NEAL SCHON – Vortex (2015)

Neal Schon ha vendido más de ochenta millones de discos con Journey y a mí me encanta su trabajo. A pesar de ello, y se diga lo que se diga, los discos de guitarristas virtuosos son, en ocasiones, difíciles de digerir. Por eso, cuando llegó a mis manos el álbum compuesto y producido por Neal y grabado en la que considera su casa, Berkeley’s Fantasy Studios; pensé que podía darme un atracón guitarril. Sin embargo, sea por la magia del estudio en el que Journey grabó su mítico Escape en el 81, sea por la clase y acierto de Schon (que va a ser que sí) mi temor no se materializó. Y eso, a pesar de que estamos hablando de un doble cd con dieciocho temas.

En un momento fantástico para él, en lo profesional y lo personal, con una banda en plena forma, una mujer a la que adora y el equilibrio que todo ello y sus siete años de sobriedad le dan; el fantástico guitarrista, que comenzó a tocar a los cinco años y se unió a Santana a los quince, nunca ha sido muy dado a dar clinics llenos de técnicas y vacíos de sueños. Más bien a la imaginación, el sonido depurado y el buen gusto. De hecho, confiesa que la mayoría de los cortes del álbum no fueron premeditados, sino que agarró la guitarra y le dijo al ingeniero Jesse Nichols que se pusiera al ProTools. Sea exactamente así, o más o menos, lo cierto es que la composición y la creatividad se imponen al virtuosismo en este su noveno trabajo en solitario.

En Vortex cuenta con su ex compañero en Journey Steve Smith a la batería, Jan Hammer (Mahavishnu Orchestra) e Igor Len a los teclados; siendo él mismo quien toca el bajo. Y, como su nombre indica, el disco, cual torbellino,  parece tragarse todas las influencias de nuestro protagonista y transformarlas en un trabajo en el que los toques rock, jazz, soul y músicas del mundo (con una parada especialísima en la hispana, claro) se oponen a la monotonía que podría reinar en un álbum sin voz.

Así, de las primeras influencias jazzístico-tribales, da muestra el corte que abre, Miles Beyond, acertado tributo a Miles Davis de casi seis minutos; mientras que otros, como Cuban Fly Zone o El Matador (con toques de guitarra española) muestran su pasión por la Spanish Heritage, que le llevó, en el pasado, y ha vuelto a llevarle, en el presente, a unirse a Carlos Santana. No para ahí el crisol musical de Vortex, que está repleto de toques de fusión global, excelentemente decantados para degustar en frío o en caliente, según la compañía. La suya la eligió hace tiempo (Michaele Salahi) y a ella dedica los exquisitos Lady M y Triumph of Love, temas que ya le regaló en su boda a finales de 2013. A Bárbara, su madre (músico como su padre), dedica el sentido Mom.
Airliner NS910, un tema dinámico, con mucho gancho y que evoluciona a lo largo de sus casi seis minutos, es un guiño al hecho de que, al ser Vortex un doble cd, podría considerarse los álbumes número nueve y diez de su carrera en solitario. Un gran corte.

Eternal Love es la rareza de Vortex, con poco más de dos minutos de duración y el protagonismo absoluto de un piano que estremece. Todavía más cortito es el Unspoken Faith, con sus menos de dos minutos. Mientras que el corte más largo es Tortured Souls, que pasa de los diez sin hacerse, en absoluto, pesado.

Schon y Hammer Now es una jam explosiva de Neal con su buen amigo, y ganador de un Grammy, Jan Hammer, en quien pensó desde un principio para grabar el trabajo y quien, cuando lo escuchó completo, opinó que “es jodidamente increíble”. Gran tema, de lo más cañero (junto con Twilight-Spellbound) de Vortex y con protagonismo compartido con la batería de Smith.

Talk to Me dura más de ocho minutos y tiene de todo y bueno, ya que partiendo de pizzicatos, evoluciona con clase hacía melodías con un toque alegre y optimista,  un sonido depurado y un fantástico trabajo de la batería. Para y arranca, fusiona ritmos tribales y acústica, todo sobre la base de teclados muy bien hilvanados. Composición compleja pero acertada y con apoteosis final.

White Light es la que deseamos que tarde mucho en ver el amigo Schon, que cierra con acústica el torbellino musical que es éste su último trabajo. No hemos hablado más de él, porque ya sabemos quién es: un genio que aúna técnica, creatividad, personalidad y clase. Pero que en Vortex sólo ha querido que disfrutes.

No temas. No te vengas atrás por ser un doble cd con 18 temas. Él ha manifestado que no quería dormirse en los laureles, sino tocar con el corazón, disfrutar cada minuto y dejar constancia del gran momento que pasa. Y lo ha hecho.

 

Toño Martínez Mendizábal

Tracklisting

CD 1

1 Miles Beyond
2 Awakening
3 Cuban Fly Zone
4 El Matador
5 Eternal Love
6 In A Cloud
7 Irish Cream
8 Lady M (Our Love Remains)
9 Airliner NS910

CD 2

1 Tortured Souls
2 Schon & Hammer Now
3 NS Vortex
4 Unspoken Faith
5 Twilight- Spellbound
6 Triumph Of Love
7 Talk To Me
8 Mom
9 White Light

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show