QUIET RIOT – II (1978) ft. RANDY RHOADS

Antes de dar el salto a la primera fila del Rock duro de la mano de un Ozzy en horas bajas, el pequeño y rubio «super guitar hero» Randy Rhoads había probado suerte en las filas de los Californianos Quiet Riot.

Años más tarde, cuando Randy había cruzado el puente guitarra en mano, Quiet Riot lograron auparse al número 1 de las listas americanas con el álbum «Metal Health», el primer disco de Heavy americano en llegar a la cumbre y aguantar un asalto de una semana con el mismísmo Michael Jackson.

Era 1983 y una versión metalizada del «Cum On Feel The Noize» de los galeses Slade les glorificó durante unos meses. Los justos dieciseis meses para que regresasen con «Conditional Critical» repitiendo la misma formula con otro tema de Slade, «Mama Weer All Crazee Now», aunque en esta ocasión los temas que lo acompañaban no estaban a la altura de lo mejor del «Metal Health».

En medias de esto, Quiet Riot giraban por Europa y USA participando en festivales tan brutales como el US Festival 83 junto a noveles como los Crüe y veteranos curtidos de la talla de Triumph o los Van Halen. Ese mismo año, la banda graba su propio tributo a Randy Rhoads, la emotiva balada «Thunderbird Cry».

Años atrás Randy había grabado los dos primeros trabajos de Quiet Riot, un par de correctos discos de Hard rock setentero que solamente fueron publicados en Japón. Resulta curioso que ninguno de los dos redondos haya sido reeditado, siendo dos piezas para fans irredentos de Quiet Riot o fetichistas del propio Randy.

El segundo trabajo de Quiet Riot fue publicado en Diciembre de 1978. Junto a Randy Rhoads se encontraban en la banda un joven Rudy Sarzo al bajo, Drew Forsyth a la batería y el gran «frontman» Kevin Dubrow, desaparecido desgraciadamente hace algunos años.

Quiet Riot II es un disco que se avitualla de «Glam rock», Rock clásico británico y Rock duro americano, dando como resultado una especie de monstruito que se jala por igual a Humble Pie, The Sweet o Slade, pero en una versión casera y cutrilla, a la que lastra un poco una producción modesta (En el disco debut de un año antes ya había ocurrido lo mismo).

Obviamente el señuelo del disco en la actualidad está en Randy, sus riffs y punteos. Dentro de la corrección que ofrece este «QR II» destacaría «Trouble», «Eye For An Eye» y una potable versión del «Afterglow (Of Your Love)» de los Small Faces, elegida por Kevin Dubrow que era un fanático total de Steve Marriot.

Lo más parecido a los QR de «Metal Health» responde al título de «Killer Girls», con afilados riffs y punteos de Rhoads y una primeriza y esquelética versión de «Slick Black Cadillac».

El resto de canciones sirven para escuchar las primeras evoluciones de dos artistas malogrados pero que siempre contarán con el cariño y el reconocimiento de la parroquia rockera: Randy y Kevin.

 

El Hijo de Ron Keel

 

Comments are closed.