SWEDEN ROCK 2015: Entrevista a sus organizadores

En el número especial de la revista Sweden Rock, dos de los máximos responsables del festival, Martin Forssman y Mats Natvig, fueron entrevistados y respondieron a todo tipo de preguntas sobre el mejor festival de rock europeo. Aquí la tenéis completa, rigurosa, y en castellano.

Alguna idea loca que hayáis considerado pero no hayáis llevado a cabo?

Martin Forssman: Ya que Sölvesborg tiene puerto, llevamos cuatro-cinco años considerando contratar un crucero. Sería principalmente para residentes, pero también pensamos que podría funcionar como un fiesta que arrancase desde Estocolmo hasta el festival. Sin embargo, la idea era irrazonablemente cara. Otra idea que sí que llevamos a cabo fue la del parque de atracciones, en 2011. Teníamos la idea de hacerlo a lo grande, pero acabó teniendo sólo dos atracciones, y no funcionó. La impresión general fue la de unas fiestas de pueblo más que la de un festival como es debido. La mayor parte de la idea fue un error.

¿Quién tuvo la ocurrencia de creer que un parque de atracciones era una buena idea?

Mats Natvig: Contestaré a todas las preguntas de forma 100% sincera, salvo la de quién tuvo la idea, ya que se trata de un asunto confidencial.

¿Contratáis bandas según el sub-género? ¿Tratáis de cumplir alguna cuota específica para cada género en particular?

MF: Sí, hay cierta idea de mantener una cuota/género pero tampoco está tan firmemente establecido como para sentarnos a rellenar una plantilla. Es todo más fluido. Si vamos por la mitad de las contrataciones y vemos que nos falta Metal Melódico, intentamos enderezarlo para que haya una distribución un poco más equilibrada según lo que creemos que la gente quiere. Puede ocurrir que haya algún año en el que algún género haya quedado infrarrepresentado, o sin representación en absoluto, pero para esa parte de la audiencia hay entonces otras buenas bandas de géneros relacionados que gustarán también. Algunos años no hemos tenido nada de sureño, pero hemos tenido en cambio más bandas de blues y de los setenta. Algunos años no ha habido doom pero sí más stoner o heavy metal clásico. Si tenemos atada a una banda grande en un género pero acaba cayéndose, no es necesario que confirmemos a otra banda del mismo estilo. Podemos contratar a una banda grande un estilo completamente diferente, y metemos varias bandas más pequeñas de esa banda que se ha caído. O puedes conformarte con el estilo un poco diferente que ha tomado el festival este año.

¿Está la perspectiva de género entre los factores a la hora de contratar?

MF: Somos conscientes del problema, y nos parece triste que la escena hardrockera esté como está en este sentido. Pero el hecho es que no hay muchas bandas de hard rock formadas por mujeres, y aunque nos gustase que las cosas fuesen de otra forma, es lo que tenemos. No vemos que seamos nosotros quienes tengamos que poner cuotas para mujeres u otros colectivos que por distintas razones están infrarrepresentados en el contexto del hard rock. Contratamos bandas que creemos que nuestra audiencia cree. Pero está claro que si estamos dudando entre dos bandas parecidas, y una de ellas está conformada por mujeres, esto será ventajoso a la hora de elegir. Esto ha ocurrido un par de veces.

¿Soléis leer los comentarios del foro del Sweden Rock y del Facebook que dicen cosas como “¡es un delito que no contratéis a Thunder!” o “¡Contratad a Alice in Chains!”? ¿cómo lo gestionáis? Decís, “habrá que hacer caso a esto, si tanta gente lo pide”, ¿o son tantos mensajes que es imposible prestarles atención?

MF: Las dos cosas. De manera muy simplificada, se puede decir que las contrataciones son elegidas por las tres personas del equipo -yo, Johannes Lindström e Ingolf Persson-, siguiendo nuestro instinto en diferentes aspectos. No se trata sólo de qué artistas queremos, sino de cuánto cuestan y de cuánto creemos que valen. El instinto que seguimos es ya algo mucho más subjetivo y difícil de definir. Pero una de las formas de saber si nuestro instinto va en la buena dirección es ver lo que se dice en el foro y en Facebook. Sobre todo en nuestra propia página, que es donde escribe nuestra audiencia y más nos vale escuchar lo que dicen. Si una sola persona nos dice que no contratar a cierta banda es un crimen o hay cinco personas insistiendo con una banda, pues tampoco le damos mucha importancia. Sin embargo, si combinas esos mensajes con otras cosas, como ver muchas camisetas de una banda en concreto, u oyes a la gente hablar sobre esa banda, entonces surge esa sensación interna de que hay que contratar a la banda.

¿Cuántas bandas pequeñas habéis tenido que contratar porque el manager o agente de una banda grande os dice que hay que contratarlas si queréis contratar también a la banda grande?

MF: Llevo trabajando en la contratación de bandas desde 2013, y en ese periodo no ha ocurrido ni una sola vez. Tengo como principio negarme a toda exigencia de ese tipo. Puede pasar que tenga venga un agente diciéndote “si queréis contratar a estas bandas, tenéis que coger también a esta otra”. Siempre me he negado, porque creo que este es nuestro festival, y somos nosotros quienes tenemos que decidir a quién contratar. Si quieren decidir ellos la contratación, siempre pueden hacerse su propio festival.

¿Habéis perdido alguna banda siguiendo ese principio?

MF: No.

¿Están, por ejemplo, Rammstein, Tom Petty y Bryan Adams dentro de vuestro “marco conceptual”? ¿Por qué tengo la sensación de que es poco probable que contratéis bandas como Foo Fighters, Slipknot o Metallica?

De forma general diría que todas esas bandas están dentro de nuestro marco, pero esto no funciona escribiendo el nombre de la banda que quieres contratar en un papel en blanco. Se trata sobre todo de lo que las cosas cuestan.

¿Podría decirse que una banda caería fuera del marco por costar demasiados millones?

Sí. Si contratamos a una banda que cuesta un cabeza de cartel y va relativamente poca gente del público a verla, se puede decir que hemos pagado un sobreprecio por esa banda.

Soundgarden no parecía ser una banda típica para ser cabeza del SRF pero cerraron el Festival Stage en 2012.

Yo sí creo que es una banda típica del SRF. Todo depende de cómo defines el SRF. Mucha gente asocia el SRF con bandas de hard rock de los 70 y 80, pero nosotros no. Nosotros lo vemos más como un festival de hard rock que abarca todo los tipos de hard rock. Nuestra audiencia tiene una media de edad de unos 38-39 años, y nos gustaría acercarnos a una media entre los 25-30 o algo más, que tienen ya hijos, que tienen la vida hecha, que han pasado ya por el festival y que tienen los medios para volver a hacerlo. Mirándolo desde esa perspectiva, Soundgarden sí fue un acierto. Se trata de una nostalgia noventera en lugar de una nostalgia ochentera.

¿Escribís “el concepto” en la oficina o, como hacen algunos en el foro del Sweden Rock, El Concepto?

MF: Que yo recuerde, nunca hemos tratado esa palabra por escrito, así que no creo que tengamos una política al respecto.

¿Por qué no contratáis a Motörhead todos los años (sic) y por qué nunca han sido cabezas en el Festival Stage?

MF: Bueno, nunca contratamos a una banda cada año. Anteriormente los hemos tenido cada dos años, pero ya hace tres desde la última vez. Hemos contemplado la posibilidad de que Mötorhead cierren en el Festival Stage bajo ciertas condiciones, pero no hemos tenido una conversación al respecto con la banda directamente, ni ha habido ofertas para que eso suceda.

Sweden

¿Hay alguna banda que tengáis vetada por alguna razón?

No volveremos a contratar a Aldo Nova hasta que no nos devuelva hasta el último céntimo que nos debe, además de una disculpa. Nos sabló 15 000 dólares. Habíamos confirmado a Aldo Nova en 2010, y le pagamos 20 000 dólares. Recibimos entonces un email de Aldo, diciendo que había tenido que someterse a una operación, de la que supuestamente incluso nos envió una foto desde el quirófano, aunque no sabemos si era él. Nos dijo que no podría venir ese año, así que acordamos que vendría el siguiente. Por supuesto, queríamos la devolución de nuestro adelanto, pero eso nunca pasó. Después de muchos tiras y aflojas y alguna amenaza de tomar acciones legales, nos devolvió 5 000 dólares, pero el resto se ha esfumado y no hemos tenido más noticias de él.

¿No habéis ido más lejos y tomado acciones legales?

MF: No, vive en Canadá y, aunque 15 000 dólares es mucho dinero, no lo es tanto en relación con todo lo que nos costaría poner a funcionar el entramado legal. Simplemente decidimos dejar el asunto.

¿Durante la década de los 2000 os planteasteis cambiar la localización del SRF?

MN: Miramos diferentes localizaciones alternativas fuera de Kristianstad hace algunos años. Pero hace tres años que firmamos un acuerdo para seguir en la comarca de Sölvesborg durante diez años, así que todavía nos quedan siete. Hay que reconocer la magnitud de la estructura que se ha montado alrededor del festival. Mucha gente alquila la misma cabaña o la misma habitación de año al siguiente. Tenemos una audiencia bastante madura y reticente al cambio. Diría que ha habido un riesgo considerable de mover el festival de lugar. Pero hemos rellenado 40 000 metros cuadrados de zona pantanosa, tenemos bajo tierra todo un entramado de cableado, agua y electricidad, lo que significa que tenemos una zona muy buena para el festival.

¿Así que os costaría dejar este trato una vez que termine el periodo de siete años?

MN: Sí, nunca digas nunca, pero hoy en día no es una cuestión prioritaria.

Mucha gente se pregunta por qué el miércoles no se hace también día completo.

MF: Al principio era un festival de dos días. Nos dimos cuenta de que había mucha gente que venía un día antes, así que decidimos meter medio día más que acabó convirtiéndose en día completo. Así que mucha gente que antes llegaba la tarde del jueves lo hacía ahora la tarde del miércoles. Por eso, añadimos medio día más de nuevo. Tenemos en total tres días y medio, y nos parece suficiente. También hay quienes piensan que tres días y medio son demasiados. Pero ahora tienes la opción de venir de miércoles a sábado o de jueves a sábado Además, nos viene bien tener medio día como calentamiento para probar la zona.

A la hora de anunciar bandas en los últimos años, lo hacíais con confirmaciones en muchos casos individuales, y a veces varias confirmaciones la misma semana. ¿Por qué habéis cambiado este año, confirmando bandas en grupo, y con semanas de diferencia entre cada confirmación?

MF: si confirmamos cinco bandas de estilos distintos, es más probable que haya gente a la que le agrade algo de lo confirmado, así que nos parece que deja un mejor sabor de boca que confirmar bandas de forma individual.

Entonces, eso que habéis dicho tantas veces de que anunciáis las bandas tan pronto como son contratadas, ¿ya no es así?

MF: las anunciamos tan pronto como podemos, lo que pasa es que ahora las anunciamos en grupo. En algunos casos todavía anunciamos bandas sueltas, así que no es algo inamovible.

¿Por qué no rebajáis la altura de la pasarela del Festival Stage a un máximo de, digamos, 1’70m, de forma que no dificulte la visibilidad? Cuando las bandas usan una pasarela, normalmente lo hacen a una altura que deja ver por encima de ésta.

MF: Sabemos que hay muchos asistentes que tiene una opinión como ésa, y también fotógrafos. Hemos mirado el asunto, y podemos anunciar que este año la pasarela tendrá medio metro menos de altura.

¿Odiáis a Jimmy Barnes?

MF: No. Mantuvimos contacto para este año con el agente de Barnes, pero éste y su management dejaron de hablarse así que todo quedó en nada.

Sería estupendo tener un nuevo DVD del SRF. ¿Algún plan al respecto?

MF: Recopilaciones como las que hicimos en el pasado no va a haber. Hay demasiados gastos para muy poco beneficio. Si lo hiciésemos como es debido, que nunca ha sido el caso, sería muy caro y muy poco manejable. Hace diez años quizá había mercado para un DVD, pero ya no. Aun así, puede que este año haya una compañía que filmará los conciertos remunerando a las bandas por ello. Las propias bandas también pueden grabar sus conciertos, pero para ello tienen que haber varias de ellas interesadas.

¿Y un documental sobre la historia del festival hasta la fecha?

MF: No. Hemos tenido conversaciones para distintos proyectos, pero nunca para un documental. No es algo sobre lo que hayamos pensado que pueda ocurrir, pero si hay algún entusiasta que quiera hacerlo, por supuesto que pondremos los materiales a su disposición. Sería algo divertido de hacer, pero no algo que nosotros mismos vayamos a poner en marcha.

¿Contempláis la posibilidad de trenes de SRF desde Estocolmo y Gotemburgo, al estilo del Rock Train con Tomas Ledin en los 90?

MN: No desde nuestra oficina, pero si externamente se hace, sería un puntazo. Tratamos de concentrar nuestros esfuerzos en el festival y en las actividades de la zona. Hay un montón de asuntos en los que nos gustaría involucrarnos, pero sólo lo hacemos si hay una buena razón. El propio festival es una cosa tan grande que tienes que autolimitarte, de lo contrario, se hace inmanejable.

¿Evaluáis lo relativo a la comida y bebida, en el sentido de calidad, cantidad y precio, etc.?

MN: Sí, evaluamos a los que aceptamos. El objetivo es tener el mejor servicio posible. Tenemos unos 200 comercios que quieren alquilar un espacio y están en lista de espera. De todas formas, no llegamos al nivel de detalle de analizar la cantidad de sus porciones. Miramos el tipo de servicio que dan, y elegimos lo mejor en cada estilo. Nuestro propio stand es constantemente evaluado también.

¿Contemplaríais la opción de construir un hotel cerca del festival, si las cosas siguen marchando?

MN: no, no nos sería posible recuperar semejante inversión. Sin embargo, hay algunas buenas alternativas hoteleras móviles, proveyendo de instalaciones de nivel. Estamos explorando el mercado para ver si encontramos alguna cosa interesante.

¿Por qué no lo habéis hecho antes?

MN: los gastos de transporte han sido demasiado altos. Ahora hay una solución, en forma de módulos de alojamiento, y donde antes se trasladaba uno, ahora se pueden trasladar cinco. Esto reduce los gastos considerablemente. Se pueden poner hoteles móviles temporales para alrededor de 500 personas, acondicionado de una recepción. Se podría poner un servicio de desayuno para llevar por la mañana, e ir añadiendo servicios del estilo. Lo estamos mirando pero requiere de las condiciones adecuadas.

¿No tenéis zona propia en la que hacerlo?

MN: no en esta localización. Pero lo estamos mirando. Es muy interesante. Nuestra audiencia está cada vez menos dispuesta a quedarse en las zonas de acampada, y los hoteles están completos en un radio de 15km del festival.

¿Cuál ha sido vuestra confirmación favorita de todos estos años?

MF: si sale lo que estamos planeando para el 2016, será fácilmente mi favorita. De lo que ha habido hasta ahora, me gusta todo desde el AOR y el hard rock de los 70 hasta el death metal, pero me gusta especialmente el thrash. En 2004 tuvimos a Exodus y a Testament, y el cantante de Exodus, Steve “Zetro” Souza se subió al escenario con Testament para cantar algunos clásicos. Ésa fue buena. El concierto de Forbidden en 2009 también está entre mis favoritos.

MN: Tenía un single de Johnny Winter cuando era bastante pequeño, no sabía de quién se trataba. Pero poco después empezó mi conexión con su música, y fue genial verlo tocar en 2009.

¿Y los favoritos en cuanto a lo bien que lo hicieron durante el concierto?

MF: varios en la oficina creemos que el concierto de Aerosmith en 2007 subió el listón un poco. Fue mucho más profesional y mejor que nada que hubiésemos tenido hasta el momento, y también una producción más grande. En ese momento pareció que el festival daba un paso más allá. Me encanta Aerosmith así que el concierto fue genial en todos los sentidos.

MN: estoy de acuerdo con lo de Aerosmith, y también me gustaría resaltar el concierto de Rival Sons. Es genial que se hiciesen grandes tras su paso por el festival en 2012.

¿Alguna memoria de backstage, o de otros encuentros “privados” con artistas?

MF: Personalmente, no tengo mucho interés en conocer o pasar el rato con las bandas. Normalmente soy el que va comprobando que todo va bien y que todos están satisfechas. Pero no paso el rato con ellos ni recolecto historias del backstage, así que no tengo mucho que decirte. Quizá la vez en que Tor Nielsen de Live Nation y yo estuvimos detrás del Festival Stage en 2013, cuando Kiss tenían una sesión de fotos con fans. Cuando la cosa se aclaró Tor dijo “qué demonios, ¿vas a quedarte sin conocer a Kiss?”, me quedé ahí quieto y pensé que podía pasar sin ello. Luego, estando dentro saludé a un tipo viejo que me dio una púa firmada, pero no por Simmons, Stanley o Thayer, sino por Eric Singer, una púa con la firma del batería! Luego Gene intentó convencerme de que fuera a charlar con una chica que estaba al lado de su hermana y que decía que le gustaba. Fue divertido verlos por ahí cuando sólo quedaban un par de minutos para que salieran al escenario. Conocer a John Cyriis en 2011 también fue divertido. Sobre todo por su fama de payaso, y por lo mucho que nos costó que hiciera el concierto de Agent Steel, que acabó siendo el único concierto que hicieron juntos. Me llevó como un mes mediar entre él y la banda para que el concierto se celebrara. Cuando finalmente lo conocí en festival, me pareció un tipo mucho más sensible de lo que pudiera parecer. No hubo ninguna charla sobre aliens, y estuvo constantemente agradecido por los esfuerzos que hicimos para que el concierto se celebrara finalmente.

¿Volverá a tocar Manowar en el SRF? “Tendrás que preguntárselo a Joey DeMaio” dice Martin Forssman. Sin entrar en detalles, se trata del precio.

¿Cómo reaccionaste cuando DeMaio soltó su discurso en Gotemburgo, en 2011, sobre lo capullos que eran los del SRF? Nos pareció bastante rastrero. Hasta donde sé, la única razón por la que despotricó fue porque no nos pusimos de acuerdo en la cantidad de dinero. Y es que nos parece que su caché está completamente pasado de rosca.

Al frontman de Airbourne, Joel O’Keefe, le gusta subirse al tejado del escenario. Lo hizo también en 2008, cuando tocaron por primera vez en Suecia. Algunos festivales se lo han prohibido. ¿Cuál es vuestra opinión al respecto?

MF: No tenemos una prohibición explícita sobre subirse a las plataformas del escenario. Sin embargo, está estrictamente prohibido a todo el personal subirse si no es debidamente equipados y con casco. Tiene sentido aplicarlo también a los artistas, así que hablaremos con Joel y le daremos un casco.

¿La peor lista de requerimientos por parte de algún artista?

MF: Guns N’ Roses tenían 14 páginas minuciosas. No porque habiera nada muy raro o difícil de conseguir, pero por el nivel de detalle y la cantidad de cosas.

¿Habéis considerado prohibir esas miserables sillas de playa en las primeras filas de los conciertos? Deberías contemplar la posibilidad de hacer una zona libre de sillas de esas. Es absurdo intentar acercarse al escenario en la oscuridad cuando están esas jodidas sillas de por medio. La gente quiere sentarse, pero entonces puedes hacerlo más atrás y disfrutar de las pantallas gigantes. No en el medio del gentío.

MN: veo que el autor de esta pregunta está muy cabreado, y en parte puedo entender su cabreo también. Sin embargo, todo tipo de barreras o delimitación de zonas supone un riesgo para la seguridad. Un evento seguro necesita de la circulación libre de la gente, así que no es adecuado poner una prohibición. Por otro lado, hay que entender que la gente que lleva ahí todo el día, desde la mañana hasta la noche, tiene que poder sentarse también.

¿Por qué no se pone una pantalla gigante en el Festival Stage? ¿Es una cuestión de dinero?

MF: Sí, pero al mismo tiempo no creemos que haya una verdadera necesidad. Es bastante fácil ver los conciertos de cerca y ver bien, especialmente si te acercas por el lado de la izquierda mirando al escenario.

¿Por qué empiezan a la misma hora los conciertos del Sweden Stage y del Rock Stage? Si hubiese, digamos, 15 minutos de diferencia, podríamos ver un rato de cada uno al menos.

MF: nos parece que el margen que hay entre conciertos es adecuado para que la gente vaya de una zona a otra, a los escenarios en los que empiezan los siguientes conciertos. Lamentablemente, no podemos satisfacer tu petición.

¿El mayor chasco de concierto?

MF: el concierto de Dragon Force en 2003 fue un verdadero desastre. No recuerdo si el batería estaba enfermo pero desde luego no podía tocar. Querían tocar a toda costa así que cogieron en el último momento a un tipo sueco que debía de ser un fan de la banda. Tuvo como un día para practicar todas las canciones. Eso fue lo primero. Luego algo fue mal con el doble pedal, ya no me acuerdo si con el pedal o con el micrófono, pero la batería sonó a pura mierda. Al principio sonaban sólo los tambores, y él estaba tocando mal por alguna razón. Ademas, las pilas de sus inalámbricos en las guitarras también fallaron. Como consecuencia, ni los guitarristas ni el bajista ni el cantante sabían como meterse en las canciones. Todo se jodió y después vinieron a pedirnos una disculpa muy sentida.

¿Por qué es tan caro el festival? Está claro que hay bandas que cuestan caras, pero aun así parece que estáis un poco por encima del precio.

MN: Si miras al contenido del festival, no creo que seamos tan caros. Si el festival más grande es Peace and Love, que consiguen 52000 asistentes cobrando 1900 coronas, sacan un beneficio de 15 millones. Su precio es demasiado bajo o el nuestro demasiado alto? Es una pregunta que puede hacerse. Nuestros precios son razonables en términos de la diversidad de bandas que tenemos, pero también en cuanto al servicio que damos, cómo funciona y cómo es el trato que damos. Todo eso cuesta mucho y tenemos una audiencia bastante exigente.

¿Será el precio de los tickets más caro en 2016, debido a la subida del dólar?

MF: es pronto para decirlo. Desde que hicimos el pago de la mayoría de las bandas, el dólar ha subido hasta un 30%, y es una gran diferencia. Una buena parte de nuestro presupuesto se paga en dólares. No hemos subido los precios ete año y esperamos poder mantenerlo también en 2016. Si el dólar sube hasta las 12 coronas (ahora está por debajo de 9), puede que sea difícil mantener el mismo precio. Este año, al haber hecho el presupuesto en coronas, nos hemos excedido de lo programado. Pero es algo que simplemente toca hacer.

¿Cómo lo hacéis para solucionar tan rápidamente contratiempos como el corte de agua del pasado año?

MN: cada primavera hacemos diferentes simulacros y preparamos planes alternativos. Por ejemplo, hicimos pruebas con cortes de agua y electricidad. Así que sabíamos que podíamos contar con un proveedor que nos trajera 100 baños móviles en 90 minutos. Este enfoque es parte de un trabajo continuo durante el año.

¿Qué pasa en estos casos con los gastos? ¿Los cubre el seguro o lo sufrís vosotros?

MN: Depende del tipo de incidente. Cuando alquilamos el área para el festival a Sölvesborg incluye, entre otras cosas, agua y alcantarillado, así que en este caso se lo pudimos cargar al propietario.

¿Por qué habéis decidido cubrir el escenario Rockklassiker de nuevo?

MF: El Rockklassiker ha estado descubierto durante muchos años, pero teníamos problemas con el sonido que llegaba desde el Festival Stage y el Rock Stage, sobre todo cuando hay música más tranquila en el Rockklassiker. Tratamos de solucionarlo moviendo y cambiando de ángulo el escenario, pero no lo conseguimos. Así que hemos decidido volver a la carpa. Como antes había un puesto de comida enfrente, sólo se tocaba hasta 97 decibelios. Ahora, con la carpa, ascenderá a 100 decibelios.

Sin embargo, anteriormente se dijo que la razón por la que no se había mantenido la carpa era porque el sonido sería demasiado alto.

MF: eso es cierto en parte. Si tienes una carpa demasiado pequeña, no puedes poner los bafles lo suficientemente por encima del público. Para que el público que está más atrás pueda escuchar, es necesario subir el volumen y entonces está demasiado alto para los que están en las primeras filas. El truco está en en encontrar una carpa lo suficientemente grande, lo cual hemos conseguido, así que ahora podemos tocar a un volumen que suene bien atrás y que se encuentra dentro de los límites legales.

¿Por qué no hacéis un “cine de noche” de clásicos del rock en la carpa el martes por la noche, 2 de junio, cuando ya ha llegado mucha gente? Por ejemplo, “Quiet Riot – The Movie”.

MN: una idea cojonuda. Y está muy bien pensado con algún tipo de inauguración antes del festival, cosa que hemos considerado internamente. Creo que sería difícil hacerlo en la carpa de la Rockklassiker, porque significaría abrir el recinto a la audiencia, y el martes la zona aún no está montada. Pero se podrían pensar distintas soluciones, como abrir solo la parte del festival que está más cerca de las vallas.

¿Cuál es el artista que más veces habéis intentado contratar sin éxito?

MF: Rush, de lejos, hasta que conseguimos que tocaran en 2013, pero nos costó 12 años hasta hacerlo. Van Halen, por supuesto. Y Robert Plant, ya que su agente nos ha reiterado que no quiere tocar en festivales de hard rock, así que cada vez que lo intentamos tenemos una negativa.

¿Es fácil para los artistas librarse de cosas que hacen? ¿Como destrozar el camerino y comportarse mal, o llegar con muchos requerimientos ante los que preferís mirar a otro lado para no arriesgar vuestra relación con bandas y agentes?

MF: afortunadamente, no hemos tenido incidentes de camerinos destrozados. Un poco conectado con esto están los gastos en los incurrimos tras firmas contratos. A veces ocurre que las bandas aparecen diciendo “oh, sí, también queremos estas habitaciones de hotel”, “necesitamos más backline”, “un monitor extra”, etc., ya que el organizador es quien decide si quiere ser cortés y amable para obtener un posible rédito en el futuro. Pero también puedes mantenerte firme y decir que eso no es lo que se había firmado. Es difícil decir aquí lo que es correcto o no, pero me inclino a pensar que si has firmado algo, es eso lo que debería aplicarse. Desde que estoy al cargo, hemos recibido muchas propuestas de bandas y agentes sobre lo que ellos consideraban que teníamos que poner nosotros, pero nos hemos negado de forma consistente. Puede que parezcamos quisquillosos, pero creo que en estos caso no hay ningún beneficio que obtener, sino que son ellos quienes intentan aprovecharse a toda costa.

Digamos que Tommy Lee quiere a 300 rubias como invitadas en su camerino, ¿se las podría traer?

MF: Sí. Cuando enviamos el contrato ya se especifica cuántos invitados pueden meter. A veces podemos ser flexibles, sobre todo con las bandas grandes, porque de entrada somos bastante restrictivos con el número de invitados. Pero son sólo invitados para el día en el que la banda toca. Volbeat llevaron más invitados cuando tocaron el pasado año. Tenían muchos amigos y socios de Copenhague que querían traerse.

¿Después de que Van Halen cancelaran su concierto en 1998, se acordó algún tipo de concierto posterior como “compensación” o se canceló completamente, haciendo honor al lema de Ulf Lundell de que de “un concierto cancelado es un concierto también”?

MF: Ahora voy a hablar en general y no sobre Van Halen. No negociamos con las bandas directamente, sino con agentes. Cuando un concierto se cancela es una pena, pero es cuestión de negocios, también la siguiente vez, y el agente querrá sacar la mayor suma de dinero posible. El hecho de que hubiese algo acordado previamente tiene muy poco impacto en los acuerdos que se hagan posteriormente. Está claro que se lo puedes mencionar al agente, y quizá la banda siente que dejó tirados a sus fans y piensan “tenemos que compensar por esto”, pero al agente con el que negociamos todo esto se la suda, y lo único que busca es sacar el máximo de dinero de la gira tal y como la ha planificado.

¿Han estado Van Halen planificados para alguna otra edición desde 1998?

MF: Sí. En 2012 los teníamos confirmados pero luego cancelaron la gira. El verano de 2013 los teníamos confirmados para 2014, pero antes de que lo anunciáramos volvieron a cancelarlo.

Teniendo esto en cuenta, ¿os atreveríais a contratar a Van Halen de nuevo?

MF: Depende de las condiciones. La cuestión es que ahora hay muchos promotores europeos escépticos por las veces que la banda ha cancelado. La consecuencia es que, en el futuro, será todavía más difícil contratar a Van Halen para Europa. Aunque ellos quieran venir a tocar, no es posible.

¿Penalizasteis a Guns N’ Roses tras su concierto en 2010?

MF: No. Se retrasó sólo por culpa de Axl. El resto de la banda estaba preparada para salir pero Axl llegó 15-20 minutos tarde para empezar a prepararse. Por esto mismo habíamos exigido pagar la mitad del dinero por adelantado, pues había tenido problemas similares durante la gira, pero el agente se negó y pidió todo por adelantado. Así que hubo que hacer de tripas corazón. Tras 45 minutos de retraso, el anterior promotor del SRF Ingolf Persson se lo comentó al agente y éste respondió “¿Qué? ¡Pero si sólo han sido 45 minutos!”. Así es como estaban las cosas. Podríamos haber insistido y pedir una compensación, pero hubiese dañado nuestra relación con el agente así que decidimos dejarlo.

Después de esa experiencia, ¿ya no actuarán en el SRF en el futuro?

MF: Si fuésemos a contratarlos, pondríamos algún tipo de cláusula que pusiese el coste del retraso sobre la banda. Y como creo que el agente no accedería a tal cláusula, no creo que vuelvan a tocar.

Vale que Whitesnake son buenos, pero han pasado cuatro veces por el festival en unos 15 años. Lo mismo con Def Leppard, que es la tercera vez que vienen incluyendo este verano. ¿Por qué estas bandas tan a menudo? ¿Por qué no, en su lugar, bandas que nunca o rara vez hayan venido, como Slipknot, Rammstein o Van Halen? Nightwish tocaron en 2004 por última vez.

MF: Tenemos 90 bandas al año e, incluyendo éste, ha habido 24 ediciones del festival. Sería imposible no repetir bandas algunos años. De lo contrario, tendríamos que contratar bandas tan extrañas que pocas personas las conocerían. Pero también es cierto que hay bandas que hemos contratado pocas veces o ninguna. No es que no las conozcamos o que no sean populares. Pero no hay bandas grandes que entren en el concepto del que hemos hablado. Buscamos cada años, pero al final no funciona por una u otra razón. Puede ser porque no encaja en su calendario, o porque no nos ponemos de acuerdo en el precio.

Has mencionado previamente que el SRF no puede contratar bandas como Iron Maiden o Metallica. Pero sí hay dinero para bandas como Kiss, Rush, Motley Crue, Scorpions y Black Sabbath. ¿Habéis pensado alguna vez en contratar a Iron Maiden? Si podéis traer a grupos como los mencionados, seguro que podéis traer a Iron Maiden.

MF: Iron Maiden es mucho más grande que los otros grandes, así que son ligas diferentes.

Por otro lado, Bråvalla llevaron a Iron Maiden el pasado año.

MF: sé lo que cuestan más o menos, y no sería razonable para el número de gente que metemos nosotros. Está por encima de nuestro presupuesto total para bandas. Tenemos 33.000 visitantes y Iron Maiden vende 55.000 entradas en cosa de horas. Se cae por su propio peso. No sé cómo lo calula FKP Scorpio (promotores del Bråvalla) pero se han dejado 70 millones en tres años en Suecia, así que a lo mejor no son el modelo a seguir. Kiss y Black Sabbath son grandes también, pero no venden el Friends Arena o el Ullevi, y está dentro de nuestro marco económico.

Considerasteis proponer a Gary Moore que tocara un setlist de clásicos en 2001, o simplemente asumisteis que tocaría de su catálogo de los 80, aunque no hubiese tocado esas canciones en más de diez años.

MF: No hubo peticiones expresas. Sabíamos que no tocaba hard rock y que era un tour blues, aunque le preguntamos si se imaginaría tocar sus temas de hard rock y dijo que no.

¿Por qué desaparecieron los baños del Festival Stage a la izquierda el último año?

MN: Tras la evaluación tras la edición del 2013, se vio que para el tránsito de gente y del personal de seguridad, esos baños suponían una molestia innecesaria. Así que decidimos quitarlos. La seguridad es lo primero.

¿Hay alguna cosa que os gustaría tener en el festival, que no exista todavía?

MN: Creo que nos falta un buen restaurante como es debido, donde uno se pueda sentar y comer tranquilamente. Me gustaría ver un gran establecimiento de nuestra organización o alguno asociado en el lado este de la zona. También hay cierta demanda, recibimos muchas preguntas al respecto.

¿Por qué no se ha implementado todavía?

MN: Es una cuestión de recursos y capacidad. No hemos contratado a nadie nuevo para trabajar en la organización en lo que llamamos “comida y bebida”. Ya hay cierta idea de hacerlo en el futuro, puede que 2016 sea el año.

¿Ponéis condiciones a los propietarios de zonas de acampada cercanas cada año, o habéis desistido?

MN: No, no ponemos condiciones. Hay muchos propietarios, pero ya sé a cuáles se refieren.

¿Lo habéis hablado?

MN: Sí, ha habido algunas discusiones, pero ninguna propuesta concreta.

¿Está cerrado el debate?

MN: Sí, en este momento no hay más negociaciones.

¿Qué novedades nos puede ofrecer el SRF este año?

MN: fuera del recinto del festival habrá una farmacia grande, donde se expedirán medicamentos bajo receta también. También ha habido mejores en la compañía de taxis respecto del año pasado, en cuanto a los coches que habíamos acreditado y aprobado, además de poner precios fijos. Habrá nuevos servicios en la zona grande de baños, wifi gratuito para toda la audiencia, y el programa del festival irá incluido con el ticket de entrada. También habrá más puestos en la zona éste del festival, así que esperamos que sea como un mercado. Tenemos algunos nuevos patrocinadores automovilísticos, que harán distintas exhibiciones, y también habrá mayor oferta en el puesto de 4Sound, una actividad que ha ido genial.

¿Qué pasa con los vecinos? Hubo un caso en los periódicos sobre dos vecinos que querían que dos de los escenarios se movieran de sitio, aunque no se decía claro cuáles.

MN: nada, es fantástico tener un festival de tan larga escala e impacto en la zona, y aun así tener sólo a dos que se quejan. Lo veo más como un éxito que como un fracaso.

¿Qué escenarios querían mover?

MN: los últimos comentarios que leí sobre ellos tenían que ver con el volumen general en el área, así que quisieron rebajar los decibelios a 97 en todo el área. Luego se supo que los que se quejaban ni siquiera eran residentes permanentes, sino dos propietarios de una cabaña de veraneo al este del festival. Imagino que serían el 4Sound y el Rockklassiker.

¿Cómo es el trato con los residentes y propietarios de la zona?

MN: estamos en diálogo permanente con los interesados en cada momento. Invitamos a toda la población a una reunión informativa cada primavera. Entretanto, tenemos contacto constante con sus representantes. Tenemos el mismo tipo de contacto con los residentes de Norje. La gran mayoría de la población ven el asunto con buenos ojos. El festival y el pueblo se mezclan, y también les queda la oportunidad de hacer algo de dinero, alquilando habitaciones, camping o plazas de aparcamiento. Así que si los beneficios para el pueblo crecen, también lo hace la aceptación del festival. El caso es que tenemos un gran impacto en la comarca.

¿Cuántas bandas tenéis acordadas ya para el 2016?

MF: todavía ninguna, pero hemos hablado con varias bandas o sus agentes, y sabemos que están disponibles.

¿Presentaréis durante este festival algunas bandas para el siguiente?

MF: Sí. Pensamos que fue una idea genial cuando presentamos el Sweden Rock Cruise el pasado año, y el plan es hacer lo mismo en éste. Aunque esperamos tener bandas para el Rock Cruise antes del festival en junio.

3 comments on “SWEDEN ROCK 2015: Entrevista a sus organizadores

  1. Toño Martínez Mendizábal on said:

    Anonadado me dejas Julen. ¡Qué pedazo de entrevista! No la había leído aún, pero es una maravilla. Y la traducción también. Apúntate un 20

  2. Julen Figueras on said:

    ¡Muchas gracias Toño! Su esfuerzo me costó, con diccionario todo el rato, claro, pero creo que mereció la pena. Es un placer ver lo abiertos que son los organizadores, y cómo se plantean las mejoras para su público. Las comparaciones con lo que más cerca tenemos son odiosas.

  3. Pingback: SWEDEN ROCK 2015: Crónica | Rock Angels Web & Radio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show