BLACKFOOT – Southern Native (2016)

Las ganas por seguir viviendo al ritmo que marca el rock and roll han hecho que Rickey Medlocke, actual guitarra solista de los incombustibles Lynyrd Skynyrd, se haya destapado con un álbum para unos recuperados y reformados Blackfoot. La banda que él cofundó en el año 1970 en la ciudad de Jacksonville (Florida) tuvo durante esa década y parte de los 80 sus momentos más dulces con éxitos como Highway Song y Train Train. En 1985 se separaron y volvieron a reunirse en 2004 con varios miembros originales entre los que no se encontraba Medlocke. Así estuvieron durante cinco años y poco más.

El hecho de pertenecer a Lynyrd Skynyrd le da una posición más que cómoda debido al alto status del legendario grupo. Más allá de quedarse en eso, Rickey Medlocke ha sentido y tenido las ganas de hacer algo más propio donde poder calmar la curiosidad y caminar musicalmente por diferentes vías. Por esto motivo decidió hace dos años comenzar con el proceso compositivo y de producción de las canciones de este “Southern Native” que saldrá a la luz este próximo 5 de Agosto.

Para este disco, el guitarrista americano decidió unir sus fuerzas con cuatro músicos más jóvenes también originarios de la ciudad de Jacksonville. De este modo Blackfoot está actualmente rejuvenecida y reforzada en actitud y espíritu por los guitarristas Tim Rossi y Rick Krasowski, el bajista Brian Carpenter y el bateria Matt Anastasi. La aportación de estos músicos es la base fundamental para recibir sonidos actuales en unas canciones hechas bajo el método del más consolidado rock sureño. De este modo puedo decir sin miedo a equivocarme que el trabajo final puede ser digerido de igual forma por oyentes de 60 años que por otros de 30 años. No bajo mucho más la barrera de los treinta puesto que los temas tienen ese poso de música curtida para la que hay que haber superado antes una fase de aprendizaje. En este álbum encontramos sonidos establecidos en los cánones del rock sureño de los Estados Unidos por bandas como Molly Hatchet, 38 Special, The Outlaws, ZZ Top y algunos otros que configuraron discos rotundos de hard rock en los que los guitarras, en muchos casos hasta tres, eran los músicos más determinantes. Aquellos riffs matadores y licks de blues basados en la repetitividad de una melodía que servían de caballo principal para una base rítmica muy trabajadora y potente. Guitarristas para los que la púa era una herramienta tan habitual como lo era también el slide y para los que implantar la técnica chicken picking no supuso ninguna dificultad y sí la manera de soltar sonidos más auténticos y verdaderos de su instrumento.

El disco se compone de diez temas sinceros y muy compensados. Existe tiempo para la dureza y para el descanso. Hay momentos para la euforia desatada pero muy controlada, y también los hay para el hard rock de base y para el blues, que es sin duda el cimiento sólido en el que fijar la necesidad y expresión de los músicos de rock y más todavía si éstos son americanos y del sur. Entiendo el porqué de la evolución lógica de todos los estilos y también el porqué de las debacles más estrepitosas de algunos de ellos, que nada más supusieron modas importantes pero que no significaron más que la pobreza y el desasosiego de muchos artistas que los experimentaron o que simplemente les tocó vivir aquello. También comprendo el porqué de un estilo tan sólido como es el rock y cómo éste ha podido sobrevivir durante tantas décadas transformándose constantemente en sub-estilos pero siempre desde la pureza del mismo.

En este punto se puede situar este “Southern Native” de Blackfoot. Se trata de un trabajo para escuchar con la idea principal de que es puro y que recoge mucho guitarreo del de antes. Ése que hizo que muchos nos enamorásemos de una Strato o de una Telecaster y que mirásemos los escaparates con devoción por lo que significaron. Canciones intensas con amplio espacio y valor fundamental para la voz principal y sobre todo para los enormes y constantes juegos de guitarra. Temas endiablados en complejidad para un batería y para su inseparable compañero de fatigas que es el bajista.

Las canciones de este nuevo disco de Blackfoot están muy compensadas y van desde la enérgica “Need My Ride” que da comienzo al disco hasta la cariñosa y sensual “Diablo Loves Guitar” que lo cierra. Entre medias hay hueco para los rotundos “Southern Native” y “Love This Town“, y también para la calma con denominación de origen de blues como es “Everyman” y “Ohio”. Por supuesto el sureño está omnipresente en todos los cortes pero hay dos, que son “Take Me Home” y “Whiskey Train”, en los que éste se deja ver con más intensidad. Todas ellas aportan y complementan un notable disco de rock honesto y con muy pocos aditivos hecho por un señor muy consecuente con sus ideas musicales.

Aquí no encontrarás esos temas retro que tan insistentemente nos llegaban desde bandas jóvenes para captar a público maduro. Canciones que lejos de atraparte llegaban a sonar repetitivas y falsas. En este disco “Southern Native” encontrarás temas hechos por un señor llamado Rickey Medlocke de 66 años para captar a público más joven desde la autenticidad que su larga trayectoria le ha dado y da actualmente. Estoy muy seguro que al oyente más maduro lo tiene asegurado. Ojala consiga lo mismo con esos más jóvenes. Vamos a por ello !!!

Luis Mª Catediano

Track Listing:

  1. Need My Ride

  2. Southern Native

  3. Everyman

  4. Call Of A Hero

  5. Take Me Home

  6. Whiskey Train

  7. Satisfied Man

  8. Ohio

  9. Love This Town

  10. Diablo Loves Guitar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show