SONATA ARCTICA – The Ninth Hour (2016)

Los finlandeses Sonata Arctica, la banda del lobo, vuelve con un nuevo cd bajo el brazo, el noveno ya de su carrera. Lejos quedan ya aquellos primeros discos donde eran poco menos que una copia de sus compatriotas Stratovarius. Con el paso de los años Sonata Arctica encontraron un sonido propio y original. Sobre todo fue su disco UNIA, publicado en 2007, el que marco el principio de su nueva dirección musical, con canciones más elaboradas y maduras. A partir de ahí cada disco ha sido un paso adelante, y trabajos como The Days Of Grays (2009) o Pariah’s Child (2014), por citar dos de mis favoritos, me parecen de lo mejor publicado en su género en los últimos años.

Así las expectativas a la hora de escuchar por primera vez este The Ninth Hour eran para mi muy altas. ¿Se han cumplido esas expectativas? Pues en parte sí, pero no del todo. Ahora lo analizamos con algo más de tranquilidad.

El disco empieza bastante bien con Closer To An Animal, la primera canción que se pudo escuchar de este trabajo hace ya unas cuantas semanas. Se trata de una típica canción de Sonata Arctica, un valor seguro, con el doble bombo funcionando pero de manera moderada. Igual de tranquila se nos muestra la voz de Tony Kakko. Con un buen estribillo y una temática recurrente en las letras de la banda; los seres humanos, capaces de incontables progresos tecnológicos y científicos pero empeñados en utilizarlos para destruir el planeta.

La segunda canción, y segundo single del disco, es Life. Posee el que seguramente sea el mejor estribillo de todo el cd y una letra optimista (cosa rara en ellos) que nos invita a disfrutar de las cosas buenas de la vida. Gran tema, lleno de detalles, coros y cambios de ritmo que demuestran que cuando se lo proponen estos finlandeses pueden crear auténticas joyas de metal sinfónico y melódico.

Fairytale nos devuelve en parte a los Sonata Arctica de sus inicios “powermetaleros”, aunque siempre con este tono más relajado y maduro de los Sonata actuales. Buen tema, dedicado a la clase política y a las “historias de hadas” que nos cuentan (si supieran como son los políticos en España tenían material para hacer un trilogía de discos conceptuales…). Canción muy del estilo de bandas como Edguy/Avantasia.

We Are What We Are es la primera balada del Cd y viene a ahondar en el concepto principal del álbum; sabemos que el planeta se va al carajo, que es el momento de actuar, pero “somos lo que somos” y en vez de salvarlo seguimos empeñados en acabar de destruirlo.

Sonata Arctica han sido teloneros en más de una gira de Nightwish y a Nightwish por los cuatro costados es a lo que suena el quinto tema Till Death’s Done Us Apart. Y es que en cualquier momento tienes la sensación de que vas a oír la voz desgarradora de Marko Hietala haciendo de malo en esta historia de amor.

Among The Shooting Stars es un medio tiempo muy melódico que nos cuenta otra historia de amor, pero esta vez entre un hombre lobo y una mujer. No es de los temas más destacados, pero tampoco sobra.

Rise The Night es sin duda la canción que más recuerda a discos como Ecliptica o Silence, sus dos primeros trabajos. Es una canción directa y mucho más básica que el resto en su composición, lo que no quiere decir que no funcione, sino más bien al revés; los que añoren aquellos primeros discos quizás disfruten de este tema como el mejor de todo el Cd.

El octavo tema lleva por título Fly, Navigate, Communicate y es sin duda el tema más extraño y experimental del Cd, lo que es bastante decir de una banda que no hace precisamente canciones muy convencionales dentro de su estilo. A mi no me ha acabado de convencer del todo, aunque debo reconocer que el estribillo ha acabado metiéndose en mi cabeza de manera un tanto enfermiza. No sé si me gusta o definitivamente lo odio.

La segunda balada del Cd lleva por título Candle Lawns. Relata la historia de un soldado moribundo que le pide un último deseo a un amigo de la infancia. En general las baladas me aburren, más en este tipo de discos de metal, pero hay que reconocer que a Sonata Arctica no se les dan mal.

White Pearl, Black Oceans Part II – “By The Grace Of The Ocean” es el complicado título del tema largo, más de diez minutos, con el que Sonata Arctica suelen obsequiarnos en cada uno de sus últimos trabajos. Es la continuación del tema White Pearl, Black Oceans… de su disco Reckoning Night (2004). Sinceramente no recordaba esa canción y he tenido que buscar el disco en la estantería para escucharla. Tampoco me parece una obra de arte, pero esta continuación, o secuela, o como queramos llamarla, sí me parece un tema bastante bueno. Se inicia con una orquestación que nos recordará a cualquier película de Piratas del Caribe para poco a poco ir dando paso a un medio tiempo épico que hubiera quedado perfecto como tema final del Cd.

Pero el disco se cierra con el tema On The Faultline (Closure To An Animal), una canción que no es más que una revisión del primer tema del disco, con diferente letra, pero esta vez en plan minimalista; solo teclados y voz. Aunque es una forma de cerrar el círculo, de acabar el disco tal y como empezó, en mi opinión sobra por completo y es que las tres o cuatro últimas veces que he escuchado el disco me la he saltado para volver a empezar por el primer tema una vez más.

En resumen: The Ninth Hour es un buen trabajo. Sin ser un disco enteramente conceptual, tanto la portada como la temática de algunas canciones sigue esa línea argumental explicada con anterioridad; estamos en la hora de la verdad, “La Novena Hora”. Lo que le ocurre a nuestro planeta hoy, en estos convulsos momentos, puede ser ya irreversible y no parecemos ser plenamente conscientes de ello.

Tenemos una buena colección de interesantes canciones con el sello inconfundible de la banda; canciones en general muy elaboradas y con buenas y originales melodías, plagadas de detalles, coros, cambios de ritmo, solos de guitarra y teclado que se combinan a la perfección…

Por su parte las letras son entretenidas, aunque a veces un poco surrealistas y difíciles de entender, al menos para un servidor y su inglés de andar por casa.

El problema es que corremos el riesgo de aburrirnos hacia el final del disco, y es que entre las cuatro últimas canciones se encuentran tres de las (digamos) menos buenas, además de un tema de más de 10 minutos que aunque a mí personalmente me gusta bastante puede resultar algo repetitivo.

Recomiendo encarecidamente darle a este disco una oportunidad y escucharlo tantas veces como haga falta. No es un disco que entre a la primera, ni mucho menos, pero yo al final he acabado disfrutándolo bastante.

A la venta el 7 de octubre en un montón de formatos: Cd normal, digipack con tema extra (una versión del Run To You de Brian Adams), doble vinilo de color azul claro (300 copias), doble vinilo de color blanco (500 copias), doble vinilo negro…

Alberto Lozano

Tracklist:

1- Closer To An Animal
2 – Life
3 – Fairytale
4 – We Are What We ARre
5 – Till Death’s Done Us Apart
6 – Among The Shooting Stars
7 – Rise A Night
8 – Fly, Navigate, Communicate
9 – Candle Lawns
10 – White Pearl, Black Oceans Part II – “By The Grace Of The Ocean”
11 – On the Faultline (Closure To An Animal)

Sonata Arctica son:

Tony Kakko – voz y teclados
Elias Viljanen – guitarra
Passi Kauppinen – bajo
Henrik Klingenberg – teclados
Tommy Portimo – batería

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show