JORN – Heavy rock radio (2016)

Jorn no solo es uno de los mejores frontmen de su generación sino que, además, es un hombre de palabra. En la entrevista (pincha aquí) que tan amablemente nos concedió, con motivo de su actuación como cabeza de cartel del Ripollet Rock Festival del año pasado, ya nos anunció este álbum. De hecho, menos su nombre, Heavy Rock Radio, nos contó prácticamente todo. Nos dijo también lo de su proyecto con Avantasia (que se cumplió y ¡de qué manera!) y estamos seguros de que su anuncio de un nuevo disco de JORN, para el que ya estaba preparando las letras, se verá cumplido en un futuro cercano.

En cuanto al trabajo que nos ocupa, Lande dejó claro que había querido hacer un álbum de versiones rindiendo tributo a temas con los que creció y que le encantan. Así es que el asunto de la selección queda resuelto: ha elegido entre lo que le gustó y le gusta. Por otra parte, pretendía respetar las canciones pero “Jornizarlas”, más que metalizarlas. En mi modesta opinión, también lo ha hecho, ya que su Mr. Hyde particular, tal vez algo más contenido en alguno de los temas, consigue dar sentido, estilo y coherencia al álbum y que no parezca la obra de un gran cantante haciendo karaoke. Finalmente, deseaba que las guitarras estuviesen mucho más presentes en los temas y que éstos sonasen más modernos y, aunque todo es opinable para cada corte (en especial al pertenecer a artistas y estilos tan diversos), en general así ha sido.

Lo cierto es que plantearse un disco de versiones es un asunto que acarrea su propia complejidad. Es así para el músico que lo decide y también lo es para la crítica y los fans. Evidentemente, las variables son muchas, partiendo de la base de que el músico noruego, aun confesándose amante del rock por encima de todo, ha encarado en este trabajo temas de diferentes estilos dentro y fuera del mismo. Ahí se va a encontrar con fans de tendencias particulares que querrían escuchar siempre la misma canción de la misma manera, oyentes obcecados que ponen muchas limitaciones a sus oídos y mentes y no quieren ni oír hablar de lo que no sea el subestilo de rock más de su gusto. Heavy Rock radio no es para ellos. Tampoco es un trabajo para ir haciendo un repaso canción por canción, como si fuesen composiciones del intérprete y tuvieses que exprimir cada detalle creativo de las mismas.

Por supuesto que tengo mis preferidas. Por ejemplo, me parece un acierto tremendo la elección, como primer tema, del I Know There’s Something Going On y el tratamiento que Jorn y sus compinches (Trond Holter a la guitarra, Thomas Bekkevold al bajo, Francesco Jovino a la batería y Alessandro del Vecchio a los teclados) le han dado. Es un corte potente y que explota las posibilidades del Jorn más actual y rabioso a la perfección, sin perder esa melodía que ya cautivó a muchos (rockeros y no) cuando la ex ABBA, Frida, lo interpretó con gran éxito. La guitarra de Holter en este tema es antológica, como lo es el sonido la batería de Jovino. Una constante en todo el disco, ya que tanto los músicos (con la colaboración de otros que citaremos al final) como la producción han dado la talla. Hay a quien le entra mal. No ha pasado la prueba-purga de rockerismo puro. Parece que, para algunos, tampoco lo ha hecho el You’re the Voice, que popularizó John Farnham, y también se nos quedó a muchos en la mente entonces (más el tema que el autor). Sin embargo, en mi opinión, posee alguna cualidad común con la anterior y el resultado me gusta. De hecho, más peliagudo es el asunto de meterse con canciones y grupos míticos de nuestro propio género. ¿Qué hacer? ¿Pretender ser más estiloso, magistral y angelical que Perry en el Don’t Stop Believin’? ¿Más genial y personal que Mercury en el Killer Queen? ¿Ensombrecer temazos históricos como el Hotel California de Eagles o el Stormbringer de Deep Purple? ¿Superar en glamour al mismísimo Paul Stanley con su Live to Win? ¿Cerrar el eterno debate por el tema de Dio con su versión, por otra parte ya conocida, del Rainbow in the Dark? De ninguna manera. Jorn, un tipo inteligente que ha sabido seguir viviendo de esto en tiempos muy duros y mantener su prestigio, no iba a cometer tal equivocación. Ha declarado que lo que quería era tratar los temas con respeto y sin pretender competir y hacer algo al estilo Jorn que sea disfrutable por el público. Lo ha conseguido plenamente. En parte, gracias a uno de sus grandes aciertos en el arreglo de las canciones, como es el hecho de haber respetado elementos diferenciadores y esenciales de las mismas. Entradas, riffs, estribillos, efectos o solos que entroncan las versiones con los originales y el pasado con el presente, como forma de llegar al público al que van destinadas. Todo en su justa medida y sin perder un ápice de originalidad y unidad conceptual.

Confiesa que tenía preparados cerca de cincuenta temas, que fueron resumidos a quince, de los que al final han quedado estos doce. Dice también que los desechados darían para otro álbum en el futuro. Pues yo encantado de que lo haga, porque con éste estoy disfrutando mucho. Lo estoy haciendo porque me encanta Jorn, porque es un trabajo bien hecho, sin trampa ni cartón, porque, como ya he dicho muchas veces, de la misma forma que no me gusta comer siempre lo mismo, tampoco soy de escuchar siempre lo mismo. Jorn, sabedor de lo difícil de grabar vídeos de alto presupuesto hoy en día, ha tenido además el detalle de ofrecer hasta seis más sencillos, para que los fans puedan disfrutar esos temas con su interprete cantándolos y unos paisajes evocadores de fondo.

Un disco que hace disfrutar a sus creadores y a los que lo escuchan; un trabajo que pone su granito de arena para que, alguien tan grande como Jorn Lande, pueda dedicarse a la música en exclusiva es algo para celebrar y felicitarnos. Como el propio cantante declara: “la música tiene muchas caras y expresiones y la grandeza reside en la canción y su intérprete, más allá del estilo y categoría”.

Toño Martínez Mendizábal

Track list

01. I Know There’s Something Going On
02. Running Up That Hill
03. Rev On The Red Line
04. You’re The Voice
05. Live To Win
06. Don’t Stop Believin’
07. Killer Queen
08. Hotel California
09. Rainbow In The Dark
10. The Final Frontier
11. Stormbringer
12. Die Young

Otros músicos en la grabación:

En Rainbow in the Dark: Jimmy Iversen y Tore Moren a las guitarras, Nic Angileri al bajo y Willy Bendiksen a la batería.

En Stormbringer: Jorn Viggo Lofstad a la guitarra, Sid Ringsby al bajo y Willy Bendiksen a la batería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show