimes. Pura magia musical.

Palabra de Metalson


RATE/NOTA: 9,5/10

 

Iñigo «Metalson» (The Lux Team)

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.