DEADLAND RITUAL en Vitoria

La banda formada por Butler, Stevens, Sorum y Perez actuará el próximo 21 de junio en el Azkena Rock Festival 2019. Será la única actuación en la península.

Deadland Ritual es una banda que nació espiritualmente en el desierto, donde vive el legendario batería Matt Sorum. Inspirándose en el “simbolismo ritual de las tierras baldías del desierto” junto con su amor por la idea de un “espacio ritualizado olvidado”, el nombre del grupo se sintió apropiado para el tono más oscuro de la música que estaba creando con el icónico bajista Geezer Butler ( Black Sabbath), el guitarrista Steve Stevens (Billy Idol) y el cantante principal Franky Perez (Apocalyptica, Scars on Broadway).

Las amistades de larga duración con Stevens y Pérez ayudaron a formar el núcleo inicial de la alineación, pero Sorum dice que fue un momento crucial cuando Butler aceptó unirse. “Black Sabbath fue mi primera banda de la que realmente me enamoré como músico. ” comenta. “Ese fue mi punto de entrada cuando comencé a aparecer como un joven batería”. El tono inconfundible del bajista es una parte importante de la base del sonido de la banda.

Llamándose a sí mismo “semi-retirado”, Butler admite que había mucho en qué pensar cuando recibió la invitación para unirse al “Ritual de Deadland”. “Tuve que acostumbrarme a la idea de empezar de cero otra vez, lo cual es bueno. Es un reto para mí “, dice. “Pero realmente me gustó la música que estaba escuchando. No es tu material típico de metal o de hard rock o lo que sea ”.

Para Stevens, fue una revelación la primera vez que se encontró grabando con Butler. “Recuerdo la primera vez que comencé a rastrear contra su bajo y dije: ‘Oh, Dios mío’”, recuerda. “Hay muchas veces en el estudio como guitarrista, obtienes un sonido de guitarra y tratas de hacerlo funcionar, lo estás modificando”. No había nada de esa mierda. Simplemente encajaba con su sonido de bajo y fue realmente emocionante para mí. Fue como, ‘Wow, escucho mi guitarra contra un bajista que he amado desde que tenía 15 años “.

“Esto sucedió de la manera que se suponía que iba a suceder. No lo forzamos. Todo el proceso ha sido muy agradable. “Me recordó cómo era estar en una banda cuando importaba”, agrega Pérez. “Al igual que, antes de irte a dormir, estás pensando en la música. Cuando te despiertas, estás pensando en la música. Ha pasado mucho tiempo desde que sentí la emoción de estar en una habitación con una banda como yo cuando era niño “.

El grupo trabajó en canciones juntos y alistó al productor Greg Fidelman (Metallica, Slipknot, Black Sabbath) cuando llegó el momento de grabar. Tomaron la decisión de rastrear el material en Henson Studios en Hollywood. “Sabíamos que queríamos hacer la mayor locura de rock sonoro que pudiéramos encontrar”, explica Sorum. “Greg fue la elección correcta para eso”.

“Down In Flames” truena a través de los altavoces, un rockeo duro de conducción con exuberantes armonías vocales que en el centro, todavía se siente como el sonido de cuatro tipos en una sala atascada. Pero hay adornos adicionales, como el pedal de acero que Stevens agrega a la sección media mística y los tambores tribales de Sorum, que surgieron espontáneamente cuando la banda estaba trabajando en pistas básicas. “Fue uno de esos hermosos errores”, dice Stevens, recordando cómo el batería comenzó a tocar el patrón sobre la marcha.

Pero no se equivoquen, a medida que las canciones se desarrollaban, Sorum a menudo tenía una visión definida. “Es genial porque Matt realmente sabe cómo quiere que suene y él solo sigue y sigue y sigue hasta que lo hace bien, hasta que está satisfecho con su batería”, dice Butler. “Es realmente bueno jugar con alguien que es tan profesional. Tiene muchos conocimientos sobre diferentes estilos de batería y también es fanático de Bill Ward, el batería original de Sabbath, por lo que también le gusta ese tipo de swing “.

Sorum ha registrado décadas de años detrás del kit tocando con Guns N´ Roses, The Cult y Velvet Revolver, por nombrar algunos, agregando su sonido característico a innumerables éxitos de radio de rock que se tocan hasta hoy. Con esta banda, quería llevar las cosas al siguiente nivel. “Para mí fue como, ‘Hombre, quiero obtener el mejor sonido de batería que he recibido. Quiero tocar lo mejor que he tocado “, dice Sorum. “Creo que lo he logrado. Me siento como un batería que me he transformado durante muchas décadas de rock and roll “.

El “arma secreta” de Deadland Ritual es Pérez, un vocalista versátil que brilla en las canciones que la banda ha grabado hasta el momento, y una voz talentosa que Sorum ha esperado incorporar al proyecto correcto. Afortunadamente, el cantante tuvo el apoyo total de sus compañeros de banda, ya que asumió lo que podría haber sido un trabajo difícil. “Siempre han creído en lo que hice vocalmente y son como, ‘Amigo, canta. No te detengas. Canta como si fuera tu último día en la tierra “. Y lo hice. Sentí eso, y entré allí con algo para demostrar. Y no solo para mí, sino para nosotros en general “.

Del mismo modo, Stevens pensó mucho en su enfoque de guitarra. “Quería que lo que traje a esta banda fuera único y exclusivo para este proyecto, y eso me llevó un poco de búsqueda del alma y capacidad mental”, explica. “Quería que mi guitarra realmente felicitara a los otros miembros y sus estilos individuales. Realmente siento que en esta banda la suma es mayor que las partes”.

Llamando a Stevens “un guitarrista increíble”, dice Butler, “él tiene algunas grandes ideas y es muy inspirador. Se le ocurrirán cosas con las que ni siquiera había soñado, así que te inspira y, como todos los buenos guitarristas, quieres llegar a su nivel “.

La naturaleza siniestra de humor de “Broken and Bruised” y “Walking Into Walls”, dos pistas adicionales que se han completado recientemente, revelan que hay mucha profundidad en el material que el grupo ha estado escribiendo juntos. “Obviamente, todos hemos pasado por algunas cosas”, dice Pérez, “La vida está llena de altibajos. Entonces, si eres honesto artísticamente, toda esa confusión, amor, pérdida, felicidad y dolor se abren paso en la música. Es una experiencia realmente catártica interpretar estas canciones “.

Con un montón de apariciones en festivales y fechas destacadas ya programadas, los miembros prometen que los shows serán algo especial, mezclando material original con cortes más profundos de su pasado colectivo, que son “no las canciones típicas que cabría esperar”, según Sorum .

Además de los conciertos más grandes, la banda también tendrá la oportunidad de tocar en lugares íntimos. Butler dice que está ansioso por los dos escenarios. “Tienes la oportunidad de hacer los 20,000 asientos, haces el show y obtienes comentarios de la audiencia, obviamente, pero no sé, hay algo especial en lugares más pequeños”. Puede que lo odie después de una semana, no lo sé ”, se ríe. “Va a ser diferente para mí, pero estoy deseando tocar en los clubes y en los festivales”.

“Estoy realmente emocionado de que la gente vea a esta banda en vivo”, agrega Pérez. “Una de las cosas en las que quiero enfatizar realmente es que esta es una banda honesta de Dios, underground y de rock sucio”. Estamos energizados y queremos hacer un espectáculo increíble “.

No hay egos, no hay tonterías. El ritual de Deadland está listo para tomar al mundo por asalto. Para Sorum, eso significa el equivalente a 2018 de su adolescencia cuando estaba entregando casetes hechos a mano de sus primeras grabaciones. Saca la música por ahí donde los fanáticos puedan escucharla y el resto vendrá. “Sólo libere el material”, dice. “Estamos listos para tocar”.

Photo by Jonas Akerlund

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show