LUMPEN KLASS BLUES – Historias de la Lumpen

LUMPEN KLASS BLUES llevan como grupo cerca de dos años y aunque proceden de diferentes bandas locales burgalesas (Anticapital, La Conjura de los Necios o 4PC), es en el teatro donde encuentran la semilla de la banda ya que es, mientras participan en la obra “La Estrategia de Caracol”, donde surge la idea de probar algunas canciones ya compuestas con anterioridad.

Así Basi (voz) y Rubén De La Peña (guitarra), se juntan durante algún tiempo para ir tocando y cantando sobre una base de batería en la línea de probar lo que ya hicieran THE FACES o los QUIREBOYS y motivados por las teclas de los primeros años de TOM WAITS, por lo que le propusieron a Santi (que compartía local con ellos) introducir piano en algunas canciones, lo que al momento se convirtió en un instrumento imprescindible y característico de la banda. 

A través de Raúl Vadillo (reconocido músico, productor y mánager de la capital del Cid) supieron que Chema (batería) buscaba grupo y, pese al estilo incierto de sus inicios, consiguieron reclutarlo. 

Asistiendo a los ensayos se fue incorporando Marta (voz), la compañera de Basilio. Propusieron participar en el proyecto a Kike como bajista y, más tarde a Eri a la trompeta. Liados a cerrar temas, actualmente cuentan con un repertorio de 14 composiciones propias y una procedente de sus andanzas en La Conjura de los Necios.

A principios de año (2021), con algo más de 1000 euros, graban su primera maqueta y aunque no quedan satisfechos del resultado en algunos aspectos (voces y coros principalmente), sí sirve como tarjeta de presentación para que el que escribe estas líneas pueda hacer valoración de su expresión.

La música de LUMPEN KLASS BLUES nace del Rock, hecho que no les impide cortejar sin pudor al Blues además de añadir toda una suerte de ritmos sin complejos, pero uno de los principales valores añadidos de su propuesta son sus letras, talón de Aquiles de muchos grupos que, pese a una magnífica puesta en escena, cuidadas y hermosas composiciones musicales, es a la hora de contar algo donde patinan. Se esfuerzan en narrar vidas o acontecimientos, inventados o ciertos, con convencimiento lírico. Buscan personajes marginales, olvidados o revolucionarios consumidos por la historia. Una herramienta que sirve para, como decía Bumper (archiconocido batería de Burgos quién durante muchos años ha trabajado con bandas como ÑU), dejar “recao”.

Siete son los temas que componen lo que a mi modo de ver es más una “demo” premonitoria que un trabajo a la antigua usanza, estando de acuerdo con las declaraciones de la banda sobre la segura mejoría del resultado final que no entorpece, para nada, la visión de lo que se puede llegar a cocer en sus directos, con un estilo bastante ecléctico y clásico a la vez, que en una sala sudorosa tiene que calar hasta en tus huesos.

De la inicial Gamonal, ya notamos la crudeza de ese Rock primitivo con, incluso, referencias a TEQUILA aderezadas con unas teclas potentes que sobresalen hacia la esencia de los Faces a los que ellos reclaman como influencia. Cierto es que las voces en general restan esa integridad al producto y es una de las asignaturas pendientes del combo, pero estoy seguro que en directo se fusionarán a la perfección con su cabaretero modo de vida como demuestran en la segunda pista (y más adelante en La Cita), La Mujer Más Peligrosa de América, acentuada con el Charleston más marchoso.

Que Sean Fuego Las Estrellas, nostálgica en su inicio, comienza a carburar como el coche de un “gangster” con espíritu Punk para tramar una noche de fechorías al influjo del bourbon más barato de alguna pequeña tienda alejada de la luz de los neones.

La Danza De Los Rebeldes resulta más amable en su Rock mecido por el Pop de la “movida” sin perder identidad guitarrera, lo que nos coloca junto a Más Real Que La Ficción de trazo similar en su fondo, a pesar de su melancolía en las estrofas.

Finalizan con La Barricada del Arte, donde volvemos a caer en la cuenta de la necesidad de mejora en la grabación y conjunción de las voces, lo que no obstaculiza que su alma de cantautores se desvele por llenar los huecos de un escenario en el que a media luz enganchen la atención general, ya que por sus orígenes faranduleros resuelven algunas puestas en escena mediante la atracción visual/teatral.

Os dejo enlace de vídeo de su concierto en La Parrala, conocido centro cultural burgalés, , así como de la grabación del videoclip La Barricada Del Arte, donde ante la falta de presupuesto vale más su imaginación a la hora de recrear momentos concretos. 

LUMPEN KLASS BLUES tienen las ideas claras y con el tiempo, el rodaje y los medios conseguirán alcanzar una atención cultural que permeará sobre salas y salones con la intensidad de la lluvia de una noche de Chicago.

https://lumpenklassblues.bandcamp.com/album/historias-de-la-lumpen

Comments are closed.