DEMONS & WIZARDS – III (2020) Review

Prólogo.

Demons & Wizards. O lo que es lo mismo, Jon Schaffer y Hansi Kürsch. Dos personajes y dos bandas como Iced Earth y Blind Guardian sin los que sería imposible explicar el Heavy Metal en los últimos 30 años. Dos auténticos iconos de la música que a mi me da la vida.

Personalmente soy más de Iced Earth que de Blind Guardian, sobretodo en la actualidad. Para mí los americanos están prácticamente en el mejor momento de su carrera. En cambio Blind Guardian me interesan bastante menos ahora mismo, aunque evidentemente discos como Imaginations From The Other Side (1995), Nightfall In Middle-Earth (1998) e incluso A Night At The Opera (2002) me parecen obras casi perfectas e imprescindibles en cualquier colección de música que se precie.

Pasados casi quince años desde la salida de Touched By The Crimson King, los dos músicos se volvieron a reunir en 2019 para preparar este tercer disco. Ya el pasado verano pudimos ver a la formación tocando en festivales por toda Europa, incluyendo su visita al Rock Fest de Barcelona, donde dejaron un buen sabor de boca, aunque yo no vi su actuación (la verdad es que no recuerdo por qué).

Reconozco que los dos primeros discos de esta pareja nunca me dijeron gran cosa. Están en la estantería cogiendo polvo y jamás han salido de ahí una vez pasados los primeros días tras la compra. Siempre me parecieron discos con alguna gran canción, Fiddler On The Green por ejemplo, pero que en general no estaban a la altura de lo esperado.
Las expectativas vuelven a ser grandes después de anticipar la salida del disco desde hace casi un año, y tras las primeras escuchas, este III pinta algo diferente.
Vamos a analizarlo con un poco más de detalle.

Los músicos.

Aparte de Schaffer y Kürsch, el primer nombre que llama la atención es el del legendario productor americano Jim Morris, responsable de grabaciones tan míticas como el Sound Of Perseverance de Death, el fastuoso debut de los Control Denied de Chuck Schuldiner o varios de los primeros discos de bandas como Savatage, Jag Panzer, los propios Iced Earth, y de tantas y tantas bandas de Death Metal de la zona de Florida (Deicide, Obituary o los antes mencionados Death, entre otras).
Como en los dos discos anteriores Jim Morris participa como guitarrista, formando parte de los coros y por supuesto poniendo al servicio de la banda sus estudios Morrisound Recording de Florida.
El resto de músicos que intervienen en la grabación son el virtuoso guitarrista de Witherfall y Iced Earth, Jake Dreyer. El batería Brent Smedley, también componente de Iced Earth. Y el veterano bajista Ruben Drake, que ya participó en el otro proyecto paralelo de Jon Schaffer, Sons Of Liberty.

Las canciones.

El disco se inicia con la fenomenal «Diabolic«. Una canción que habla de la eterna lucha entre el mal y el bien ‒cambio el orden habitual de la frase deliberadamente pues la historia está contada desde el punto de vista del mal‒, y que recuerda musicalmente en todo, desde el lento inicio, a los posteriores ritmos de guitarra tan propios de Jon Schaffer, pasando por la batería de Brent Smedley, a cualquier tema de los más largos y épicos de la carrera de Iced Earth.
Invincible” deja de lado la energía inicial y es un medio tiempo que recuerda a las grandes bandas de Rock Clásico de los años 70. Algo a lo que siempre fueron aficionados Demons & Wizards.
La caña y los guitarrazos de Schaffer retornan de la mano de “Wolves In Winter”. Excelente y enérgico tema.
Final Warning” resulta de nuevo menos directa y tiene pasajes que recuerdan bastante a los Iron Maiden más “progresivos” de los últimos tiempos. Banda de la que, por cierto, Schaffer nunca ha disimulado ser un gran admirador.
Con “Timeless Spirit” volvemos a las guitarras acústicas y tranquilas, y de nuevo al Rock Clásico de décadas pasadas. Es un tema lento y de ritmo pesado que va subiendo de intensidad durante los 9 minutos que dura, pero sin llegar a acelerar del todo en ningún momento.
Las siguientes tres canciones son fantásticas. 

Empezamos este trío con “Dark Side Of Her Majesty”. De inicio se establece una especie de diálogo entre la voz principal de Hansi Kürsch y el coro de voces que contesta y reafirma las estrofas cantadas por el alemán. A partir de los 2 minutos y medio la canción da un giro dramático para terminar de forma inmejorable otra vez con ese diálogo entre el coro clásico y la voz de Hansi.
La primera canción que de verdad llamó mi atención la primera vez que escuché el disco fue “Midas Disease”, donde cambiamos de tercio nuevamente para tratar una temática más mundana, como son los telepredicadores americanos, y para adentrarnos en sonidos mucho más hard rockeros. Tanto por las guitarras, que en palabras del propio Schaffer pretenden ser un homenaje al fallecido Malcolm Young, como por la voz de Kürsch, que se asemeja aquí increíblemente a la de Blackie Lawless (W.A.S.P.).
New Dawn” cierra este trío de grandes temas con lo más parecido a un estribillo convencional que vamos a encontrar en este disco (descontando el tema anterior) y que al final de la canción se repite varias veces para acabar por todo lo alto. 

Universal Truth” se aparta un poco de lo escuchado hasta ahora y vira hacia tesituras algo más modernas. A mí me suena parecido a lo que hacen Queensrÿche en la actualidad.
En cambio “Split” tiene continuos e incontables cambios de ritmo. Esta vez es el gran King Diamond quien me viene a la cabeza.
El disco se cierra con la extensa, más de 10 minutos, “Children Of Cain”. Una historia sobre un mundo distópico y que es una especie de amalgama de todo lo escuchado anteriormente. Con partes lentas basadas en guitarras sin distorsión, una parte central donde las guitarras afiladas ganan protagonismo, para volver de nuevo a las guitarras limpias del principio.


En resumen:

“III” no es un disco fácil de escuchar, ni mucho menos. Es de esos discos en los que el tópico que requiere varias escuchas para cogerle el gusto es completamente cierto. Pero por fin creo que Demons & Wizards han conseguido grabar un trabajo acorde a las expectativas creadas.
“III” es un álbum variado, complejo y oscuro. Con canciones más cañeras mezcladas con otras más tranquilas (yo sin duda prefiero las cañeras), e infinidad de detalles interesantes que demuestran que es un disco hecho con mucho mimo y profesionalidad. 

Por lo menos 4 ó 5 de los temas son realmente brillantes. Diabolic, Wolves In Winter, Dark Side Of Her Majesty, Midas Disease y New Dawn me parecen los puntos fuertes de momento.
Las guitarras rítmicas de Schaffer están a la altura y la particular voz de Hansi Kürsch se nos muestra en plena forma. Quizás haya echado de menos algún solo de guitarra más de los que Jake Dreyer es un auténtico especialista (lo ha demostrado sobradamente en sus otras bandas y tocando en directo. Doy fe de ello). Pero este no es un disco enfocado a la melodía o al virtuosismo, sino más bien a crear una atmósfera densa y oscura que nos introduzca de pleno en el complejo universo creado por los señores Schaffer y Kürsch.

El disco ha sido grabado en los estudios Independence Hall ‒propiedad de Jon Schaffer‒, en los Twilight Hall de Alemania ‒propiedad de Hansi Kürsch‒,  y en los Morrisound Recording Studios de Tampa ‒propiedad de los hermanos Morris‒, con la ayuda de los ingenieros Charlie Bauerfeind (Helloween, Blind Guardian, Saxon…), Tommy Geiger (Helloween, Blind Guardian, Avantasia…), Joost van den Broek (teclista y productor de Ayreon), y por supuesto Jim Morris.

A la venta el viernes 21 de febrero en todos los formatos físicos y digitales imaginables. Incluyendo ediciones en vinilo con portadas de colores diferentes (gris, rojo, azul y verde) y de venta cada una de ellas exclusivamente en determinadas tiendas de las que no voy a hacer publicidad pero que todos conoceréis. Una auténtica ruina para los coleccionistas!!!


RATE/NOTA: 8/10

Alberto Lozano.
https://www.facebook.com/alberto.lozano.750

 

 

Tracklist:

01- Diabolic
02- Invincible
03- Wolves In Winter
04- Final Warning
05- Timeless Spirit
06- Dark Side Of Her Majesty
07- Midas Disease
08- New Dawn
09- Universal Truth
10- Split
11- Children Of Cain

Line-Up:
Hansi Kürsch – voz y coros
Jon Schaffer – guitarra eléctrica, guitarra acústica, bajo, mandolina, teclados y coros
Músicos invitados:
Brent Smedley – batería
Jim Morris – guitarras adicionales y coros
Jake Dreyer – guitarras adicionales
Ruben Drake – bajo
Thomas Hackman, Olaf Senkbeil, John Jaycee Cuipers, Zakery Alexander, Jeff Brant, Todd Plant, Jerome Mazza – coros
PA’dam Chamber Choir – coro clásico

Comments are closed.