FIREWIND – Immortals (2017)

Discos como éste son los que hacen sentir que aunque las cosas cambian alrededor de cada uno de nosotros sigue habiendo buenas bandas de heavy metal clásico que dan lo mejor posible, y es que trabajos como este “Immortals” de Firewind dan validez a frases como el “rock nunca muere” o “el heavy no pasa de moda”, y no lo hará puesto que no lo hace. Esto que a tantos nos une es una seña de identidad y una devoción por los sonidos más duros. Aglutina a tanto público que es imposible dejar de imaginar cuántos ya mayores agitan sus cabezas cuando una guitarra fuerte y ruda suena o cuando una batería galopa a ritmos inimaginables. Esto es algo que no se condensa en un resumen corto sino que se vive y disfruta con discos como éste que tengo sonando ahora mismo.

Firewind son muy reconocidos y no vienen de ayer, no. Estos hombres son de los que se pueden considerar veteranos. A los dinosaurios del heavy les dejamos la posición más elevada para que contemplen cómo el trabajo hecho a mediados de los ochenta ha dado su fruto y que aquello por lo que tanto lucharon en esos años tiene una nueva generación que sigue sus pasos y formas. De este modo vamos a introducirnos en un disco que saca a la superficie sonora las cualidades más buscadas por un metalero cuando éste decide comprar música y gastar su tiempo en escuchar heavy metal.

Los griegos han grabado el que es su octavo disco en estudio y lo han hecho con todas las de la ley. Auténticos donde los haya, estos cinco hombres de estética típicamente heavy, aunque actual, han sacado lo mejor de ellos para dejarlo por siempre registrado en una colección de diez canciones con poso. Temas con una calidad que dan a este “Immortals” la posición que el título del disco indica. Lo que Firewind han grabado puede ser análogo a lo que por ejemplo grupos como Judas Priest hicieron en su época más consolidada y demoledora. Puede ser comparado a lo editado por Masterplan en aquellas dos primeras obras mayúsculas con las que cautivaron a unos seguidores heavies algo incrédulos al ver de nuevo cómo las guitarras rugían con una intensidad perdida u olvidada durante algunos años. Así en este contexto de presentación a la nueva producción de Firewind imagino que puedes tener claro a qué suena el grupo en este 2017. Vámonos a entrar un poco en el detalle de un disco que, si se le da la oportunidad, colmará con creces lo que se requiere en un auténtico disco de heavy metal.

La formación del grupo sigue comandada por el virtuoso guitarrista Konstantinos Karamitroudis (conocido por todos como Gus G) quien tuvo el día de su bautizo un nombre que luego se convirtió en desafío intelectual para los que intentamos llamarle por su nombre de pila. Nombre impronunciable si has nacido fuera de Grecia o si no lo practicas doscientas veces antes de intentar decirlo para no hacer el ridículo. Conozco a un amigo que lo pasa en grande con este nombre jajajaja. El puesto de cantante ha sido tomado esta vez por Henning Basse (Metalium y Sons Of Seasons) quien no es un desconocido del grupo, ya que fue la voz durante la gira del disco “Allegiance” en 2007. También fue el cantante para el último tour que Gus G realizó como solista para presentar esa maravilla titulada “Brand New Revolution” que fue editada en 2015. Además de hacerlo muy pero que muy bien, Henning Basse es un amigo del grupo, algo que da mucha más consistencia a su incorporación. Su forma de cantar encaja a la perfección con el resultado obtenido y mete a Firewind en una categoría de grupo para la que no hace falta que el cantante suba hasta el Everest, sino que siendo como es el timbre de voz bajo, puede levantar las canciones hasta donde se proponga. Me recuerda mucho al archiconocido Rob Rock (Impellitteri). El resto de la banda sigue compuesta por Petros Christo al bajo, Jo Nunez a la batería y Bob Katsionis a los teclados. Estos tres músicos siguen siendo los mismos que desde 2009 componen esta formación tan sólida y aportan al grupo una consistencia más que estudiada y trabajada.

“Immortals” está compuesto por diez canciones que se traducen en cuarenta y cinco minutos de un muy desarrollado heavy metal. Esta duración se me antoja un poco justa, aunque ahora sí que podemos adoptar y hacer válido el dicho de “lo bueno si breve dos veces bueno”. En fin que es lo que hay y no existe manera de incluir más canciones en una edición mundial que tiene estas diez composiciones y que está disponible desde el 20 de Enero. Sí que cabe la posibilidad de adquirir una edición limitada en Mediabook CD que añade un tema extra titulado “Vision Of Tomorrow”, además de un amplio libreto y tres pegatinas.… En la producción y composición del disco ha trabajado el omnipresente Dennis Ward (Pink Cream 69, Unisonic). También este reputado y versátil productor e ingeniero musical ha sido el encargado de grabar, mezclar y dar la forma final al álbum.

En lo que concierne a la idea del disco, éste fue pensado bajo un concepto histórico ambientado en la apasionante Historia Griega y se basó en las Batallas de Termópilas y Salamina acaecidas para detener las invasiones del Imperio Persa de Jerjes I durante el año 480 a.C. Para ilustrar el gran trabajo visual artístico, el grupo ha contado con el artista brasileño Gustavo Sazes, quien es un diseñador habitual para grupos como Angra, Morbid Angel, Arch Enemy, Amaranthe, y para artistas como James Labrie y el mismo Gus G en solitario.

Musicalmente hablando, el último trabajo de Firewind es un torbellino de emociones y resulta imposible despistarse mientras se escucha. A más volumen más disfrute. No hay motivo para limitar el placer que se siente al seguir las evoluciones de un guitarrista como Gus G. Sus habilidades quedan demostradas desde el primer tema y no existe interrupción para añadir detalles suyos en las canciones. Digo detalles y digo bien, porque más allá de lo exageradamente que este hombre maneja el instrumento, él no está demostrando nada ni pegando la paliza como algunos otros virtuosos hacen. Él toca como sabe y lo hace para conseguir un resultado que encaja perfectamente en la denominación de grupo. Immortals es una masterclass de heavy metal de primera fila. Es el bautizo deseado para cualquier chaval que quiera adentrarse en el inmenso mundo de los sonidos más duros y mejor descritos por medio de guitarras, bajo, batería y una potente voz. Por supuesto que es totalmente recomendable para los más aventajados oyentes de heavy metal y también para otros menos duros pero que también tienen momentos para soltarse los cuatro pelos de adulto (vamos a dejarlo ahí jajaja). Un gran disco que resulta imprescindible para los que gozamos con la música en general.

Luis Maria Catediano

Track List:

  1. Hands Of Time

  2. We Defy

  3. Ode To Leonidas

  4. Back On The Throne

  5. Live And Die By The Sword

  6. Wars Of Ages

  7. Lady Of 1000 Sorrows

  8. Immortals

  9. Warriors And Saints

  10. Rise From The Ashes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show