SEVEN – Shattered (2016)

Parece que este año 2016 nos estamos acostumbrando a clasificar a muchos de los nuevos lanzamientos como “uno de los discos del año”. Visto así, esto puede ser por varios motivos, como por ejemplo que la calidad de lo que se compone es muy alta y que realmente los músicos a los que otorgamos estas valoraciones han hecho muy bien su trabajo o, por el contrario, que sin ser tan buenos discos nos estemos conformando con lo que se está editando y estemos cayendo en reiteraciones por ser complacientes con nosotros mismos. Sinceramente opino que esta segunda parte de mi planteamiento no ha lugar puesto que tanto yo como otros compañeros de medios especializados y similares a Rock Angels intentamos ser sensatos y objetivos con lo que los artistas y sus compañías nos proporcionan. Estamos en un momento dulce en nuestro estilo de música y no porque éste venda y llene grandes aforos sino porque los músicos que actualmente están en la escena son buenos y generosos en cuanto a calidad. Cada poco caemos en la magia de sus nuevas aportaciones y sucumbimos ante la grandeza de unas canciones hechas con profesionalidad y mucho gusto, y esto no es bueno, es muy bueno.

Tras esta divagación mental, me veo en la obligación de decir que la banda británica Seven ha hecho con este “Shattered” uno de los discos del año. ¿Qué, cómo te has quedado? Tranquilo que mi afirmación no es porque tenga copias gratis del disco o porque la compañía me haya regalado unas vacaciones con todos los gastos pagados y los tickets para asistir a un concierto de la banda. No, no va por ahí. Lo que pienso es desinteresado y totalmente sincero.

Entramos en materia para primero situar la formación de la banda y para ello debemos ir hasta finales de los 80. En aquel momento el grupo tuvo bastante repercusión con dos canciones tituladas “Inside Love” y “Man with A Vision” que fueron producidas por John Parr. La primera llegó al número 78 de la lista de éxitos británica y se mantuvo durante unas semanas. Además, un artista como David A Saylor la grabó en su disco “City of Angels” lo cual viene a decir el tema marcó en su momento y dejó un cierto gusto y poso. Tras una corta actividad la banda se separó y tuvimos que esperar más de veinte años para volver a saber de ellos. El regreso en 2014 con el disco “Seven” fue extraordinario si tenemos en cuenta las opiniones vertidas dentro de nuestro ambiente, y puso esa primera semilla para lo que ahora editarán este próximo 23 de Septiembre bajo el título de “Shattered” y que debemos considerar como la evolución lógica, más directa y creativa de la banda.

El cantante Mick Devine y el guitarrista Kevin McFarlane comenzaron a escribir las nuevas canciones de “Shattered”, aunque a la postre fueron todos los componentes del grupo los que participaron en la elaboración de las mismas. La banda que ha grabado finalmente el disco ha sido la formada por Mick Devine (voces), Lars Chriss (guitarras y baterias), Andy Loos (bajista), Fredrik Bergh (teclados) y Kay Backlund (más teclados). También contaron en la composición con la maestra aportación de Jeff Paris. La producción y mezclas han corrido a cargo de Lars Chriss.

El grupo me pareció desde siempre la reencarnación de la banda de Mick Jones y Lou Gramm. La nueva y joven savia de unos músicos que estoy seguro han seguido con adoración y como referencia la carrera de los veteranos Foreigner. Todo alrededor de las formas de Seven me recuerda al estilismo excelso y clase de los neoyorkinos. Lo digo con sentido de admiración y no porque Seven copien. Nada de eso. Tienen su identidad pero es inevitable que me recuerden a Foreigner y esto es algo que no es malo, ¿verdad?.

“Shattered” tiene once canciones (+ 1 bonus track) y es una pasada desde todos los puntos de vista. El sonido es avasallador, potente y refinado. Las canciones salieron desde unos cerebros calculadores y matemáticos al respecto de la estructuración de cada una de las partes de los temas. Si algo está sonando y gustando en la canción, todavía existe la manera de llevar ese gusto hasta un punto más alto y convertirla en una pieza de museo compositivo. Los temas están pensados para dar protagonismo a la voz de Mick Divine y es él quien marca el ritmo con sus estudiadas melodías. Su compacto y amplio timbre de voz hace que las canciones vayan sobradas al mismo tiempo de fuerza y armonía. El timbre de su voz es limpio y cálido con lo que el adjetivo “melódico” es creo que el que mejor encaja a la hora de definirle. La contribución de las guitarras de Lars Chriss son un gran aliciente mientras se disfruta de los temas. Uno tras otro siempre hay detalles de gran entidad y calidad: Me parece que el primer instrumento del amigo Chriss es la guitarra y ahí él se mueve cómodamente, pero es que en la batería toma una posición dominante en todo por el sonido nítido, limpio y una aplastante contundencia en los bombos y la caja. Los guitarristas por defecto siempre suelen dar un punto más a su volumen y en este caso es que Lars Chriss es además batería y también productor. Vamos, que se lo ha puesto a huevo.

Por último, el grupo descansa con gran claridad en unos teclados que están colocados por todos los espacios y con enorme acierto. Dos teclistas en el grupo no debe ni puede ser algo que pase desapercibido. Su presencia es contante con además una variedad de sonidos que hacen de cada canción un nuevo descubrimiento. Los arreglos y mínimos detalles están ahí y puedo decir que en cada momento y tras una nueva escucha hay algo que descubrir. Oir tiene que ser una primera idea pero escuchar con atención debe ser el fin para poder entender lo que hay detrás de cada tema.

Para acabar con esta reseña diré que en el disco hay al menos seis sobresalientes canciones y destacar unas sobre otras es harto complicado. Hay tres de notable alto y tan solo dos (los patitos feos) que suspenden por ser peores que sus compañeras. Estas son “I Needed Time” y “Last Illusion” y suenan muy repetitivas por sus estiradísimos estribillos que además suenan “tristes” a diferencia de como lo hacen en el resto de canciones.

Un disco súper-recomendable que no debe faltar en tu discografía. Yo al menos estoy contando los días para poder tenerlo en mis manos.

Luis Mª Catediano

Track List:

  1. Light Of 1000 Eyes
  2. A Better Life
  3. Fight
  4. Shattered
  5. Live This Life
  6. Pieces Of You
  7. Broken Dream
  8. High Hopes
  9. I Needed Time
  10. Taking Over
  11. Last Illusion
  12. World Of Make Believe (bonus track)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show