WILDNESS – Wildness (2017)

Desde el sello alemán AOR Heaven recibimos el primer larga duración de una formación llamada Wildness, cuyo origen es la musicalmente productiva nación sueca y más concretamente la ciudad de Estocolmo. Desde Suecia nos han llegado muchos y buenos discos y es donde opino se gestó el origen de este género que denominamos rock melódico. Me refiero al rock de grupos como Talisman que fueron seguidos por otros más jóvenes que escucharon a Bon Jovi y Europe en los equipos de música de sus padres, y que ahora son bandas que están alimentando nuestros oídos con álbumes más o menos acertados y más o menos originales. Wildness bajo mi punto de vista no están inventando nada, es más, creo que han tomado lo mejor de diferentes bandas y lo han mezclado para conseguir de manera muy acertada un disco muy compensado y potente y directo.

Wildness nació en 2013 cuando el batería Erik Modin y los guitarras Pontus Sköld y Adam Holmström comenzaron a escribir sus primeras canciones. Estos tres músicos se metieron de lleno en la difícil tarea de buscar al cantante que pusiese voz en los temas compuestos y lo encontraron a principios de 2014 en la persona de Gabriel Lindmark. En septiembre de 2015 lanzaron su primer single titulado “Collide” que se destacó en los espacios digitales y estaciones de radio especializadas en hacer sonar rock melódico. En enero de 2016 le siguió el segundo single que fue “Turning The Pages” que llamó la atención de Georg Siegl del sello AOR Heaven. Esto fue determinante para que ahora Wildness vayan a editar su primer disco. El lanzamiento se espera para el 24 de Noviembre y auguro será un éxito para la mayoría de los seguidores del género quienes seguro lo incluirán en ese top de los mejores trabajos de este muy buen 2017.

El disco de Wildness contiene en su interior doce canciones que hacen de él un larga duración generoso al sumar casi la hora de duración. Lo hace de forma cómoda y sin despeinarse. Sin caídas o bajones que pueden producir el aburrimiento del oyente y que puede tentarle a éste cambiar para escuchar otro álbum. Es decir, no cansa ni resulta anodino o sin sabor. Tiene la pegada necesaria y la consistencia bien ajustada para gustar desde el principio. El grupo ha tomado lo mejor de HEAT y lo han mezclado de manera muy acertada con las formas de otros grupos como Eclipse, Wigelus, Art Nation, Care of Night o Houston. Esto lo han sabido hacer para conseguir un disco, a mi gusto, mejor del que la banda referencia de Wildness han hecho en este 2017. Las apreciaciones de este tipo son muy personales y, sin decir qué grupo sueco es al que hago referencia, pienso que muchos lo sabréis al escuchar canciones como por ejemplo “War Inside My Head” que es la encargada de abrir el disco. También con la que sigue que es “Stranger” o con “Alibi” que son de las más brillantes del disco. Solamente estos temas son suficiente para reconocer la valía de estos cuatros jóvenes músicos. La melodía y sonoridad bien adaptadas en una composición que en otros años estaría destinada a ser un hit mayúsculo.

El grupo se sustenta en las voces y los teclados. Tiene su apoyo en una buena máquina formada por el batería y por un bajo tocado por no se sabe quién, puesto que no aparece en la información recibida del sello. Wildness se presentan como cuarteto con voz, dos guitarras y batería pero nos falta saber quiénes son los músicos que se prestan en las labores de bajista y teclista. La aportación de los guitarras es esencial, como no podía ser de otro modo en una banda de rock, y deja muy buenas partes con riffs bien metidos y que en algunos temas me han recordado al genial Magnus Henriksson sobre todo por el también parecido con su grupo Eclipse. Por ejemplo la canción “Collide” tiene el mismo ritmo y secuencia de notas que el “To Amend a Broken Heart” pero a una velocidad menor. Me parece de mucho valor la facilidad con la que se desenvuelven los guitarristas Pontus Sköld y Adam Holmström. Es evidente que los nuevos músicos vienen con la técnica aprendida en origen, y que eso les da unas posibilidades mucho más amplias puesto que desarrollan y practican con naturalidad ejercicios verdaderamente complicados. Escuchar por ejemplo el trabajo de esas guitarras en canciones rápidas como es “Highlands” y pasar al sencillo pero efectivo medio tiempo “Your Last Romance” y darse cuenta de la polivalencia de los músicos da a entender que tienen control y variedad en lo que pueden tocar.

Como he dicho anteriormente este trabajo mantiene muy bien en tipo y mezcla muchas influencias. “Down In The City” suena a HEAT y “Falling Down” lo hace a los primeros Eclipse con unos cortes y contratiempos muy de los de Martensson. Encontrar estos parecidos es inevitable para mí pero no por ello los veo molestos. Es más, repito que este álbum tiene más y mejor que otros a los que se parecen. No es el caso de Eclipse de los que pienso están en una nivel muy por encima del resto. Sí que veo que Wildness han sabido crear muchos temas de notable alto y otros, al menos tres, de sobresaliente. Con esto quiero expresar que he disfrutado con un disco que es sin duda alguna para tener y bien situado en la discografía particular.

Llegando casi al final del trabajo de Wildness hay un tema titulado “Welcome The Night” que tiene lo que se busca al dar marcha y volumen a un aparato de música. Vaya cañonazo que han soltado al grabarlo. Un pero a sacar en el sonido del disco es la baja calidad sonora del charles de la batería. Suena como embarullado y poco definido. Algo extraño puesto que los platos están bien registrados y su sonido brilla sobre todo al tocarlos en un radio muy corto. Hay detalles que de haberlos cuidado un poco más habrían mejorado el total del sonido del álbum, que es bueno en general pero deficiente en este particular aspecto.

El cierre del disco nos trae una canción llamada “Turning The Pages” que es perfecta para definir al grupo. Buenas guitarras, un teclado condensado y lleno de adornos, y un voz arropada en unos coros cálidos que decoran con elegancia la canción. Me parece que es una forma de cerrar el disco que muchos quisieran tener. Lo digo porque es como llegar al final de una maratón con tiempo para mirar atrás y ver dónde está el resto de los participantes. Es completar de manera sobresaliente un disco de doce canciones lo cual ya es más que reseñable.

Resumiendo, los cuatro jóvenes músicos suecos se han pasado cuatro pueblos y dos comunidades autónomas. Han preparado un pedazo disco muy digno para ser lo primero que sacan en formato grande. Han dejado a otros a la altura del barro con un disco especial y de gran nivel. Totalmente recomendable para los oyentes que quieren fuerza y melodía al mismo tiempo y que sienten los pelos como escarpias al recibir buenos guitarrazos mezclados con esos teclados que todo lo acaparan. El trabajo de Wildness es una auténtica gozada desde el minuto uno y conseguirá satisfacer el hambre del calor musical más melódico y rockero de este 2017. No dejes de pasar por la tienda y hazte con él.

Luis Maria Catediano

Track List:

War inside my head
Stranger
Shadowland
Alibi
Collide
Highlands
Your last romance
Down In the city
Falling down
The flame
Welcome the night
Turning the pages

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show