TONY MILLS – La voz de un ángel

Una vez más, otra maldita vez más, uno de los grandes depredadores de la era moderna decide arrebatarnos a otro de nuestros queridos artistas, a otro de los exponentes de la era dorada de nuestra pasión. La voracidad del cáncer no responde a ninguna necesidad, una azarosa tragedia de nuestra mortalidad, otra evidencia de nuestra fragilidad, otro caudaloso río de lágrimas que desembocará en el infinito océano de tristeza en el que abandonamos secciones imprecisas de nuestra alma.

Sabíamos, en palabras de la propia víctima, y con una entereza encomiable desde el momento cero de su anuncio, que este momento habría de llegar. No por ello debería resultar menos dañino ni más aceptable. TONY MILLS, ese gran vocalista, activo desde la década de los ochenta para el gran público hasta nuestros días, nos dejaba ayer, lamentablemente, presa de la propia vida.

Recibí la noticia con estupor. Me encontraba en el estudio acabando las demos del primer programa de la nueva temporada del ROCK ANGELS RADIO SHOW y, sentí la gélida mano del destino hediéndose en mi espina dorsal. La semana rueda hacia su final laboral con su inalterable parsimonia, con su impasible huella sobre nuestras espaldas dejando a su paso los cadáveres de tres grandes músicos, compañeros existenciales de ingentes cantidades de soñadores. Primero fue EDDIE MONEY, después RIC OCASEK (THE CARS) y para coronar su crueldad se nos lleva a un guerrero inglés conquistador de tierras norteñas: TONY MILLS. Repito su nombre para adentro y hacia afuera porque no quiero, pero he de creérmelo.

Vocalista con ligero toque nasal y agudos afilados pero que entre medias mecía las sílabas con calidez, forma y fondo. Con SHY alcanzó lo que para muchos es un sueño: popularidad, reconocimiento y un hogar en nuestros corazones. Una de las bandas fundamentales para entender el entresijo melódico y rockero europeo que replicaba a la apisonadora americana. Una banda con personalidad, con mucha culpa de ello por parte del difunto MILLS y su manera de expresarse, en una colección de temas para el recuerdo y la exhibición de género. Giró con esenciales como TWISTED SISTER, MANOWAR, otro de nuestros añorados como es y siempre será GARY MOORE, BON JOVI, BADLANDS, MAGNUM, UFO, MEATLOAF, SLEEZE BEEZ o ENUFF Z NUFF.

También bajista, guitarra y compositor junto a estrellas del tallaje de DON DOKKEN, MICHAEL BOLTON, MICHAEL DES BARRES, JEFF PARIS o corista de lujo como por ejemplo en el formidable debut de CINDERELLA, el mítico Night Songs, sin olvidar a DANTE FOX, CRIMES OF PASSION o WINTERSTRAIN

Los hombres de traje le introdujeron, ante su talento, la prometedora manzana de su propia carrera en solitario que nos ha dejado, incluso en el presente año y con la enfermedad avanzada, el excelente Beyond The Law, junto a un total de cinco lanzamientos más que cubrían gran parte de sus inquietudes artísticas.

Tomó el relevo, tras abandonar el seno que le amamantó para su desarrollo en 1991, para su particular visión del Progresivo con claro semblante QUEENSRYCHE en aquella interesante banda llamada SIAM con la que nos dejó dos acertados plásticos.

Entre tanto, se nutrió de nuevo con la perspectiva de variados artistas que se balanceaban desde THE SWEET a otro leal soldado caído en combate DAVID A. SAYLOR, DOCKER´S GUILD, COZY POWELL e incluso una banda tributo a RUSH llamada XYZ. Colaboraciones con SERPENTINE, los proyectos LIBERTY´N´JUSTICE y VOICES OF ROCK (MICHAEL VOSS), los musicales giratorios como el HISTORY OF ROCK, KAISAS, CHINA BLUE, THE ANDERSON-MILLS PROJECT y su renombrada, acertada o no, sustitución de TONY HARNELL como frontman de los noruegos TNT.

En ese viaje nórdico, con los altibajos creativos que te proporciona un personaje errático como es RONNI LE TEKRO, lidió con las críticas y los vítores como nunca antes, dejando para el recuerdo tres largas duraciones sometidas al juicio personal de cada uno. Pero en ese crucero existencial estrechó la mano de la muerte por primera vez al sufrir un infarto en un aeropuerto, ejerciendo la vida de la estrella del Rock y su eterna gira. Separaron sus dedos rápido y renació en el amor del matrimonio en 2016. La parca, que tan sólo le ha dado once años de prórroga y felicidad, debió quedar prendada de él como tantos artistas que se han manifestado en estas horas: DAVID REECE (BANGALORE CHOIR, ACCEPT), ROBERT SALL (WORK OF ART), ROBBY BOEBEL (FRONTLINE), PAUL SABU, TOMMY DENANDER, y así hasta un largo etcétera.

Que la tierra te sea leve hermano, HAS DEMOSTRADO TU VALOR Y TU VALÍA. Llegaste y conquistaste. El cielo se agasaja con estrellas deslumbrantes, pero deja un poco más oscuro este cochino planeta. Aun así, tu brillo refulgirá en tu armadura y seguirá guiándonos hacia la batalla final. GRACIAS.

 

NOTA PERSONAL:

Lamento profundamente esta pérdida y no me importa compartirlo con vosotros, es más, lo necesito. 

Corría el año 1987 y un amigo del barrio, repetidor que recaló en mi clase, “Currito”, tan sólo un año mayor, ya presenciaba mi ansia de Rock y Metal perplejo. Yo contaba con nueve años y una colección de clásicos considerable. TDK era mi segundo apellido y mi apodo era “Bic Cristal rojo para el nombre del grupo – Bic Cristal azul para el título del disco y su listado de canciones”.

Caí enfermo con una grave afección vírica que me mantuvo postrado en cama durante casi diez días en los que solo me levantaba del lecho, al mediodía, para dirigirme a la pantalla del televisor a ver que video Heavy caía en la programación bi canal del momento. Sobre los seis días transcurridos, mi amigo, junto a otros de los indispensables de toda la vida, vinieron a visitarme. Traían una bolsa de plástico enorme, con aristas sobresaliendo desordenadamente para que me animara y recuperara. El tío mayor de Curro y espejo “jebata” de la época, se deshacía de un montón de casetes de bandas, para mí en ese momento, totalmente desconocidas: OBSESSION, OMEN, POSSESSED, ODIN, BRIGHTON ROCK por mencionar unas pocas, pero entre ellas, se encontraban SHY y el seminal en mi vida EXCESS ALL AREAS. Un tesoro de incalculable apreciación.

Este regalo tuvo dos impactos inolvidables para mí. El primero fue mi afán por descubrir bandas constantemente, hasta día de hoy, asumiendo que había tanta calidad o más por explorar más allá de las vacas sagradas de portada constante en la Heavy-Rock, Kerrang, Metal Hammer o la RIP. Me transformó en indagador, coleccionista y divulgador aficionado y para colmo, multidisciplinar adalid anti rechazo a cualquier género dentro de la parafernalia Rock y Metal.

Por el otro, el más íntimo, hizo que SHY se convirtiera en referencia. Ese disco lo tenía todo. Buenas guitarras, teclados, una voz maravillosa, melodía, garra, gancho, baladas y una vibración que, como mis sentidos me han demostrado hasta el mismísimo día presente, se antojaba imperecedera. Me faltan dígitos para contabilizar las veces que he escuchado este disco. Después peleé hasta hacerme con toda su discografía y cada proyecto de TONY MILLS (recuerdo tener que pedir a Holanda a sus SIAM a mediados de los 90) quien ha formado parte de mi aprendizaje desde crío y al que debo muchas horas de gratitud emocional.

Un amigo desconocido, un compañero en la distancia, un hombro etéreo sobre el que llorar. Descansa En Paz parte de mí.

Jesús Alijo «Lux»

 

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show