ECLIPSE / BIG FOOT – Crónica

ECLIPSE / BIG FOOT
Sala But, Madrid, 8 dic 2017
Crónica y fotos: Luis Mª Catediano

Súper puente en Madrid para poner la guinda a una semana que desde hace unos años marca el inicio del periodo navideño, y para comenzar el fin de semana este viernes 8 de diciembre había una nueva cita con el rock and roll en la capital española. La tarde se presentaba muy apetecible por todo lo que rodea a un concierto de este tipo. Una sala pequeña, que para mí era nueva y que debo decir me encantó, y la proximidad de los grupos a los cuales puedes sentir de verdad cuando están en el escenario. Si a todo esto le añades la gran cantidad de amigos que sueles ver, hay que pensar que existen todos los ingredientes para pasar una buen rato y que nada puede fallar.

La llamada de la selva venía de los suecos Eclipse quienes regresaban a España junto con los británicos Bigfoot. Los cuatro de Estocolmo llegaban a Madrid en su segunda parte de la gira de su exitoso “Monumentum” para comprobar si el apetito hacia el grupo continuaba insaciable y para ello lo hacían muy seguros y confiados y con un telonero que dará mucho que hablar.

Nos ponemos en situación. Eran las 19:30 h cuando llegábamos a la madrileña Sala But que está ubicada en los bajos del Teatro Barceló junto a la parada de Metro de Tribunal y muy cerca de la comercial calle Fuencarral. En la calle una larga fila de personal para acceder al local daba muestra de que esa noche allí íbamos a estar unos cuantos. Buenísima noticia teniendo en cuenta la de veces que nos vemos siempre los mismos. La Sala But es un lugar muy bien preparado para este tipo de conciertos por su capacidad, por el tamaño del escenario y por la visibilidad que del mismo se tiene desde cualquier posición. Al entrar a la sala muchas caras de amigos y todos ellos con la ilusión en la mirada por saber que en poco tiempo ese espacio libre de sonido iba a convertirse en el santuario de una ceremonia rockera de alto nivel. Empezamos !!!

BIGFOOT

Los británicos llegaban a España precedidos de dos EPs y de un último cd de larga duración titulado “Bigfoot” que está siendo una de las grandes revelaciones este año 2017 desde su reciente edición en Octubre por el sello Frontiers Records.

Bigfoot proceden de Wigan y son cinco jóvenes músicos que forman como lo hacen las clásicas bandas de hard rock. Esto es, cantante, dos guitarras, bajo y batería. Voy a nombrarles como se merecen. Son Antony Ellis (voz), Sam Millar y Mick McCullagh (guitarras), Matt Avery (bajo) y Tom Aspinall (batería).

Salieron al escenario de la But con muchas ganas y desde el inicio de su actuación dejaron muy evidente que saben lo que hacen y que lo ejecutan con mucha solvencia y clase. Lo hicieron rotundos y poderosos con uno de los mejores temas de su último disco. “Tell Me a Lie” fue la canción elegida para abrir su show y para la puesta de largo ante un público reunido que conocía bien el tema. El sonido perfecto, con mucha pegada y muy bien definido. Cada instrumento sonaba con la claridad que se necesita cuando el estilo es el hard rock y los decibelios tienen ya una cierta importancia y presencia.

Bigfoot sonaban frescos y potentes, limpios y poderosos, y la puesta en escena era seria y profesional, con unos movimientos pausados y serenos por parte de todos los músicos a excepción del cantante, quien llevaba un chute de adrenalina y mando con el que conseguía la atención de una audiencia sorprendida de ver tanta calidad en un grupo telonero tan joven. Antony Ellis lo hacía bien interpretando fuerte y potente los temas y llevándose al público de lado a lado con sus gestos. Los guitarras sencillamente efectivos y muy, pero que muy rockeros y dejando solos de auténticos profesionales. El bajista y el batería ideales para el concepto de banda que son Bigfoot y para crear un soporte a un grupo con un estilo muy en la línea de los buenos Guns N’ Roses.

Estuvieron unos cuarenta y cinco minutos encima del escenario y tuvieron la noche de cara desde el principio y su actuación fue sensacional. Consiguieron dejar un gran sabor de boca a un público que no cabe duda entendía lo que había presenciado. Muy recomendables y me da que entrarán dentro del cartel del próximo festival Frontiers 2018. Sin duda un buen momento para que el grupo demuestre sus importantes dotes.

Setlist

  1. Tell me a lie
  2. Run
  3. Uninvited
  4. Freak Show
  5. Forever alone
  6. Bitkiller
  7. Blame it on the dog
  8. The fear

ECLIPSE

Como bien dijo Erik Martensson en una de sus charlas hacia el público presente, la relación de amor hacia Madrid nació hace casi cinco años cuando ellos tocaron por primera vez en la capital. Fue el 18 de Mayo de 2013 y ese momento supuso para la escena rockera española el descubrimiento de uno de esos grupos que son para retener en la memoria para siempre. Unos amigos amantes de la música y de los conciertos en vivo, integrantes de la promotora llamada LIVE4AOR apostaron por traer en fecha única a los suecos a la capital española. Hasta ese momento Eclipse habían lanzado “The Truth and Little More” (2001), “Second to None” (2004) y “Are You Ready to Rock” (2008), y se encontraban en una situación dulce promocionando su aclamado “Bleed & Scream” de 2012. Después de esa actuación en la desaparecida Sala Rockitchen todo han sido piropos para un grupo que no ha dejado de crecer hasta convertirse en uno de los referentes en la escena musical rockera internacional.

Atrás han quedado dos geniales personas y músicos que estuvieron tocando en Madrid aquella fantástica noche de 2013. Fueron el batería Robban Bäck y el teclista Johan Berlin (este último sigue unido en estudio al grupo), aunque para muchos nostálgicos ellos siempre serán parte de la estampa más emotiva de los queridos Eclipse. Desde aquel año 2013 la banda ha venido a España cada año y hasta en dos ocasiones, algo bajo mi punto de vista algo excesivo y que me consta debe frenarse un poco para que el hambre hacia lo bueno no se convierta en algo tan fácil que resulte previsible y falto de interés.

Esta introducción viene a contener el leitmotiv de lo que Eclipse y Madrid significa en ambos sentidos y recíprocamente. La sonoridad de los nombres de Erik Martensson y Magnus Henriksson, como principales figuras del grupo, es tal que hace que sus personas sean queridas de una manera muy especial por un público que tiene admiración por quién y cómo son encima y fuera del escenario.

Vamos a lo que ocurrió esta noche en la Sala But….

Eran las 21:00 h cuando las luces se apagaron y comenzó a sonar la intro de temas clásicos rockeros cortados a pocos segundos y que calientan al público. De repente la figura del batería Philip Crusner se alzaba encima de su máquina de hacer ritmos. La expectación crecía en unos asistentes que sabíamos del nivel de concierto que íbamos a presenciar. Así de este modo, entre colores negros y fucsias daba comienzo el show de Eclipse, la banda más en forma bajo mi punto de vista, con la canción “Vertigo” que sonó atronadora con una batería y una guitarra, la de Magnus Henriksson, sencillamente matadoras. Allí saltó a escena el incombustible Erik Martensson quien no paró de saludar y dar la mano a las primeras filas, mientras entonaba las estrofas iniciales del tema que abre también el que es hasta el momento su último disco “Monumentum”. Mágicos y eléctricos a 400 V los Eclipse estaban petando desde el primer momento una entregada audiencia que estaba atrapada y enganchada por la banda sueca. Sin pausa enlazaron con “Bleed & Scream” que resultó ser el mejor antídoto ante cualquier atisbo de duda de las intenciones de unos enchufadísimos artistas. Siguieron con “The Storm” para confirmar que con solamente tres canciones y escasamente doce minutos los Eclipse habían puesto patas arriba la Sala But que sufría de un sonido demasiado alto por varios motivos que me parece justo analizar. Lo haré más tarde. Ahora toca seguir con el relato del show.

El grupo dispone de material como para tocar tres horas y hacerlo de forma holgada y sin necesidad de meter canciones relleno o solos aburridos que exclusivamente sacian el hambre a los músicos que puedan estar entre el público. Por esto Eclipse nos regalaron de seguido “Wake me up” y “Jaded” con una interpretación espectacular de Magnus Henriksson, y otro temazo de su último disco que fue “Hurt”. Aquí llegó un poco la pausa a un concierto que estaba siendo frenético y muy directo con canciones todas ellas de single. Tocaron el ya clásico “How to mend a broken heart” de su tercer disco “Are You Ready to Rock”. Con esto nos fuimos a un solo de batería demasiado orquestado para mi gusto pero que no fue pesado. Regresaron con “SOS” y nos metimos en la parte acústica del show donde todos abrimos bien nuestros ojos y alma para escuchar “Battlegrounds”, “The Downfall Of Eden” y la guinda de un contento Erik Martensson que quiso gozar con el recuerdo de unos de esos temas que erizan la piel a cualquier seguidor de Eclipse que fue “Wide Open”. A estas alturas los “I love you” o “Fucking unbelievable” de Erik eran la mejor demostración de que lo que he indicado al inicio es muy real y auténtico.

Magnus Henriksson hizo un solo de guitarra que comenzó con el sonido tan peculiar y clásico de los acordes que Juan Valdivia compuso para el tema “La Herida” de Héroes del Silencio. Un detalle que viene a decir que las grandes canciones son siempre valoradas y reconocidas también por músicos años después de su composición. Héroes Forever….

El show tuvo momentos intensos y muy duros, musicalmente hablando con los temas “Black Rain” y de gran aceleración con “Blood Enemies”, “Stand on Your Feet”, “I Don’t Wanna Say I’m Sorry” y “Never Look Back” pero sobre todo lo que predominó fue el gran espíritu de comunión entre los asistentes y las banda, y la clara evidencia de que Eclipse tiene un repertorio que para sí quisiesen muchos otros grupos más afamados.

Para finalizar debo decir porque es mi opinión y así lo pienso que el grupo tiene mucho más dentro de sí como para que abusen tanto de apoyos constantes de grabados que no hacen más que enturbiar unas canciones que valen mucho tal y como son. No se puede saturar el oído con grabados llenos de compresores y con unos elevados niveles de grabes constantes. Eso es romper la magia que supone disfrutar de unas guitarras bien puestas o de un bajo y batería bien cuadrados como es el caso de Eclipse. Que el sonido fue excesivamente alto y que no por subir mucho el volumen el público disfruta más. No en este caso donde los temas tienen tanto que decir y su composición es excelsa y su interpretación debe contener toda la esencia de canciones de nivel tal elevado.

Por lo demás, el concierto de Bigfoot y Eclipse fue una gozada que siempre será recordado por lo que tuvimos el placer y privilegio de asistir. Ahora a esperar el próximo Eclipse que será ???

Setlist

  1. Vertigo
  2. Bleed & Scream
  3. Wake me up
  4. Jaded
  5. Hurt
  6. How to mend a broken heart
  7. Solo bateria
  8. SOS
  9. Battlegrounds
  10. The down of Eden
  11. Black Rain
  12. Blood enemies
  13. Stand on your feet
  14. I don’t wanna say I’m sorry
  15. Never look back

 

Pincha en las imagenes para ampliar tamaño

 


 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show