BULLET FOR MY VALENTINE – Bullet for My Valentine (2021) Review

Siempre me había sorprendido ver a los galeses BULLET FOR MY VALENTINE en las primeras posiciones de los carteles de los festivales de Metal, ya que para mi gusto me parecían un tanto “moñas”, a años luz de otras bandas con las que supuestamente podrían “competir” como por ejemplo Heaven Shall Burn o Lamb of God.

Así que, cuando me dispuse a oír su disco homónimo de 2021 y, tras una intro de minuto y medio, comenzó a sonar el brutal comienzo del primer corte Parasite, me dije “joder, si parece que estoy escuchando a los mismísimos Machine Head”

Metalcore puro y duro con una batería atronadora y, aunque sin abandonar las voces limpias, éstas pasan a un segundo plano frente a las guturales. 

Por si se tratara de un espejismo, di paso al segundo tema Knives. Otra apisonadora que podrían haber firmado los americanos. Incluso el frontman Matt Tuck se da un aire a Robb Flynn, como se puede ver en el impactante videoclip que sacaron como adelanto (no se recomienda su visionado si se sufre de epilepsia fotosensible). 

Solamente con estos dos pepinazos puedo decir que los británicos me han conseguido enganchar más que con sus seis trabajos anteriores, pero es que el resto del disco no les va a la zaga. 

Por un lado, nos encontramos con canciones muy pero que muy thrasheras, como No Happy Ever After o Paralysed, aunque con el toque personal de los Bullet. Y por otro, a mitad de álbum, con unas más pausadas, pero que pueden funcionar muy bien en directo, como Bastards, en la que me llegan a recordar a mis queridos Muse y Rainbow Veins, que se publicó como primer single. 

Incluso en el tema que más podría seguir la línea de su discografía reciente, My Reverie, Michael Paget se curra un solo de guitarra, cosa que no hizo en todo el “Gravity” de 2018.

Aunque el que más me sorprende del disco es Can´t Escape the Waves, que te sumerge en la época dorada del Nu-Metal de finales de los años 90.

Para la recta final del LP el cuarteto de Bridgend nos obsequia con más caña en Shatter yDeath by a Thousand Cuts, con un rollo más post-hardcoreta.

Resumiendo, BFMV da un puñetazo sobre la mesa en este 2021, aunque para mi gusto todavía les falta un puntito más de garra para jugar en la Champions League del Metalcore.

 

Rodrigo Trascasa (The Lux Team)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.