CASABLANCA: Crónicas (17/01 y 19/01/2014)

CASABLANCA
17/01/2014 (Sala Utopía, Zaragoza) + Los Lügers + Lahaine
19/01/2014 (Sala Serjos, Monzón) + Veneno Añejo
Texto y fotos por Mayca Cruz Mycure

Poder asistir en el mismo fin de semana, dos veces, a un buen concierto de rock es una experiencia sumamente recomendable si, además de gozar de uno de los grupos con mejor directo de la escena sueca actual, compartes la velada con excelentes amigos. Tal ha sido el caso de lo acontecido en dos de los garitos con más solera de las tierras mañas, la Sala Utopía  de la capital zaragozana y la Sala Serjos Zona Rock de Monzón. En ambas localidades se dieron cita CASABLANCA, la banda que ha formado el guitarrista californiano Ryan Roxie (Alice Cooper, ex-Slash, Roxy 77) tras emigrar hace unos años a Suecia, país en el que ha fijado su residencia.

Ambos conciertos fueron precedidos por sendos grupos locales encargados de caldear el ambiente en donde la concurrencia rayó el lleno absoluto. En Zaragoza, fueron dos: Lehaine y Los Lügers, mientras que en Monzón la apertura la hizo la banda de versiones leridana, Veneno Añejo.

Comenzó la noche del Viernes el cuarteto zaragozano Lahaine, banda con bastante presencia femenina en sus filas y que ya había abierto la actuación de Tainted Nation en la misma sala hace meses. El setlist se compuso de temas propios donde su vocalista todavía no se le ve comoda,  todo lo contrario con las versiones que hizo de Eurythmics (Sweet dreams) y AC/DC (Let there be rock). Alargaron bastante el set con partes instrumentales donde bajista y guitarra curiosamente intercambiaron instrumentos. (Texto Lahaine: Carlos Destroyer)

lugers2

 Llegó la hora de los Lügers, que como es habitual son sinónimo de fuerza, watios y garra dentro de un escenario, con esos temas muy bien acoplados en su setlist, Alter Ego, Lucifer, Lestat…y la obligada versión del Ace of spades de Motorhead. Como siempre con una imagen agresiva y sus pinturas de guerra. Fenomenal Lee apoyando en todo momento en las voces a Lex, y una apisonadora llamada Eric a la batería que estrenaba nuevo kit personalizado. Final apoteósico con Lex tocando el Rock n roll de Led Zeppelin entre el publico y tirado en el suelo. (Texto Lügers: Carlos Destroyer)

Antes de relatar ambos directos de Casablanca, conviene situar al lector que no esté familiarizado con ellos, en lo referente a sus miembros y breve historia. Lo obvio es que Ryan Roxie es un músico de primera línea al que le respaldan años de actividad con Alice Cooper, formando parte de este combo entre el 1996 y 2006, una década que fue interrumpida por su deseo de establecerse en Suecia por motivos familiares pero que no le han impedido retornar en el 2012, ni mantener su otra banda, Roxie 77. Si queréis más información, os remito a la entrevista que tuvo lugar justo antes del concierto de Zaragoza y que llevó a cabo nuestro compañero de ROCKANGELS, Toño Martínez Mendizabal. (aquí enlace)
Casablanca empezó como un nuevo proyecto, con sede en Estocolmo, en la que Roxie se alió con cuatro jóvenes músicos que ya tenían sus credenciales en otras formaciones de relativo éxito comercial. Por un lado, Andres Ljung (de Space-Ace Baby Jane), quien ejerce de vocalista y al que no le faltan tablas sobre el escenario, lo que muestra acertadamente con una pose al más puro estilo rocker, no exenta de sentido del humor y descaro. Destaca una fémina a las baquetas, Josephine Forsman (de Sahara Hotnights), todo un huracán sónico que adereza sus golpes con enérgicos movimientos y precisión cronométrica; le acompaña en la base rítmica el bajista y ex futbolista de la liga sueca, Max Rubarth; y, finalmente, cerrando la formación, para esta ocasión y en la gira española, se presentó Eric Almström, sustituyendo al segundo guitarrista nominal, Eric Stenemo (de Melody Club). Si bien llevan desde el 2009 componiendo, su debut en un show en 2010  en Malmö, taloneando a Kiss durante el Sonic Boom Tour, les labró una reputación que han sabido aprovechar al máximo, granjeándose una nominación como mejor banda de rock en su país. Llevan editados dos álbumes, Apocalyptic Youth (2010) y el muy reciente Riding a Black Swan (2013) (reseña del cd) que han venido a presentar en esta gira por nuestro país y que ha concluido hace escasos días.

casablanca

Con semejantes antecedentes no era de extrañar que un buen puñado de rockangels nos citáramos la noche del viernes en la sala Utopía para presenciar su directo y saborear sus temas, especialmente los del primer disco, con el que algunos ya estábamos familiarizados. Fue un setlist ajustado a 11 canciones, en un tiempo que a todos nos pareció sumamente corto ya que no superó la hora de actuación. Tal y como había reconocido Roxie durante la entrevista previa, los shows de 55 minutos están a la orden del día en Suecia y era eso lo previsto. Con prácticamente ninguna diferencia en el desarrollo de los temas tocados en ambos emplazamientos, Casablanca arrancó con el Deliberalely Wasted, de su primer álbum, un tema pegadizo y bien ejecutado donde Ljung nos ofrece ya una actuación desparpajada y donde deja claro que puede comerse un escenario, a la par que beberse una botella de tinto con denominación de origen. Le sigue Riding a Black Swan, hardrockera al máximo y con cambios de ritmo efectistas, con Roxie ganando espacio a su carismático vocalista, al que no podíamos quitar ojo dados sus coqueteos con la botella, una pose al fin y al cabo, que no llegó a  afectar a su garganta puesto que a penas le echaba algunos tragos cortos, de cuando en cuando. Con Some  Misty Morning y Apocalyptic Youth ya estábamos todos metidos en el saco, embelesados con el buen hacer de Andres, Mats, Josephine, Eric (el melenas de igual nombre que el ausente Stenemo) y cómo no, los guitarreos de un as como Ryan al que hemos podido prácticamente tocar debido a la proximidad al escenario que nos permiten estas salas pequeñas. Cuando la batería casi marcial de la rubia Josephine Frosman anunció Hail the Liberation, la atención se centró en su enérgica batida de melena y palos, una mujer de brazos rápidos y de engañosa fragilidad fuera de la pista. Este es un tema que nos pone a todos firmes y marchosos. No devil in me actúa como bisagra para la parte final y más potente del repertorio, con el público totalmente entregado a una sesión hardrockera en la que no desfallece el tono fiestero ni un segundo. Barriers se destaca como uno de los temas más aclamados de la noche, contundente en tramos, melódico en el puente y con un estribillo que invita al coreo general (no en vano, en Monzón, se les pidió repetirlo al final, cosa a la accedieron los músicos para regocijo de Sergio Canal, el dueño de la Serjos, que se moría por escucharlo desde su posición privilegiada tras la barra).

casablanca3

Con una brillante y rítmica composición titulada Love & Desperation, nos acercaron al final de la noche, cantando ese estribillo fácil de seguir y corear. El frontman se toma un descanso, apartado del combo, para dar paso a una exhibición de riffs guitarreros que, en Zaragoza, se prestaron a coqueteos con el mástil de esa guitarra Gibson que Roxy mantiene a raya en los tiempos muertos, bajo la estricta vigilancia del roadrunner. Un preciado tesoro que pudimos ver de bien cerca en Monzón, ya que a Ryan, llevado por la escasez de espacio vital para la exhibición de su diestra y hábil ejecución, se le antojó ponerse de rodillas sobre la barra, arramblando con las botellas y vasos que, rápidamente,  retiramos evitando una debacle. Gran momento para fotos y desparrame general porque, si hay algo de lo que nos gusta disfrutar a los presentes, es ver como un ídolo se entrega a su música sin miramientos ni contención. It’s Allright cierra la programación de un set cuyo happy ending certero es el encore final, con los suecos detonando la más esperada tonada, Downtown, por ser éste el hit con el que los suecos se han consagrado desde su primer álbum.

Hemos de tomar buena nota porque Casablanca están llamados a ser una de las bandas con más futuro de la escena hardrockera europea ya que cuidan todos los detalles que garantizan éxito y progresión ascendente: componen temas con gancho, editan discos muy bien producidos, brindan actuaciones redondas que gustan a todos, jóvenes y no tan jóvenes, tienen carisma escénico, se lo pasan en grande, son profesionales sobre las tablas y accesibles en el foso; son guapos…son suecos, son…CASABLANCA. Y tienen a un líder feliz que se conoce muy bien el terreno que pisa y va sobrado de experiencia y de humildad. Desde aquí deseo agradecer también a los Veneno Añejo (Toni, Marcel, Joan y Carlos), el estupendo repertorio de versiones de clásicos del rock con el que abrieron la velada.

casablanca5

Muchas gracias a todas las bandas y amigos que hicieron del fin de semana una memorable estancia en tierras aragonesas, a ésta que suscribe.

Set list:

Deliberately wasted (del Apocalyptic Youth- AY)
Riding a Black Swan (del Riding a Black Swan- RBS)
Some Misty Morning (RBS)
Apocalyptic Youth (AY)
The Giant Dreamless Sleep (RBS)
Hail the Liberation (RBS)
Shout at no Devil in me (RBS)
Barriers (RBS)
Love & Desperation (AY)
It’s Allright (RBS)

Encore
Downtown (AY)  Zaragoza y Monzón
Barriers (sólo en Monzón)

One comment on “CASABLANCA: Crónicas (17/01 y 19/01/2014)

  1. Toño Martínez on said:

    Fantástica. La comparto al 100%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show