JIMMY BARNES – Entrevista / Interview

El próximo 15 de diciembre, nuestro compañero Raúl Blanco se desplazará a tierras escocesas para cubrir la gira del gran Jimmy Barnes en solitario, gira de cinco ciudades británicas y una en Dublín que están a punto de colgar el “no hay entradas”. Para celebrarlo os dejamos una interesante entrevista con Jimmy, gentileza de Beatnik media, sobre el reciente lanzamiento de su segundo libro.

 

Jimmy Barnes – Working Class Man
Entrevista por Nick Bennett (Beatnik media)

Nick BennettJimmy, el año pasado publicaste la primera entrega de tus memorias, “Working Class Boy” que, por cierto, fue galardonada como la biografía del año, sin duda un maravilloso comienzo para un escritor novel. Ahora lanzas el segundo libro ¿Por qué decidiste dividir la historia en dos?

Jimmy Barnes – Cuando comencé a escribir Working Class Boy, no esperaba, no sabía lo que estaba escribiendo. Solo pensé en comenzar a escribir y ver cómo iba, pero me resultó bastante obvio enseguida que iba a ser un gran libro. He vivido una gran vida y he hecho muchas cosas, recuerdo haber hablado con el editor a mitad de la escritura y decirle, no voy a poder encajar esto en un solo libro, fue un poco duro porque querían que la biografía fuera una historia, un libro. Pero dije, mira, es demasiado largo, no pude hacerlo y no puedo cortar las cosas, han sucedido muchas cosas, así que me dijeron: ¿qué quieres hacer? Y dije, creo que debería hablar sobre mi infancia primero porque en realidad, hay dos partes de la historia. Así es como salió, la infancia como una historia independiente es bastante traumática, pero todo ese trauma, drama, dolor y vergüenza y todo lo que había en ella fue el crisol que me hizo lo que soy como adulto para bien o para mal. ¿Sabes a lo que me refiero? La forma en que crecí fue una plataforma de lanzamiento perfecta para convertirte en cantante de rock, ¿sabes? un necesitado que anhela atención, que quiere ser querido sin límites. Los efectos de esa infancia en mí como adulto fueron bastante dramáticos y eso es lo que abordo en el segundo libro, así que estaba realmente satisfecho con el éxito del primero y me tranquilizo que me permitieran hacerlo en dos partes. Creo que este segundo libro es probablemente lo que mucha gente esperaba pero no creo que se encuentren realmente con lo que esperaban leer. Creo que mucha gente espera una historia de rock and roll, drogas, sexo, y trata más sobre el impacto de la pobreza, el impacto de la vergüenza, el impacto de la violencia y el impacto de la adicción.

Nick Bennett – Biografía del año, es un gran premio de la industria literaria de Australia ¿Cómo te sientes?

Jimmy Barnes – Cuando obtuve el Premio de biografía del Año, me sorprendió especialmente porque se trataba de mi infancia. No esperaba que a la gente le gustara tanto y luego pensando sobre ello creo que hay mucha gente viviendo en la pobreza, hay mucha gente que vive con la violencia, con la violencia doméstica, muchas personas que viven con adicciones, con alcoholismo, y simplemente hay muchas familias luchando por lo que hay mucha gente que se ve reflejada en el libro y eso es algo triste si lo piensas. Hay mucha gente que vive ese mismo tipo de cosas, o partes de ellas, ya sabes. La gente me paraba en la calle y me decía, has escrito sobre mi vida yo estoy viviendo una relación violenta ¿cómo puedo salir de ella? Así que estaba muy contento de que el libro llegara a tanta gente pero también me entristeció el hecho de que llegara a tanta gente porque haya tantas personas estén sufriendo de la misma manera.

Nick Bennett – ¿Has tenido alguna duda acerca del libro? Algo así como “no tengo ninguna posibilidad de éxito con este libro” ¿Pensante durante el proceso de escritura en otros escritores, en la crítica y cosas así?

Jimmy Barnes – Siempre pensé en mí mismo, cuando leas el libro lo verás. No sabía qué esperar del mundo literario, pensé, al menos deberías poder deletrear correctamente para poder escribir un libro en condiciones ¡gracias a Dios por la revisión ortográfica! (risas.) el apoyo que recibí de otros escritores que conocí y del mundo editorial fue realmente increíble. Y luego, ganar un premio como ese, me enfrenté a algunos escritores realmente buenos, fue simplemente fantástico. Probablemente si hubiera estado en la universidad y estudiado literatura no habría sido un buen escritor porque realmente conté la historia tal como hablo y, a veces eso es un poco confuso y otras es esclarecedor. Creo que ese fue el secreto, hablo de cantantes, puedes escuchar cantantes formados y a veces, eso es realmente bueno, otras veces piensas, oh, vamos, suéltate, llega al meollo del asunto, ponle emoción, y bastante a menudo cantantes que no han recibido clases encuentran su propia voz y encuentran su propia manera de expresarse, realmente me gusta eso. Tienden a gustarme más ese tipo de cantantes. Por eso que quería escribir el libro así, no quería que nadie lo escribiera por mí, no quise ninguna ayuda, quería contarlo con mi propia voz porque esta es historia y no había otra manera de que pudiera explicar mi propio dolor y mi propio miedo, aparte de escribirlo yo mismo.

Nick Bennett – ¿Qué hace de “Working Class Man” una lectura tan agradable para los fans de Cold Chisel y los de Jimmy Barnes? Porque creo que son grupos de gente algo distintos.

Jimmy Barnes – Muchos coindicen pero hay gente a la que le gusta Cold Chisel y o le gusta Jimmy Barnes en solitario aunque no lo creas. La gente me odió muchos años porque Cold Chisel se separó, pero cuando lean el libro lo entenderán. Ya sabes, éramos unos críos. Me uní a Cold Chisel, creo que tenía 16 años y medio o 17 años cuando me uní a ellos por primera vez, y para cuando tenía 27 años, había estado en la banda durante diez años, había aprendido todo lo que podía aprender de esos tipos y ellos habían aprendido todo lo que podían de mí. Todos hacer cosas nuevas, de lo contrario nos íbamos a volver aburridos como banda y creo que el hecho de que nos separáramos es la razón por la cual la banda, cuarenta y cinco años después, todavía este haciendo buena música porque salimos y trajimos ideas nuevas, volvimos con más experiencia sobre la vida. Dicho esto, todavía hay gente que dirá “bah, no es Cold Chisel, Jimmy Barnes no es Cold Chisel” y luego vienen a ver a Cold Chisel y piden a gritos “Working class Man” y te dan ganas de decirles “sabes que estás en el show equivocado ¿verdad?” (risas).

Nick Bennett -Es una visión fantástica de lo que ocurre detrás de los focos en una banda de rock ‘n roll. ¿Qué historias sorprenderán a la gente acerca de lo que es estar de gira o, mejor aún, ser una estrella del rock?

Jimmy Barnes – No creo que vaya a impresionar a la gente, lo que leerán en este libro es el rock and roll, no es glamoroso. Lo que la gente ve en la televisión no es de lo que va el rock. El Rock consiste en meterse en la parte trasera de una camioneta con tus compañeros y conducir durante ocho horas para hacer un concierto para gente a la que le importa una mierda y quiere tirarte botellas, tienes que ganártelos y luego te vuelves a subir a la furgoneta y conduces otras ocho horas y lo vuelves a hacer. Todos los días Cold Chisel lo hizo eso, cinco años hasta que tuvimos un contrato discográfico. Día tras día recorríamos el país tocando, a veces ocho shows a la semana sin dinero, viviendo de sándwiches tostados y buscando la ropa sucia más limpia para usar ese día porque no teníamos otra, el rock no es glamoroso. Lo he visto en tantas bandas, piensas, oh, lo hice, esto es genial, será buenísimo, pero luego todos los demás comienzan a manipular tu banda, consigues dinero de la venta de tus discos, lo consiguen las compañías discográficas, los editores, las revistas, te llegan otros tiempos a la banda, y te ves sentado en tu propio avión privado y piensas “ojalá estuviera de vuelta en esa furgo conduciendo ocho horas al día con mis compañeros, tocando con ellos” y realmente es cuando se cierra el círculo, creo que es algo que la gente verá. La música es una verdadera delicia, no es elegante y no lo haces por el dinero, no lo haces por los aplausos, lo haces por tu alma.

Nick Bennett – ¿Qué me puedes contar sobre todas la amistades que hiciste de gira con Cold Chisel y que significan para ti Ian, Don, Phil y Charlie ahora?

Jimmy Barnes – Recuerdo que cuando conocí esos tipos y veníamos de mundos diferentes ¿sabes?, quiero decir, Don estudiaba física cuántica en la universidad e iba a ser un científico espacial pero estaba robando autos y bebiendo, yo era un matón. Mossy era un chico del campo, pero recuerdo haber entrado en la habitación con él y sentir una conexión extraña desde el primer día, pero, ya sabes, eso es la música, la forma en que tocaban, la forma en que Ian tocaba la guitarra, ni siquiera podía mirarme a la cara en ese momento, era tan tímido, pero la forma en que tocaba la guitarra era como si fuera una extensión de su alma. Don, buscaba algo que me hizo “querer cantar con él”, y nos hicimos amigos ese día y en el transcurso de los siguientes diez años. Don era como un hermano mayor para nosotros mientras estaba bebiendo, y corriendo locamente persiguiendo chicas y destrozando shows metiéndome en peleas y todo ese tipo de cosas, fue el mentor de la banda, mantuvo a la banda unida, era como un hermano mayor para nosotros y realmente queríamos a Don por eso. Éramos como hermanos, sabes, con tus hermanos no siempre es fácil, te peleas a veces pero lo bueno es que podíamos liarnos a puñetazos literalmente y luego pedirnos perdón, levantarnos y volver al escenario a tocar, como si nada hubiera pasado. Mientras que mi familia real, mis hermanos y hermanas reales, si teníamos peleas no nos hablamos durante años. Cold Chisel me enseñó sobre las relaciones, me enseñó sobre el perdón, me enseñó a superarme. Éramos cinco tíos, como dije, en la parte trasera de una camioneta y era solo nosotros contra el mundo, no teníamos a nadie más en quien pudiéramos confiar, pasamos diez años haciendo eso. Cuando Cold Chisel se separó sentí que tenía que salir a aprender a vivir por mí mismo, fue como salir de casa solo por primera vez.

 

Nick Bennett – En ese momento obtuviste tu primera casa y comenzaste a escribir canciones. ¿Qué sucedió mientras tratabas de sacar algo decente de tu primera guitarra eléctrica?

Jimmy Barnes – Cuando abandone Cold Chisel, debo decir que fui el primero en irme, lo hice por muchas razones, en parte fue por motivos financieros. No pude entender por qué éramos la banda más grande del país tocando en salas completamente llenas en todas partes y no ganaba dinero, y parte de eso eran mis propios problemas. Recuerdo el último show en Sídney, estaba tocando y en medio de todo este caos y desenfreno salte fuera del escenario pensando para mí, esta es la última vez que voy a cantar estas canciones con estos tipos, ese apoyo, esa inspiración, eso que he tenido a mi alrededor se va a ir y parte de eso era el tener a Don Walker como compositor. Cold Chisel no era una banda pop, no era la clásica banda de radio, las canciones tenían mucha profundidad para aquello y alejarse de Don, a quien considero el mejor compositor en este país, sin excepción no iba a ser fácil. Escribí una o dos canciones por álbum y eso fue con mucha ayuda de Don y de Ian, así que de repente estaba solo, tenía que escribir algunas canciones, un álbum entero y eso fue algo terriblemente desalentador. Recuerdo estar sentado allí, esa situación que hablabas, estaba sentado con mi guitarra, y cualquiera que me escuchara con mi guitarra sabe que tengo una buena vibración pero que no soy bueno, estaba probando para empezar, yo golpeo demasiado fuerte porque soy muy agresivo, recuerdo golpearlo tratando de obtener el sonido que quería intentando pensar en algo para escribir y cada vez que lo golpeaba sonaba terrible, estaba fuera de tono, no sabía lo que estaba haciendo y estaba allí sentando pensando “me voy, no puedo hacer esto, no voy a ser tan bueno como Don Walker” ¿sabes? No puedo escribir, a la mierda. Finalmente di con algo y olvidé lo que estaba haciendo, me dejé llevar por el sonido y de repente salió. Me di cuenta de que no tenía otra oportunidad para hacerlo “Tienes que ir duro, tienes que hacerlo ahora y no puedes mirar hacia atrás. Lo vas a hacer o morirás en el intento” así que escribí esa canción, ese es básicamente el mensaje de la canción. No hay ningún segundo premio (No second prize), solo tienes una oportunidad para esto, hazlo y hazlo ahora, y así se convirtió en el primer single del álbum “Bodyswerve”.

Nick Bennett – Jimmy, hablas abiertamente sobre el alcoholismo, la adicción a los narcóticos, y luego vas a rehabilitación en Estados Unidos y alguien te lo revela “que tal vez Jimmy, eres un adicto al trabajo”.

Jimmy Barnes – Esa era una pareja de amigos, aunque no sé cómo lo supieron, pero supusieron que estaba teniendo problemas con el alcohol y las drogas incluso antes de ir a rehabilitación. Me dijeron: “oh, deberías venir a una reunión de AA y pensé “¿para qué quieres que haga eso?” Pero me convencieron de hacerlo porque me estaba desmoronando básicamente. No voy a mencionar el nombre pero había un actor famoso que también estaba en esta reunión, me llevaron a esa para que viera que hay mucha gente famosa como yo que tenía problemas. Estoy un poco indeciso se me acerco un chico y me dijo “¿Sabes cuál es tu problema?” y le conteste “No sé, no hay nada realmente importante, bebo demasiado y tomo muchas drogas, pero solo hago eso cuando trabajo, ya sabes, porque estoy bien y estoy trabajando mucho” y el tipo me dijo “¡Eres un trabajador obsesivo! (” (Risas) Y se fue, aunque no entendí muy bien la broma pero el trabajo para mí se convirtió en parte del proceso al final se trataba todo de escapar de mí mismo. Si podía escapar de pasar el tiempo mirando quién soy o mirando lo que soy, huía lo más rápido posible y lo hacía con chicas con drogas, con alcohol y con música. Con la música, podía ser lo que quisiera, podía salir corriendo y no tener que detenerme ni un minuto para mirarme a mí mismo.

Nick Bennett – Todo eso lo paraste de golpe cuando tuviste la operación a corazón abierto

 Jimmy Barnes – Sí, eso fue muchos años después sin embargo. Dejé de beber antes de eso, pero comencé de nuevo y la cirugía de corazón fue algo que me sorprendió. Recuerdo que mi padre solía decirme eso, el solía fumar cigarrillos desde que tenía 5 años, sus padres solían darle cinco Woodbine y una caja de cerillas para ir a la escuela porque en esos días no sabían que los cigarrillos eran malos y eso lo calmaría, pero mi padre era un peso pluma, campeón de boxeo en Gran Bretaña, así que desde que era muy joven entrenó muy duro, solía ​​correr unos veinticinco kilómetros por día alrededor de Escocia, así que recuerdo que me hablaba sobre su ritmo cardíaco y que era muy lento porque estaba en forma, me decía sabes que mi ritmo cardíaco es muy lento y por eso voy a vivir para siempre, luego comenzó a toser y se dio cuenta de que tenía enfisema. Siempre pensé que había heredado esto de mi padre porque solía subir al escenario a pesar de todo ¡tengo el corazón de mis padre! (Riéndose.) De repente recuerdo un día que comencé a estar más o menos jodido del corazón “Tengo que ponerme en forma” así que comencé a correr. Lo pase mal porque había fumado mucho cuando era joven y tomaba mucha droga, todo tipo de cosas, cocaína, lo que sea, y entonces pensé que me había cargado los pulmones no creía que fuera mi corazón. Fui al médico y me pusieron en una cinta de correr con una prueba de respiración, corrí unas millas y me dolió bastante, me bajé de la cinta y el médico me dijo que no pasa nada con mis pulmones, están bien, creemos que hay algo mal en tu corazón y me reí, pensaba que no era posible “tengo el corazón de mi padre”, el corazón de mi padre no puede detenerse. De todos modos ni siquiera se lo dije a Jane pero cuando ella me pregunto que me habían dicho le dije que no era nada y que estaba bien pero ella me hizo ir a ver a un cardiólogo. Me hicieron ultrasonidos, electro cardiografías y todo este tipo de cosas y literalmente pensé que me enviarían a casa pero me dijeron “tienes que someterte a una cirugía a corazón abierto”. No me lo podía creer, aparentemente era un defecto congénito, una válvula aórtica bicúspide se llama. La mayoría de las válvulas son de tres vías y se abren en dos direcciones y me las cargue a causa de los años de cocaína y el speed. Estaba cerca de la muerte y no tuve tiempo para pensar, me metieron directamente en el hospital, recuerdo caminar y caminé alrededor de la casa diciendo “adiós a los perros y los muebles”. Cuando me llevaron al servicio de urgencias para que me operaran, le di la cámara a una de las enfermeras y le dije que tomara algunas fotos, tomaron fotos de mi pecho abierto, tengo fotos de mi corazón, es de las cosas más dolorosas que recuerdo. Cuando me desperté en la UCI pensé “He muerto y voy a ir al infierno”, fue muy doloroso pero lo supere.

Nick Bennett – Jimmy ¿Como vas a promotional el libro “Working Class Man”?

Jimmy Barnes – Creo que voy a estar hablando hasta que esté ronco. Vamos a salir y vamos a hacer una serie de conversaciones en librerías, entrevistas y todo ese tipo de cosas y luego me sentaré y escribiré un guion para contar estas historias, realmente también necesitan música. La música es parte de mi vida, mientras estoy sentado al borde de un precipicio mirando hacia abajo y pensando ¿voy a saltar? puedo escuchar una banda sonora, así que la música está en todas partes en todo lo que hago, en lo bueno, lo malo y lo feo. La escucho cuando estoy discutiendo con la gente, tengo ritmo, puedo sentirlo, lo escucho cuando Jane y yo estamos en la cama, puedo escuchar el ritmo, escucho música. Cuando mis hijos están durmiendo o llorando, puedo escuchar el ritmo y la música, así que la mejor manera de contar mi historia es tener música así que probablemente haremos un espectáculo como lo hice con el anterior libro. Obviamente es un libro diferente pero será algo así, donde pondré canciones que llevarán la historia más allá. Canciones que conectarán con las emociones de lo que estoy contando. Va a ser algo difícil hablar de esto, no son los libros más felices del mundo, pero el tema es que creo que ambos libros son libros sobre la batalla y la lucha, todos luchamos pero en última instancia se trata del amor. Ya sabes, todos estamos buscando amor y ambas historias se entremezclan, el premio, el santo grial, es el amor y eso es realmente lo único que me quedo.

Nick Bennett – Un tour hablado, supongo que las canciones y las historias giraran entorno a muchos diálogos tuyos ¿verdad?

Jimmy Barnes – Sí, lo bueno del segundo libro es que muchas de estas cosas fueron vividas a la vista del público así que hay muchas grabaciones (risas), habrá muchas imágenes de mí cayéndome a pedazos y muchas celebrando también. Puedo contar una buena historia y eso que algunas de ellas están un poco atenuadas. Al igual que en el último libro, no puedes contar las historias de otras personas, solo puedes decir las tuyas así que he tenido que moderarlas un poco. Mientras que en la actuación en vivo puedo ser un poco más explícito, puedo profundizar un poco más como hice en la primera gira, Estoy deseando que llegue.

 

Traducción: Raúl Blanco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show