ULI JON ROTH (Crónica 29/10/2013)

ULI JON ROTH + STINGERS (Tributo a Scorpions)
Sala Café del Teatre, Lleida (29 de Octubre 2013)
Texto y fotos por Mayca Cruz Mycure

Convocar a más de ciento cuarenta personas dispuestas a escuchar buen rock una noche de Martes en la ciudad de LLeida no es tarea fácil. Y eso lo sabe bien el promotor de Ace Of Space, Jaume Aos Sanuy, responsable de gran parte de los eventos musicales de esta zona de la periferia nacional, pero si en el evento se incluye un nombre mítico encabezando el cartel, la cosa adquiere tintes más favorables. Llevamos días viendo la ciudad empapelada con carteles donde la faz de uno de los guitarristas más importantes surgidos en los años setenta anunciaba su gira del 40 Aniversario. No es sólo que llevara cuarenta años tocando sino que hace precisamente cuatro décadas, el alemán Ulrich Roth, más conocido como ULI JON ROTH, se embarcó en una formación llamada SCORPIONS como guitarra solista. Fueron cinco álbumes, cuatro de estudio y un doble álbum en vivo, los que marcaron el ascenso de la banda de rock más universal nacida en Europa. Pese a que fueran tan sólo cinco años tocando con sus compatriotas, Uli ha perdurado en la memoria de tantísimos fans como una parte indisoluble del mito Scorpions.

En una gira que empezara a finales de Enero del 2013 en Estados Unidos, Uli y su banda consorte han visitado ya la práctica totalidad de los destinos concertados (unos 16 países entre América y Europa) recalando en España con cinco fechas cerradas y prosiguiendo con unas cuantas citas más hasta mediados del mes de Enero del año próximo. Aunque no ha sido el caso en nuestro país, el guitarrista alemán ha incluido quince sesiones especiales, que ha llamado SKY ACADEMY SEMINARS, a modo de clases magistrales a lo largo del Tour conmemorativo.

No es frecuente que LLeida sea una de las ciudades elegidas para un gran acontecimiento musical del calibre del que hemos tenido el gran privilegio de testimoniar la otra noche. Llama la atención, no obstante, que pese al buen número de asistentes, comparado con otras ocasiones en circunstancia similares, éste no haya sido un evento de masiva afluencia de aficionados a la música. Petar una sala como la del café del Teatre, con un aforo para 300 personas, no es lo frecuente en estos tiempos aunque viniera el rey del mambo.

Pero, señores, ha venido el Rey de los Escorpiones (parafraseando al periodista de nuestra insigne parcela rockera leridana, Andrés Rodríguez, cronista de La Mañana) y hemos conseguido superar en número al aforo del concierto que se celebrara en Barcelona el día anterior.

EL CONCIERTO:

Antes de los invitados estrella, ULI JON ROTH y su banda de excepcionales músicos, la noche nos deparó un repaso en doce temas de la producción de Scorpions a cargo de la banda tributo sevillana, STINGERS, que llevan su increíble puesta en escena desde el 2006 por diversos escenarios nacionales con gran éxito, y quienes tuvieron el honor de ser invitados en un festival de tributos en Gronau, Alemania, hace tan sólo un año, con el mismísimo Rudolf Schencker sumándose a su espectáculo. Yo ya les había visto en el 2009 en Madrid y sabía que eran un auténtico puntazo dado el gran parecido de tres de sus miembros con los originales y además, porque su tributo replica con gran acierto la musicalidad y destreza instrumental de los verdaderos Scorpions. Habían preparado un buen escenario con paneles anunciando su logotipo e, incluso, con una cola de escorpión de cartón-piedra, todo un símbolo en los directos de la banda alemana.

null

Su set list arranca con Coming Home, Bad Boys Running Wild, The Zoo, Make it Real, Rhythm of Love, la archiconocida balada Still Loving You, Robot Man y el Love Drive. Tras este tema, el batería de Stingers, Kanina, nos brinda su personal attak – solo, remedando a James Kottak. Se reúnen de nuevo Pachi (voz- Klaus Meine), Javi (guitarra- Rudolf Schenker), Jose Pablo (guitarra, Matías Jabs) y Sergio (bajo, Pawell Maciwoda) para deleitarnos con una nueva transfiguración escénica y cantarnos el potente Blackout, tema del álbum con la histórica portada donde el artista Helnwein aparece gritando con la cabeza vendada y con dos tenedores amordazándole los ojos. Le sigue Big City Nights, del Love at First Sting, con su pegadizo estribillo. Los silbidos del Wind of Change anuncian una de las baladas más conocidas de Scorpions y tras ésta, el tema que levanta más entusiasmo del repertorio de Stingers- Scorpions: el Rock You Like a Hurracane.

El ambiente ya se había caldeado y tras un receso de diez minutos se dio paso a lo que iba a ser el gran momento de la noche.

ULI JON ROTH y su banda de seis músicos:

Yo me había salido a fumar el cigarrillo del intermedio. El callejón en penumbra de la entrada del Café del Teatre aglutinaba a un buen puñado de asistentes que bien para charlar, tomar el aire o fumar nos habíamos apostado allí. Poco a poco el público iba entrando pero yo me quedé hasta que desde el fondo oscuro del pasadizo vi como llegaban algunas personas cargando al aire las guitarras….Eran los músicos acompañados entre otros de Robert Mills, el promotor inglés, que es ya una cara conocida por estos lares. Tiré unas fotos y pasé tras ellos, emocionada. Tuve a Uli a dos palmos y le solté un entusiasta: WELCOME, MAESTRO!

 

 

El escenario estaba absolutamente inundado de equipo, pedales, baffles, amplis….pero evidentemente fue el factor humano lo más impactante. Siete tipos acarreando sus instrumentos en una formación alineada que de derecha a izquierda iba como sigue: Corvin Bahm, teclista con un magnífico Kurzweil, de larga cabellera rubia y barba trenzada (teclista ocasional con Gamma Ray y miembro de Crystal Breed y Jane); Ule W. Ritgen, bajista de aspecto andrógino con media melena platino (de Fair Warning); Niklas Turmann, guitarrista y voz, de Crystal Breed y Jane; David Klosinski, guitarrista zurdo, jovencísima promesa de Crystal Breed; tras éstos, el batería Jamie Little, un alemán de atlético aspecto; Piero Leoporale, cantante (’60-’70 Rock Band -trubuto italiano a Deep Purple -, y ex-Fil di Ferro) con una de las melenas rizadas más abundantes que he visto en mi vida; y….el místico, carismáticos y de benévola mirada, ULI JON ROTH, luciendo para la ocasión el pañuelo azul en su frente y ataviado con sus acostumbrados abalorios llenos de significados espirituales y que le dan ese aire excéntrico y original del hipismo psicodélico de los setenta: atrapasueños de plumas a su espalda, pulsera dorada de turquesa o lapislázuli, botines de ante, leotardos de negro terciopelo, etc.

Fue ver una banda así ante mis ojos y supe que el tiempo correría unas décadas hacia atrás, permitiéndonos un viaje mágico al pasado. Es asombrosa la capacidad que tiene la música de extasiarnos. Creo que no soy realmente capaz de describir algunos de los momentos. In Trance! Ese título de uno de mis memorables discos de Scorpions cuya portada exhibe en blanco y negro a la chica rubia agachada y sujetando una guitarra, lo describe metafóricamente a la perfección.

El repertorio cubrió una excelente selección de temas de los primeros álbumes de estudio de la banda alemana Scorpions, aunque no siempre de los temas más conocidos: Dark Lady, The Sails of Charon, Fly to the Rainbow o Longing for Fire, fueron algunas de las perlas que soy capaz de recordar. Hubo al menos siete canciones más pero lamentablemente no había setlist en papel con el que pudiera hacerme. La costumbre de Uli, según me ha comentado el cantante Leo Leoporale es hacer cada repertorio diferente y sin un esquema previo, decidiéndose sobre la marcha el set list según la inspiración del momento aunque, evidentemente, interpretando ciertos temas fijos en cada repertorio.

SET-LIST: All night long, Longing for fire, Crying days, Sails of charon, Drifting sun, Sun in my hand, Life’s like a river, We’ll burn the sky, In Trance, Fly to the Rainbow, I’ve got to be free, Dark Lady, Pictured life, Catch your train. Encores: All along the watchtower, Little wing.

El sonido era apabullante, grandioso. Cierto que la acústica de la sala es bastante mala debido a esa distribución irregular de espacios y columnas pero estar en primera línea, a veces incluso en los laterales del escenario para captar el momento con mi cámara, hacía que los oídos se colapsaran. De cuando en cuando, una visita al fondo para percibir mejor el colosal volumen de aquellos siete magníficos me daba una tregua. Era inevitable no clavar los ojos en Uli y su espectacular guitarra sky o dejarse arrastrar, entornando los ojos, por aquellos arpegios imposibles. A Piero, el cantante, no siempre se le oía bien porque la profusión instrumental ahogaba en ocasiones el sonido de su voz, que todo hay que decir, no era de la potencia de un Klaus Maine pero tenía un brillo vocal exquisito. Su entrega era incuestionable y su cálida garganta no era al fin y al cabo la protagonista de la noche ya que el público parecía más atento al mítico guitarrista.

Los dos guitarras jóvenes me parecieron muy buenos. El bajista, pese a su menuda apariencia, es un hacha a las cuatro cuerdas. El batería, teutónico. Los teclados imprescindibles en un repertorio como el brindado. Pero ULI JON ROTH estuvo excelso.

Entre el público, los amigos habituales nos mirábamos complacidos. Unos fans absolutamente entregados se apostaban en la primera línea entonando los temas, cabeceando y alzando los brazos. Era notoria la entrega de músicos y asistentes. Llegué a divisar una cara conocida pero inicialmente no reconocida. La anécdota de la noche fue encontrarme con un fan de Barcelona con quien había coincidido hacía tres años en el concierto que Scorpions dio en el O2 Arena de Hamburgo, durante la gira de despedida. Con él y con su hermano tengo una foto sujetando la bandera española dentro del monumental recinto. Se trata de Antonio Santos, un digno representante de lo que es un auténtico y dedicado fan de la banda alemana.

Stingers subieron al escenario para el fin de fiesta marcándose un tema con Uli lo que supuso otro de los grandes momentos de la noche, especialmente para la banda sevillana y en particular para la réplica del rubio Schenker.

Un homenaje a Jimmy Hendrix y algunos temas más de la producción de Uli en solitario terminaron por cerrar el repertorio, redondeando una noche memorable que recordaremos con especial intensidad.

Al finalizar el concierto, tras una media hora que permitió descansar a los músicos, Uli reapareció para ofrecer su firma a todos aquellos que tuvimos la “picardía” de esperar.

Un saludos a todos mis amigos allí presentes: Nuri, Agus, Eli, Miki, Ramón, Andrés, Águeda, Dani, Carlos, etc.….y como no, un gran abrazo para Jaume. Tio, cada vez mejor!!!

Muchas gracias a todos los músicos: Javi, Pachi y demás Stingers. MUCHAS GRACIAS a ULI JON ROTH y a toda su banda.

*(gracias a Piero Leoporale os he podido incluir aquí el set list y que me ha hecho llegar después de redactar esta crónica).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show