WHITE LION – Pride (1987)

Pride es el segundo disco de White Lion, que nace en 1987, en el momento de plena ebullición del hard americano.

Con este álbum, White Lion pretendían hacerse un hueco en el mundillo, y quizás por ello, Pride es un disco bastante más ‘comercial’ que Fight To Survive, en el sentido de que cumple todos los canones de la época. Lo tenían todo para triunfar y lo sabían. Abre fuego Hungry, desde el mismo título se ve que el tema es uno de los típicos trallazos hardrockeros, de temática erótico-festiva, con riffs potentes, la voz rota, y un ritmo muy pegadizo; aun así deja entrever el ‘sello white lion’ en el bridge. Le sigue Lonely Nights, más suave que la anterior, con una letra más currada, y en la que, sobre todo al final, se puede apreciar de nuevo el sello personal de la banda, tanto en el solo como en el cambio de ritmo anterior.

Don’t Give Up, es el típico tema de ritmo ochentero, acerca de luchar contra la rutina; la estructura es bastante simple, y sólo destaca el trabajo de Bratta. Algo parecido ocurre con Sweet Little Loving, otra canción desenfadada, con mucho ritmo en el estribillo y esta vez acerca de la super-woman.

Lady Of The Valley supone un cambio de tercio, y es posiblemente una de las canciones más personales del disco y en las que la banda se desmarca de los estereotipos. Muchísima presencia de la guitarra en un tema realmente flipante; esta canción tiene un feeling especial, mezcla la fantasía y la esperanza, la desesperación y la confianza de una forma genial. Mike Tramp se sale con esos toques desgarrados y Bratta demuestra su maestría con las cuerdas…alucinante!

Con Wait se marcan otro temazo hard rockero, con fuerza y sentimiento, al estilo de Hungry, a la vez que siguen poniendo las bases del ‘sonido’ propio de la banda. Le sigue All You Need Is Rock N Roll, una especie de himno, en el que sobre todo destaca el solo, un híbrido perfecto entre el rollo blues que tanto le gusta a Bratta y la moda ‘hair rock’ de la época, y es que el tandem Tramp-Bratta funciona a las mil maravillas.

Tell Me vuelve sobre los pasos de Hungry y Wait, ligero y pegadizo, lo que hace del Pride un disco entretenido, que uno nunca se cansa de escuchar. Atención a la marca de la casa en el cambio de ritmo al final. Lo mismo ocurre con el principio de All Join Our Hands, un tema en el que se puede apreciar muy bien el ‘sonido Whitelion’, y darse cuenta de que sin Vito Bratta ese sonido sería imposible.

La última canción es la archiconocida balada When The Children Cry, un alegato contra la violencia y las guerras, una defensa de la inocencia de los niños, y la esperanza de un futuro mejor; sin duda una balada preciosa, como colofón de un disco muy, muy bueno, con el que Whitelion se dieron a conocer a nivel internacional, y consiguieron su puesto entre las bandas de hard rock del momento. Una lástima que sólo pudieran dejarnos cuatro discos, porque posiblemente, hubieran sido de los pocos grupos que habrían sobrevivido hasta hoy…

Isabel Barreto “Roulette”

Productor: Michael Wagener

Mike Tramp: Voz ★ Vito Bratta: Guitarra ★ James Lomenzo: Bajo ★ Greg D’Angelo: Batería

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show