STAINED BLOOD – Nyctosphere (2019) Review

Hace justo un año (22/03/2019) que esta maravillosa gente de Barcelona/Sant Boi de Llobregat publicaron esta bestialidad tan sentimental. Ya venían avisando de su prometedor futuro con sus anteriores discos, “Hadal” (2015) y “One Last Warning” (2013). A pesar de haber sufrido cambios en los integrantes, su estilo sigue siendo tan brutal y extremo como lo era antes. Quizás ahora beben más del Black que del Death, pero la fusión de ambos géneros es algo que te sigue dejando sin aliento y con los pelos de punta. Cabe destacar que se ayudan de algunos samples o sonidos de Noir Noir (Mataró) para globalizar toda la obra.

Empecemos por lo que más suele llamar la atención en cada banda. La voz. El encargado de esta laceración tan perfectamente ejecutada es Narcís, quien además es el artista que da forma al artwork del propio disco. Este hombre desprende talento por los 360º, dado que además participa en otras alienaciones, como es el caso de “Dentellada” (Crust). Pura energía insaciable, como bien denotan sus growls.

Las cuerdas, tanto ambas guitarras como bajo: David, Miquel y Raúl, evocadores del abismo más vacío y oscuro, hasta el fuego más intenso que se llevará todo tu ser sin que te hayas percatado de que este disco, a pesar de tener 6 temas y una duración de 48 minutos, te ha llevado por las sensaciones más crudas y extremas en un abrir y cerrar de ojos. 

El que lleva el orden de todo este detallado caos es Salvador, batería. Desde sus blasts en Avfall, hasta sus golpes tan meticulosamente escogidos en Drowned, Salvador denota una clase y técnica impolutas sobre este género.


Avfall.
“Malditos es lo que somos y lo que ellos no se atreven a ver. Con palabras de ignorancia, avaricia y odio he llegado tan lejos ahorcado en mi miseria”
Primeras palabras del disco que nos pone en la situación de los intérpretes. Esto es lo que representan, lo que vomitan y predican con su música. Aquí no se ha venido a perder el tiempo. Es algo directo que dejan claro desde el minuto uno y que nos contarán hasta la tumba. Así como el tema respira poco a poco, con pausas sin perder la esencia de lo que se ha venido a hacer, las letras van dejando hueco a la vastedad instrumental que arrolla con frenesí hasta el final del propio tema que se prolonga, pero no deja de sonar y da paso al siguiente.

Century To Suffer.
Puede que este sea su tema con mayor significado para mí. No deja de dispararte escalofriantes verdades tan sinceras en las que no puedes evitar pensar. Como he dicho antes, Stained Blood han venido a ser directos y tan crudos como la vida misma. Te comparten su más profunda oscuridad. Tus profundos pensamientos son a su vez una cárcel. No puedes escapar de tu propio cuerpo, que a la vez será tu tumba. Ni las sombras pueden escapar de tu interior. Tus miedos, a los que ningún hombre puede hacer frente. Toda esa mugre de la que no puedes escapar, acompañada por tremendos pasajes instrumentales, perfecta armonía destructiva que te transporta a un vacío en el que tus demonios, tus fallos, tus actos más perfectos que no sirven de nada, te atormentan sin descanso.

The Lightless Walk.
Además, de contar con videoclip, esta canción es la que nos empieza contando, con una tranquila agonía ejecutada por las guitarras, lo que será nuestra vida por este mundo. Nacer como un engendro de la muerte, maldiciendo cada segundo de tu existencia, con un apenado destino, como el de todo ser viviente. En una búsqueda desesperada por no convertirte en un lamento en la que la victoria será de la noche, del dolor, de la tristeza, de la muerte y su gran final en la que tu existencia no será más que un eco que acabará desapareciendo en la lejanía como lo hace la instrumentación en este tema que nos evoca hacia la siguiente etapa, la pérdida.

Shrines Of Loss.
No hay nada más característico del Black Metal que los trémolos y los blast beats. Así pues, este tema empieza dando esperanza para el género de esta misma forma. Arrastrando esta carga que algunos llaman vida, agonizando en estos sentimientos que despiertan tu ser mientras escuchas los versos de este tema y das gracias porque alguien dé forma a todos estos sentimientos tan brutalmente plasmados. Esta organización de trémolos y melodías te arrancan la cabeza de los hombros a nivel sentimental, y más con el breakdown final de esta canción.
Era necesario que alguien plasmase así estas sensaciones.

Winterflesh.
Puede que sea su tema más Death en todo el álbum. Pero no deja de ser tan abrumador como el resto. Este tema completa al resto prolongando las sensaciones una vez más, liberando todo el odio, la frustración, la desgana, las lamentaciones… Todo ello acompasado por pasajes que no paran de variar en el propio tema y desemboca en el lacerante final que se lleva tu aliento y te deja con ganas de más.

Drowned.
Último tema del disco, que empieza con la batería haciendo una pequeña alusión al ritmo de una marcha militar para evolucionar y liberar el caos. Mientras que una de las guitarras mantiene su melodía y la otra acompaña su armonía junto a la evolución de la batería.
Una guitarra reverberada nos deja con un pasaje que parece salido de la propia desesperanza que da fin a esta canción y a toda esta gran obra.

Así como toda gran película, toda pesadilla, todo viaje, toda gran experiencia… Todas las canciones y álbumes tienen su fin. Pero Stained Blood lo tiene claro y deja en blanco la siguiente hoja para que la violencia se siga desarrollando.

En resumidas cuentas:
Este tremendo caos sentimental está perfectamente encauzado por estos 5 artistas. Técnica, delicadez, pasión, cultura, y futuro trayecto son algunas palabras con las que podemos resumir a esta banda y a este disco.
Yo personalmente, espero que todo su arte se siga desarrollando por este camino, pues si no la han alcanzado ya, está rozando la perfección de lo que una humilde persona como yo, un fan de este género o un nuevo oyente quiere escuchar.
Animo a todos los amantes de uno de estos dos géneros (Death o Black) a escuchar este disco en su plenitud, pues estoy seguro que lamentarán no haberlo escuchado antes.

Adrián Ojer Sanz




RATE/NOTA: 10/10

 


Grabado y mezclado por Javi Félez at Moontower Studios, Terrassa.
Masterizado por Jaime Gómez Arellano en Orgone Studios, Londres.
Música y letras por Stained Blood. Intro, interludios and sonidos del outro by Noir Noir.

Music: https://stainedblood.bandcamp.com/

Merch: https://stainedblood.bandcamp.com/merch

Facebook: https://www.facebook.com/StainedBlood/

Instagram: https://www.instagram.com/stainedbloodbcn/

Twitter:  https://twitter.com/STAINEDBLOODBCN

 

Comments are closed.