MAGORIA – JtR1888 (2019) Review

Intriga y tragedia se dan la mano en esta apasionada ópera rock de corte sinfónico, que nos relata uno de los más macabros episodios de la historia del crimen, el de Jack el Destripador.

No tenía idea de la existencia de este proyecto hasta que escuché una copia promocional del mismo. Y he de decir que me ha sorprendido muy gratamente. La elegante combinación de uno de los más sangrientos y horripilantes misterios en cuestión de asesinatos en serie, en este caso basados en la teoría de la conspiración de la realeza británica, con el metal sinfónico que desarrolla esta banda, es de lo mejor que he escuchado últimamente dentro de su estilo. Si algunas de vuestras bandas de referencia son Savatage, Avantasia o Ayreon, vais a disfrutar sin contemplaciones de esta gran obra.

El hilo musical que compone la historia nos traslada con total fidelidad a la época victoriana, recreando esa sensación de romanticismo siniestro que se desprende de los propios sucesos acaecidos en 1888. Esta teoría conspirativa trataba de ocultar la relación que tuvo el príncipe Alberto Víctor de Inglaterra, nieto de la reina Victoria, con una plebeya llamada Annie Crook y con la que tuvo una hija. La niña fue entregada a una conocida de la madre, Mary Jane Kelly, para que la ocultase y se hiciera cargo de ella. Años más tarde, Mary Jane, que pasaba apuros económicos, comenzó a ejercer la prostitución en las calles del barrio de Whitechappel en Londres. A su vez comenzó a chantajear a la corona británica, a cambio de no divulgar el asunto de la heredera bastarda, y entonces la monarquía envió al doctor William Gull a eliminar a la propia Mary Jane Kelly y a todas las prostitutas que conociesen la historia.

Musicalmente es un trabajo extenso, exactamente de 95 minutos, que ha sido editado en doble cd, y que contiene todo lo que podemos esperar de una ópera rock de estas dimensiones: temas muy elaborados, multitud de orquestaciones, coros grandilocuentes y un amplio cartel de vocalistas que van narrando los hechos a través del intenso dramatismo que desprenden las canciones. 

El principal compositor y líder es el excelente guitarrista holandés Mark Bogert, procedente de la banda de metal sinfónico Knight Area, acompañado en esta ocasión de un buen número de músicos destacados de su propio país, como el bajista Peter Vink conocido por sus apariciones en Ayreon o Star One. Y si a ello sumamos la presencia tras los controles de Joost Van Den Broek (After Forever, Ayreon, Epica…), aseguramos que la producción va a ser de muy alto nivel.

Es complicado destacar algún tema, porque es prácticamente imprescindible seguir el hilo completo de la obra para apreciar bien el conjunto, además de que con cada escucha siempre se aprecian nuevos detalles dentro de la inmensidad de este trabajo. 

Tras la obertura “Whitechapel”, el primer disco comienza con todo el poder del metal melódico con “Legend of the Serial Killer Scene”, llamativo por su delicada y emotiva segunda parte, y con “Prince Albert Victor ‘Eddy’”, con toques folk y un espectacular solo.

Los cortes que describen algunos de los asesinatos, como el esencialmente gótico “Mary Ann Nichols”, el sinfónico “Annie Chapman” o el power metalero “Mary Jane Kelly”, son los que más dureza lírica poseen, lo cual queda perfectamente reflejado en la música, con las guitarras más potentes, las voces más impetuosas, y los contrastes instrumentales más dramáticos. La atmósfera de oscuridad y desconsolada melancolía que desprenden es realmente embriagadora.

Hay momentos sobrecogedores como “Abberline”, un tema lento, prácticamente doom, que transmite una absoluta desolación, o mismamente “Confrontation”, un tema que desprende una profunda tristeza, muy en consonancia con lo trágico de la historia. También podremos experimentar acercamientos a terrenos más progresivos, como en “Catherine Eddowes”, (otro de los asesinatos), mucho más sofisticado técnicamente, “Annie Crook” con algunos de los riffs más complejos y enérgicos de todo el álbum, o sobre todo en “Let Her Be Safe”, con un inicio muy melódico, pero que en seguida se zambulle en partes mucho más elaboradas, siendo todo un deleite instrumental. 

“More to Life Than This” se sale un poco de la tónica general, con toques bastante pop, es un precioso medio tiempo, que da un pequeño respiro positivo ante tanta oscuridad. En esta línea más delicada destaca también la balada “Dignified Woman”, una pieza únicamente a base de piano y voz, absolutamente estremecedora. 

Y  ya en la recta final, aun tienen tiempo para maravillarnos con “From Hell”, un tema muy Savatage de la época del “Dead Winter Dead”, con esa impecable conexión entre coraje y sinfonismo, concluyendo con el himno “Freedom Of London”, toda una oda a la libertad, con un inmenso tono épico a través de sus grandiosas orquestaciones y coros.

Lo mejor de un disco es que consiga transmitir la atmosfera para la que ha sido creado, y este lo hace con creces. Durante toda su duración, nos traslada a la Inglaterra del siglo XIX, nos hace partícipes de los más abominables actos que el hombre puede ser capaz de cometer, y todo esto sin apenas un momento para la evasión. Una auténtica obra maestra en la escenificación a través de la música. Así que recomiendo encarecidamente que no os lo perdáis si lo vuestro son las óperas rock cargadas de romanticismo, misterio y trágicos desenlaces. 


RATE/NOTA: 9/10

Enrique Gallardo

 

 

 

Comments are closed.